Seguinos en

En Vivo

System Of A Down en GEBA: Hombres y engranajes

Publicado

el

Armenios metaleros. Pese a que no cuaja con el modelo clásico del Heavy Metal, à la Iron Maiden, el sonido de System Of A Down (SOAD) tiene una fuerte raigambre metálica, con tintes de nü metal, hard-rock y hasta sonoridades arábigas propias de la genética armenia que une a los cuatro integrantes del grupo. Todo esto se despedaza por mil partes arriba de cada escenario que pisan desde 1994 cuando comenzaron como una banda juvenil sin rumbo aparente hasta que el éxito de Toxicity (2001) los catapultó a las primeras planas de los canales de música y rankings mundiales. Aunque su último disco de estudio tiene ya diez años, Hypnotize (2005), nunca dejaron de tocar. Ayer miércoles fue el turno de su visita a la Argentina y el club GEBA fue el escenario de un recital de casi dos horas de duración en donde repasaron gran parte de su discografía. 30 canciones y muchas al hilo, en clave punk, que evidenciaron que pese a no entrar hace tiempo en los estudios, SOAD es una banda que sigue vigente.

A las 21.25, luego de que Deftones rompiera el hielo de la noche a puro metal oscuro, SOAD sale al escenario y el público se vuelve loco. Incluso mujeres, símil believers, enrojecen sus gargantas gritando por Serje Tankian, voz cantante, como si fuera un ídolo teen. “I-E-A-I-A-I-O” abrió el setlist, desatando el primer pogo furioso de la noche. Todos coreaban como hipnotizados, como un trance dispuesto por la guitarra vertiginosa de Daron Malakian, el bajo slappeado y denso de Shavo Odadjian y la batería a doble bombo desenfrenada de John Dolmayan. Con un Serje movedizo, vestido muy casual de jean y campera canguro, la banda daba lo mejor de sí: una maquinaria de engranajes bien aceitados que se lucían pese a algunas imperfecciones sonoras del estadio. Cada tanto pasaba un tren, por la vía lindante del San Martín, y quedaba enmudecido por la ametralladora de SOAD que luego siguió con “Suite-Pee” y “Attack”, de su último disco.

SOAD canta en primera persona del plural (“nosotros”), como si fueran portavoces de un malestar social que convierten en música. Por momentos destilan odio y disconformidad y, por otros, esperanza. Malakian toma la voz principal en más de un tema y se luce. No desentona al lado de Tankian quien también es un eximio cantante, pasando de registro barítono a tenor con mucha facilidad. Da gritos guturales bien propios del género para luego crear voces hiper-agudas que podrían ser sacadas de un dibujo animado. Toxicity, su disco emblema, suena casi entero. Momentos de arpegios y prolijidad vocal fusionada con acordes rabiosos en “ATWA” o velocidad de guitarra/bajo/batería casi hardcore-punk en “Needles”. “Prison Song” se corea junto a los más grandes hits de la banda:“Chop Suey” y el tema que da nombre al disco (con Chino Moreno de Deftones en voz). Más de uno saca su celular para inmortalizar el momento. Generación 3.0.

Tankian relojea. Mira su reloj pulsera dos veces en diferentes momentos del show e intenta disimular el gesto. ¿Tiene miedo de no cumplir con el tiempo pactado? ¿Se quiere ir? Al menos eso último no parece mientras exige su garganta al extremo en “Psycho” y Malakian muestra otra vez sus dotes de cantante en “Lost In Hollywood” y “Lonely Day”. Cada tanto Tankian se cuelga la guitarra, eléctrica y acústica, o toquetea un sintetizador. Sin embargo, se lo ve, la mayor parte del tiempo libre de instrumentos, abocado al canto e interactuando con el público que no para de corear. De pronto, Malakian inicia un feliz cumpleaños (Happy birthday to you!) para Shavo. Este, gordo, pelado, con apariencia de un hiphopero rudo del Bronx, se tapa la cara con su gorra, ruborizado, mientras todo el estadio lo saluda por su natalicio. Los gigantes también tienen sentimientos.

Cerca del final, a las 23 pasadas, suena “Vicinity of Obsenity”, una joya del último disco que tiene momentos bien pesados y otros casi de candombe, exponiendo esa peculiar mezcla que distingue a SOAD del resto de las bandas del género. Sus raíces cumplen un rol central a lo largo de su obra tanto en sus letras, muchas de ellas contestatarias y comprometidas, como en la experimentación musical. “Forest”, de Toxicity, es casi como un tema de Pantera, pesado y oscuro junto a la voz distintiva de Tankian. “Cigaro” fue otro de los hits que se hizo desear para los fanáticos pero llega casi al cierre, con esa batería incesante y los dos bombos de Dolmayan sacando chispas. Casi a la medianoche, “Sugar” cierra el setlist del segundo acto de SOAD en la Argentina (su última visita había sido en 2011). Una letra ácida, contestataria, y un ritmo ecléctico, con la guitarra de Malakian llevando las riendas del tema que pone fin la noche y deja a la audiencia más que conforme, expresando su opinión en gritos y aplausos incesantes.

Dolmayan revolea sus baquetas (ocho en total) mientras el público evacúa GEBA sede Jorge Newbery aún masticando lo vivido. SOAD dio muestras de un potencial sonoro casi maquinal, sin frenos; demostrando que su animalidad esta viva. Hombres y engranajes que conviven en un ensamble musical que, bajo el paradigma de lo pesado, juegan a correr los límites de géneros todo el tiempo de forma natural. Mientras tanto, la gente huye en búsqueda de una escapatoria. Muchos se debaten entre la resignación en una eterna fila de colectivo o la estafa de un taxista que pretende cobrarles el viaje al triple de su valor. Otros hombres. Otros engranajes.

Fotos: Tomás Correa Arce

[post_view]

Continuar Leyendo
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Vivo

Aurora Home Festival: el evento virtual que le dio un giro artístico a la pandemia.

Publicado

el

Por

El festival virtual tendrá lugar el 18, 19 y 20 de julio. Alojará artistas de todo el mundo en distintos escenarios y experiencias activas.

La pandemia desnudó la crítica situación que viven algunos de nuestros artistas preferidos. La imposibilidad de asistir a shows y festivales generó una parate en la comunidad artística que ninguna red social podrá reemplazar.

Por suerte, y mientras tanto se vive el confinamiento en Buenos Aires, hay propuestas para paliar la situación: Aurora Home Festival es un evento virtual que busca reinventar el consumo de música en vivo.

Basado en la idea de identificarse con los festivales en espacios físicos, Aurora propone una experiencia sensorial activa por parte del asistente. Con distintas áreas y escenarios, la propuesta no es sólo sentarse y mirar un streaming, sino involucrarse, recorrer distintos espacios 2.0 y conocer gente. Sí, ¡como los festivales reales!

Aurora Home Festival es producto de artistas y emprendedores independiente que se acercaron a la idea de recaudar dinero a raíz de la paralización de la industria musical. En el 2018 tuvo su versión en la provincia de Mendoza, al pie de la Cordillera de Los Andes.

El 18, 19 y 20 de julio Aurora albergará a artistas de todos los géneros y nacionalidades: Estados Unidos, México, Holanda, Alemania, Arabia Saudita, Colombia, Chile, entre otros.

Para comprar entradas podés hacerlo a través de su sitio web. Allí vas a encontrar información sobre los distintos escenarios, charlas, workshops y puntos de interés en el festival virtual.

Continuar Leyendo

En Vivo

Radiohead publicará esta semana el show de San Pablo en 2018.

Publicado

el

Por

Desde el comienzo de la pandemia y en línea con las diferentes “liberaciones” de películas, series y archivos, Radiohead decidió lanzar algunos shows históricos de su carrera de manera semanal.

Entre ellos estaban el que realizaron en el Club Ciudad de Buenos Aires en 2009 (podés leer la crítica de Ultrabrit acá), otro más reciente en el Lollapalooza Berlin, y hasta sesiones en el estudio de diferentes álbumes como In Rainbows y The King of Limbs.

El turno de esta semana es para el show que dieron en San Pablo, Brasil. Más específicamente en el Allianz Parque donde el club Palmeiras hace de local.

Se trata de un recital muy parecido al que los argentinos pudimos ver ese mismo año. Con un repertorio parecido, con algunas canciones históricas y otras de A Moon Shaped Pool, disco motivo de la gira latinoamericana.

Se podrá ver el show desde las 18hs (horario argentino) por YouTube:

Continuar Leyendo

En Vivo

Ultrabrit revive el primer show de Radiohead en Argentina

Publicado

el

Por

2009 fue el año de otra pandemia. Una que quedó en el recuerdo como algo anecdótico y sin mayores complicaciones. En comparación con la situación que vivimos actualmente todo parecía bastante más tierno. Si miramos atrás no es que nos reímos pero casi. La palabra ‘cuarentena’ sólo la refería a las mujeres luego de un parto y el distanciamiento social no era más que la suspensión de clases durante dos semanas. Las redes sociales no estaban tan insertas en nuestra vida diaria y si bien era fácil enviar un mensaje, no existía lo viral.

Dos meses antes de la paranoia colectiva Radiohead visitó Argentina por primera vez. Después de tantos años de espera, 36.000 personas se reunieron en el club Ciudad de Buenos Aires en el marco del Quilmes Rock. De esa multitud seguramente algunos, una generación más grande, se movilizaron para ver exclusivamente a Kraftwerk por tercera vez en Argentina. La banda alemana anticiparía el show de la británica y no viceversa, ante la sorpresa de algunos.

La realidad es que Radiohead ya arrastraba varios años de una carrera impresionante y establecida. Desde su disco debut Pablo Honey hasta el más reciente In Rainbows, la banda lograba innovar musicalmente disco a disco. In Rainbows (2007) lo había hecho por partida doble: no solo era un disco que todavía estaba muy fresco en la memoria por su singular sonido sino también por la estrategia de venta del mismo, que terminó marcándole la cancha a grandes discográficas.

El frío de una noche de otoño porteña se contrarrestó inmediatamente por los acordes de 15 step, que también inauguraba In Rainbows dos años antes. Y si bien ese era el disco a presentar durante la gira, los fans en Buenos Aires estaban ansiosos por algunas canciones de los primeros trabajos. Airbag, de OK Computer, sonó para saciar esa necesidad en lo que estaba siendo un show más que prolijo.

Radiohead Setlist Quilmes Rock 2009 2009, In Rainbows

El setlist recorrió canciones de casi todos los discos, con In Rainbows siempre de por medio. La atmósfera creada por la iluminación de tubos encajaba perfectamente con las cajas de ritmos y guitarras y arpegios de cuerdas tan típicas.

Un instante del recital quedó curiosamente grabado como un gif en loop. Varios fans en Internet descubrieron más tarde que mientras la banda tocaba Weird Fishes/Arpeggiun proyectil (algunos aseguran un zapato pero imposible saberlo) impactó en la cabeza de Yorke.

Si el zapatazo fue de las primeras cosas que se mencionaban para hablar del primer show de Radiohead en Argentina, lo segundo fue la dedicatoria de Ed O’Brien en How to Disappear Completely. El show casualmente se dio un 24 de marzo, conmemorando un nuevo aniversario por el Día de la Memoria y es por eso que el guitarrista de Radiohead recordó a las víctimas del último golpe de estado para luego dar paso a los sintetizadores del track incluido en Kid A.

Para el primer encore del show, supimos ver grandes momentos como Pyramid Song, con Yorke en piano y Greenwood cabizbajo tocando la guitarra con un arco de violín. Previamente habían entonado las estrofas de The National Anthem en un show de luces no apto para epilépticos.

También jugaron con las ondas de radio AM de la Ciudad de Buenos Aires y las hicieron sonar en pleno show, un recurso con el que venían experimentando bastante seguido (lo hicieron también en su segunda visita al país años más tarde). [Ver minuto 44:40]

Yorke se movía por el escenario como lo haría años más tarde para el video de Lotus Flower, la canción de Radiohead incluída en The King of Limbs.

Entre la primera y segunda salida del escenario, Radiohead desplegó su capacidad técnica como nunca antes en el show: una exquisita e histérica versión electroacústica de Paranoid Android dejó vibrando a todos durante los siguientes 15 minutos, hasta hacerlo nuevamente pero esta vez gracias a Planet Telex. 

Minutos mas tarde, para el encore número tres, Yorke llenó al Club Ciudad de Buenos Aires de cantos mágicos en cámara lenta durante Go Slowly. Acto seguido eleva su registro vocal con 2+2=5 construyendo una distopía en vivo.

Cuando todo parecía terminado, la banda inglesa volvió a salir para concluir el show con Creep, tal vez su éxito más grande aunque amado y odiado en partes iguales. Poco les importa a los detractores de track, ya que vivieron más de dos horas y cuarto de uno de los mejores recitales de la banda en el último tiempo.

 

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS