Seguinos en

Discos

Massive Attack: Blue Lines o cómo crear la alquimia musical definitiva

Un disco debut que marcó un antes y después en la música y sigue sonando fresco e innovador.

Publicado

el

Un disco debut que marcó un antes y después en la música y sigue sonando fresco e innovador.

El año 1991 fue uno de los mejores del siglo XX en materia de producciones discográficas. Desde discos que hicieron un crossover mundial y llegaron a sonar hasta debajo de las piedras, como Nevermind, Metallica, Out of Time o Diamonds and Pearls, hasta obras maestras de culto que las futuras generaciones revisitarían una y otra vez, como Screamadelica, The Low End Theory, Loveless o Bandwagonesque. Fue un año de grandes debuts, caso de Blur con Leisure, Pearl Jam con Ten o Saint Etienne con Foxbase Alpha. Pero hubo un primer álbum que fue capaz de partir aguas y hasta de crear un nuevo género musical, un disco que se convirtió en clásico apenas se lanzó y uno de los últimos grandes impactos musicales que salieron desde la cultura underground para conquistar el mundo mainstream. Se trata del debut de Massive Attack, el magistral Blue Lines.

Provenientes del sound system The Wild Bunch, un colectivo musical de los 80 que albergó en sus líneas a figuras que una década más tarde marcarían la agenda de la cultura musical inglesa, como Nelle Hooper, Adrian “Tricky” Thaws, Claude “Willie Wee” Williams, Andrew “Mushroom” Vowles, Grantley “Daddy G” Marshall y Robert “3D” Del Naja. Estos tres últimos, núcleo creativo de aquel Massive Attack de principios de los 90 (Mushroom dejaría la banda luego de su tercer disco, Mezzanine).

Con dos singles arrolladores como “Daydreaming” y “Unfinished Sympathy”, que anticiparon la salida del disco y generaron muchas expectativas, los muchachos de Bristol pusieron definitivamente en el mapa musical a su ciudad con el lanzamiento de Blue Lines. Un álbum que logró un sonido nuevo a base de una combinación de géneros nunca antes escuchada. Mezclaron de manera innovadora soul, jazz, hip hop, reggae, dub, rhythm and blues, funk, rock, electrónica y cuanto otro género musical con raíces negras se vengan a la mente, para crear ese bicho de laboratorio conocido como trip hop, abrirle paso a bandas como Portishead, Morcheeba y Zero 7 e influir a artistas como Björk y Air.

El comienzo del disco da cuenta de la filosofía arqueológica del grupo con el sample de la línea oscura de bajo y el pattern de batería de “Stratus”, un tema de jazz fusión de Billy Cobham, para la creación de “Safe from Harm”, track que cuenta con el potente timbre de voz de Shara Nelson. La cosa se pone retorcida en “One Love”, entre el canto malvado de Horace Andy y el scratching incesante que arremete entre bocanadas de humo.

Para el tema que da título al álbum, Robert Del Naja, Daddy G y Tricky rapean con susurros sobre la base sampleada de “Sneakin’ in the Back”, de Tom Scott & The L.A. Express. Otro hallazgo, como lo es el fino soul de “Be Thankful for What You’ve Got”, cover de William DeVaughn interpretado elegantemente por la voz de Tony Bryan. Cool, muy cool.

Como su tìtulo lo indica, “Five Man Army” es un ejército de voces compuesto por 3D, Daddy G, Horace Andy, Tricky y Claude “Willie Wee” Williams, que batallan entre sí con un flow que parece provenir de las cavernas. En “Unfinished Sympathy” y “Lately” nuevamente Shara Nelson muestra su caudal vocal sobre una base de percusión hipnótica y un funk cadencioso y sexy, quien además comparte protagonismo con las rimas rapeadas de Tricky, Del Naja y Daddy G en “Daydreaming”. Sonidos narcóticos y selváticos.

El final es con “Hymn of the Big Wheel”, y toda la espiritualidad de Horace Andy y Neneh Cherry, quien fue clave para que Massive Attack se junte en el estudio y grabe su primer disco. Ese que marcó una gran línea azul y dividió a la historia de la música moderna en dos. Un álbum que mezcló con la precisión y paciencia de un alquimista los diferentes ingredientes sonoros del siglo XX para crear una obra que sigue sonando nueva e innovadora hasta el día de hoy.

[post_view]

Continuar Leyendo
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Discos

PJ Harvey anuncia documental y la reedición de un clásico

Publicado

el

Por

A Dog Called Money, el documental sobre PJ Harvey realizado por Seamus Murphy se estrenerá finalmente el 7 de diciembre de manera online. El film documenta el proceso creativo de la artista británica en 2016, cuando grabó el disco The Hope Six Demolition Project.

También hoy jueves 3 de diciembre, Harvey anunció que lanzará una reedición especial de su clásico álbum de 1998 Is this Desire? en vinilo. En este caso el lanzamiento está programado para enero del 2021 y saldrá junto a un par de demos de canciones del disco.

Se trata del segundo álbum de PJ Harvey que se reedita, siendo el primero Dance Hall at Louse Point, del año 1996.

PJ Harvey A Dog Called Money

Continuar Leyendo

Discos

(What’s the story) Morning Glory?: el soundtrack de una generación

El segundo álbum de Oasis celebra 25 años

Publicado

el

A mediados de 1994, Oasis movía el tablero del rock inglés de la mano de Definitely maybe, su álbum debut. Frente a una repercusión que parecía imbatible, un año más tarde, los Gallagher demostraban que podían superarse a sí mismos con (What’s the story) Morning glory? Así, el 2 de octubre de 1995 nacía el disco más arrasador de la banda, que duplicó el éxito de su antecesor con 30 millones de copias vendidas en todo el mundo.

En abril de 1995, Oasis se calzaba otra vez los instrumentos y rompía el silencio con Some might say. Casi cinco meses antes del estreno de su nuevo material, los mancunianos liberaban un adelanto más que prometedor y con el cual consiguieron posicionarse por primera vez en el puesto número uno de las listas del Reino Unido. El video, dirigido por Stuart Fryer, retoma imágenes de los clips de Supersonic y de Cigarettes & alcohol, singles de Definitely maybe.

En agosto de ese año, Roll with it fue la mecha que encendió La batalla del britpop. Del otro lado del ring, se paraba Country house de Blur. Con una estrategia fríamente calculada, la banda de Damon Albarn adelantó la fecha de su lanzamiento para competir cara a cara con los Gallagher. Si bien logró que su sencillo se ubicara en el puesto número 1 del UK Singles Chart y que el tema de Oasis se llevara la medalla de plata, (What’s the story) Morning glory? revolucionó los rankings con sus descomunales ventas. El video captura una presentación en vivo del grupo mientras Liam le pone voz a una letra que destila efervescencia juvenil por sus poros.

Morning glory llegó en septiembre. El track, que le toma parte del nombre prestado al disco, avanza a puro pulso rockero. En una ciudad iluminada por un cielo naranja, el clip retrata a la banda en la habitación de un edificio por cuyo ascensor desfilan unos peculiares sujetos. La adoración beatle se filtra en la frase “El mañana nunca sabe lo que no se sabe hoy”, inspirada en el tema Tomorrow never knows.

En octubre, ya con el álbum en las calles, Wonderwall fue elegido como el cuarto corte de difusión. Los acordes iniciales son la puerta de entrada a cuatro minutos y medio que encierran a un himno que no sabe envejecer. Un enorme galpón, un vinilo con el sello de Oasis, algunos personajes circenses, anteojos y cortes de pelo con estilo beatlero fueron suficientes para darle vida a uno de los clips más paradigmáticos de la década de los ’90.  El sencillo obtuvo el puesto número dos del UK Singles Chart y fue galardonado con un Brit Award en 1996 por “Mejor video británico.”

Noel decidió ponerse al frente del micrófono en Don’t look back in anger. El tema irrumpió en febrero de 1996 y se ganó un lugar irremplazable en el corazón de los fans de Oasis. Con un estribillo extremadamente pegadizo y un guiño a John Lennon y Yoko Ono en la línea que dice “Así que empiezo una revolución desde mi cama”, la revista XFM le otorgó el segundo puesto de las 100 mejores canciones británicas de la historia. El video se rodó en Pasadena y cuenta con la actuación de Patrick Macnee -estrella de la serie Los vengadores– quien encarna al chofer que transporta a la banda a una mansión. El hit, que es uno de los más esperados y coreados en los shows, se resignificó en 2017 luego del atentado en el Manchester Arena. La premisa de “No mirar atrás con enfado” convocó a la multitud a cantarla en St Ann’s Square como muestra de unión ante la tragedia.

Champagne supernova fue el último single editado en mayo. La pista abre con un sonido acuático que la envuelve en un loop de tranquilidad, graficado por su video psicodélico. Catalogado como uno de los temas favoritos de los seguidores y dueño de un solo de guitarra con marca registrada, el mayor de los Gallagher admitió que no tiene en claro qué sentido quiso darle a la letra pero que podría vincularse con la reencarnación. En Estados Unidos, alcanzó el lugar número 1 del Billboard Modern Rock Tracks.

La fotografía que ilustra la tapa del álbum se tomó en Berwick Street, calle del Soho londinense. La zona fue elegida porque, en aquel entonces, explotaba de disquerías. Los hombres que se cruzan mientras caminan son el DJ Sean Rowley y Brian Cannon, diseñador de la portada. A lo lejos, se asoma Owen Morris -productor del disco- con una copia en la mano. Reproducir ese instante que la cámara congeló un cuarto de siglo atrás es el reto de todos los fanáticos que viajan a la capital inglesa.

En 1996, Oasis pisó a fondo el acelerador con destino directo a dos picos de su carrera: los conciertos masivos en el Knebworth Park y el MTV Unplugged, este último comandado íntegramente por Noel. El combustible que lo hizo posible fue (What’s the story) Morning glory?, premiado ese mismo año con un Brit Award por “Mejor álbum británico.” En 2010, los Gallagher ajustaron su corona con otro Brit Award por “Mejor álbum de los últimos 30 años.” Con esta mítica colección de doce canciones, los ingleses estrenaban el título de rockstars cumpliendo su mayor capricho: que el planeta palpite al ritmo del más extraordinario britpop.

Continuar Leyendo

Discos

Oasis anuncia remasterizaciones y contenido oficial para celebrar los 25 años de What’s the Story…

Publicado

el

Por

El 2020 es el año del 25° aniversario del mítico ‘(What’s The Story) Morning Glory?’ y Oasis tiene preparado una serie de festejos para conmemorar al álbum.

El próximo 2 de octubre, la banda mancuniana anunció que actualizarán el contenido en YouTube. Por ejemplo, Wonderwall, Don’t Look Back in Anger, Some Might Say, Roll With It, Morning Glory y Champagne Supernova serán remasterizados en cuanto a audio y video y serán versiones de mejor calidad.

También anunciaron merchandising que se venderá en los links de la descripción de cada video. Serán remeras con estilo vintage de la época con diferentes diseños de logos y portadas de la banda.

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS