Seguinos en

En Vivo

Slipknot en GEBA: Cuando el heavy metal admite caretas

Publicado

el

Es curioso que la introducción al show de Slipknot sea “Running with the Devil” de Van Halen, un ícono del hard rock de los 70, porque es mucho lo que le deben a aquellos referentes. Aunque bandas como Kiss, o Alice Cooper, ya lo inventaron todo cuando se trata de parafernalia y alusiones demoníacas, Slipknot rebautizó el shock-rock en el tercer milenio con nueve máscaras terroríficas que convierte en su sello personal y ha escalado muchísimo desde sus inicios en 1995.

Un tradicional telón rojo, poco visto en el Estadio GEBA, da la bienvenida a un espectáculo más teatral que musical, o cuanto mucho, con ambas cualidades definitivamente indivisibles.

La cabeza de una cabra satánica enmarcada por dos lienzos que exhiben la contratapa del último disco .5: The Gray Chapter (que muestra una persona, probablemente mujer, con un disfraz de esqueleto), ofician de entrada al infierno. Sobre la suerte de escalera que conduce a ese portal,  la batería, una de las dos piezas fundamentales en los engranajes de Slipknot, se encuentra en el centro. La voz Corey Taylor, es, claro, la segunda pieza clave.

“Sarcastrophe”, “The Heretic Anthem” y “Psychosocial” conforman el primer bloque. Una seguidilla de piezas enérgicas, con el sentimiento agresivo de la vieja escuela, que justifican la presencia de 9 músicos en un escenario y el eterno rechazo de la formación típica del género. Se disponen de forma simétrica, todos visibles, con sus diferencias y sus individualidades. Los percusionistas sobre plataformas levadizas a cada extremo, los guitarristas más hacia el centro, el bajista un poco hacia atrás (uno de los dos nuevos miembros que, según el líder del clan, todavía no se gana su puesto definitivo). Más atrás y más arriba, DJ y tecladista encuentran su sitio.

Aunque cada uno de ellos hace valer su propio papel, Taylor no necesita de una posición destacada, ni una máscara colorida, para erigirse como el anfitrión carismático de la velada. Entre inglés y español, anuncia los distintos capítulos con una alegría que se contrapone al tópico maligno de la escenografía y se las ingenia para ser absolutamente expresivo aún con el rostro cubierto. Aunque su voz ya no incursiona tanto en su costado más gutural, cuenta con el soporte de los percusionistas Shawn Crahan (el Payaso) y Chris Fehn (Pinocho), que la refuerzan cuando es necesario. Cuando se trata de fraseos limpios, sin embargo, los resuelve con sorpresiva proyección y nitidez.

El show oscila entre la gravísima oscuridad de “The Devil In I”, “Vermilion” y “Killpop” -que no subrayan del todo el perfectísimo doble pedal de Jay Weinberg-, y los feroces raptos de “Duality” y “Spit It Out”, sin prescindir de algunas piezas fundamentales como “Wait And Bleed” y “Before I Forget”, que cerraron para siempre las puertas de los antros metaleros y abrieron las del estadio que escupe llamas.

El gran final promete, en boca de Taylor, un pronto regreso a la Argentina. “People = Shit” y “Surfacing”, dan a los fanáticos de antaño la vacuna que mantiene viva a la enfermedad del heavy metal, que sin duda así consideran los seguidores de Katy Perry desde la vereda de en frente, mientras salen de ese otro show en el Hipódromo. Dos cuadras más adelante, un chárter con un cartel blanco en letras negras exhibe los nombres “SLIPKNOT / KATY PERRY”. Al fin y al cabo, no era más que una actuación.

Fotos: Tomás Correa Arce

[post_view]

Continuar Leyendo
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Vivo

Otra vez sopa: Glastonbury 2021 cancelado nuevamente

De la esperanza de comenzar un nuevo año a la desilusión de tener que cancelar Glastonbury nuevamente. Los detalles.

Publicado

el

Por

Luego de lo que fue un año muy difìcil para la economía mundial, aún peor es la situación que vive la industria musical. Es el segundo año consecutivo que la pandemia por el Covid-19 no permite realizar actos en vivo, entre ellos el mítico festival de Glastonbury.

En lo que se preveía que podría ser un año con mejores noticias en lo que se refería al brote de la pandemia, la noticia de la cancelación caló profundo, aunque era algo que era de esperarse.

Michael y Emily Eavis, creadores del festival, anunciaron en Twitter: “Con gran pesar, debemos anunciar que el Festival de Glastonbury de este año no se llevará a cabo y que será otro año de hiato obligatorio para nosotros. Las entradas para este año se transferirán al próximo año. Michael y Emily”.

Así como ocurrió el año pasado, quienes abonaron el ticket podrán pedir un reembolso o bien asegurar el dinero para el festival del 2022, cuyas fechas están anunciadas desde el día 22 de junio hasta 26 de junio (2022).

Los headliners que participarían de esta edición recientemente cancelada eran Taylor Swift, Paul McCartney, Kendrick Lamar y Diana Ross.

Se estima que los costos del parate de la industria musical en vivo son más de 7.700 millones de dólares, monto que este mismo rubro aportó a la economía británica en 2019.

Continuar Leyendo

En Vivo

Gorillaz y una máquina de canciones llamada Damon Albarn

Publicado

el

20 años atrás una banda se presentó ante el mundo como “la primera banda virtual de la historia” y aterrizó así, casi haciéndonos creer que estaba recién llegada del futuro. Pero no. La realidad es que la mente detrás de semejante proyecto audiovisual, creativo y siempre vigente es la de Damon Albarn, que junto con su dupla Jamie Hewlett presentó este año su disco número 7 al frente de Gorillaz, un grupo de músicos animados, cada uno con nombre, personalidad propia y un mundo fantástico que sigue narrándose incansablemente y cada vez en más formatos. 

Song Machine: Strange Timez, cuenta con la colaboración de una larga lista de músicos como Sir Elton John, Beck, Robert Smith, Tony Allen, St. Vincent, Peter Hooks, entre otros muchos más. El disco es el primero en presentarse con un formato de episodios del que conocimos su primera temporada en octubre de este año.

En conversación con medios de Latinoamérica, Damon Albarn contó que los primeros 5 episodios se realizaron de manera presencial con cada uno de los artistas y que el resto de los temas que forman parte del disco se trabajaron vía zoom en un ida y vuelta hasta que se llegó al resultado final: “Todas las canciones tienen su historia y creo que eso es finalmente lo lindo de hacer música: nunca sabes dónde van a terminar, qué va a hacer cada quién y ahí está la magia de todo esto” 

Asegurando no haber planeado este disco, le comentó al medio Chileno La Tercera que ya tiene material para lo que será la segunda temporada de Song machine y que no puede esperar a grabarla: “Siempre nuestra idea es meternos en algo que no sabemos cómo va a terminar. Y ha sido muy bueno no tener un plan, porque ese es el mejor plan que puedes tener.”

El álbum también cuenta con su programa de radio en Apple Music.

Además, y casi sin dar detalles, comentó que ya tienen un acuerdo con Netflix para la producción de la película de Gorillaz y que se concretará luego de publicarse la segunda temporada de Song Machine.

A la gran historia de Gorillaz se le suma la publicación del libro Almanac, una colección de arte nunca antes vista sobre la banda que incluye juegos y una tira de cómic protagonizada por 2D, Noodle, Murdoc Niccals y Russel Hobbes.

Gorillaz y todo lo que toca Damon Albarn siempre sorprende. Por la rapidez para actuar que lo caracteriza y por su capacidad de adaptación a lo que se le presente. Sorprende por su avidez para innovar y por expresar a través de estos personajes lo que piensa y cree. Esta vez titula a un disco (y una canción) como Strange Timez en un año tumultuoso, de mucha incertidumbre en todos los ámbitos y con letras que hasta hablan de cuestionarse la existencia. 

Da la sensación de que no está presente en el mundo que tenemos hoy. Al contrario.   Se adapta, sigue, mira para adelante y se aferra al poder que tiene de seguir creando y se divierte contando que Jamie Hewlett se espanta ante el ritmo que tiene para crear sus canciones y que no le queda otra que pisar el freno y esperar un poco para seguir. Y una “máquina” de canciones simboliza a la perfección el talento y sus ganas de seguir aportando en la historia de la música posmoderna.

Comprometido con su rol como una de las figuras más influyentes no deja de hacer un llamado a ser el cambio y a resistir ante las decisiones gubernamentales que puedan afectar negativamente al mundo del arte y la creatividad: “Resistan. Sean el cambio y resistan”.

En un año en el que jamás imaginaríamos que los escenarios iban a volverse virtuales, Gorillaz se presentará en vivo y vía streaming con dos shows pensados y ajustados a cada zona horaria el próximo 12 y 13 de diciembre. Éstas serán sus dos únicas presentaciones en este 2020 que, además de todo lo que tuvo para enseñarnos, sigue esforzándose en entregarnos buenas noticias. 

Tickets: https://gorillazlivenow.com/ 

Continuar Leyendo

En Vivo

Miranda! cierra el ciclo Renault Drive In con un show “a lo autocine”

Publicado

el

Por

Luego del exitoso ciclo Renault Drive In donde participaron músicos y comediantes, los organizadores del evento anunciaron la incorporación de Miranda! al line-up.

Miranda! se presentará el próximo 6 de noviembre a las 19:30hs en el complejo Autocine de Mandarine Park, donde el Drive In se venía realizando desde octubre. La capacidad del complejo es de 183 vehículos, que podrán alojar hasta cuatro personas por coche.

La banda de Ale Sergi y Juliana Gattas se suma a Los Pericos, Massacre, Estelares y Richard Coleman como las bandas que formaron parte del ciclo, quienes dieron shows en la modalidad presencial, pero con los asistentes dentro de su auto. También habían participado comediantes como Peto Menahem, Sebastián Wainraich y Dalia Gutmann.

Miranda! es una de las bandas que estuvo en mayor actividad durante la pandemia: realizaron dos exitosos shows por streaming donde recorrieron toda su discografía. La experiencia del auto cine promete un reencuentro cara a cara con los fans para tocar sus obras más conocidas.

Drive In tendrá lugar en el estacionamiento de Mandarine Park, una playa que posee espacio para 183 autos, donde en cada vehículo podrán llevar hasta cuatro personas. Al igual que en un concierto tradicional, habrá un escenario de más de 20 metros con pantalla HD incluida y antena para sincronizar el sonido del show con la radio FM del auto.

También el predio contará con un servicio de comidas y bebidas para pedir desde el mismo vehículo, ya que el evento se realizará bajo un protocolo dictaminado por el Ministerio de Salud.

Las entradas pueden adquirirse en Ticketek para ver el show en el complejo, o bien por Arena Ticket para seguirlo por streaming.

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS