Seguinos en

Especiales

Mañana en el Luna Park: THE CULT, la bestia que cambia de piel

El derrotero de The Cult como banda es un canto a la perseverancia. Largo e irregular, digno de admiración…

Publicado

el

El derrotero de The Cult como banda es un canto a la perseverancia. Largo e irregular, digno de admiración en especial para todos aquellos que morimos por un sabio maridaje de buenas melodías, una efectiva distorsión y el aporte de un frontman que cante con el alma. Los archivos cuentan que sus dos columnas históricas confluyeron en el norte de Inglaterra a principios de los 80’s, luego de ir haciendo camino cada uno por su lado durante un tiempo. Un joven Billy Duffy (Manchester, 1961), buen amigo de Johnny Marr en la violenta Manchester de Maggie Thatcher, compartió filas con el Morrissey pre-Smiths allá por 1981 cuando armaron The Nosebleeds, banda fugaz que no dejó a su paso ninguna huella ni logro destacable. Por su parte, el turbado Ian Astbury (Chesire, 1962), con un abuso sexual a cuestas como tormenta personal  y volviendo a Inglaterra luego de vivir unos cuantos años en Canadá, fascinado por la cultura norteamericana y con una marcada obsesión por los indios Red Skin, buscaba poder vertir todo ese pastiche emocional en un proyecto musical nuevo que lo contuviese.

No es la idea repasar de forma wikipedística los más de 35 años de carrera de estos dos filosos personajes, pero si ponderar el loable trabajo de haber podido condensar su química personal y sus demonios en un grupo tan cambiante, y sobrevivir a sostenerlo. Han marcado generaciones enteras serpenteando entre la iniciática oscuridad post punk de Southern Death Cult, el prometedor debut Dreamtime (Beggars Banquet, 1984); la psicodelia hitera de su disco Love (BB, 1985); con la pared de riffs zeppelinescos en el indispensable Electric (BB, 1987, producido por el mesías Rick Rubin); y ya bien metidos en la era MTV en su coqueteo con el mainstream con los grandilocuentes y desparejos Sonic Temple (BB, 1989, con Bob Rock en las consolas) y Ceremony (BB, 1991). Más tarde, mutando hacia el crossover del rock con bases electrónicas, con el homónimo The Cult (BB, 1994) y tras unos años de separación Beyond Good And Evil (Atlantic Records, 2001), podríamos decir que cerraron una etapa para meterse en una nueva, marcada por una suerte de trilogía de nuevos aires.

the-cult-05

Volviendo a los orígenes, el violento y poco amable Born Into This (Roadrunner Records, 2007, producido por Youth), abrió una nueva era para Astbury y Duffy. Desparejo como casi siempre, el disco no defrauda pero se queda a mitad de camino derrapando en una segunda parte previsible y algo falta de melodías. Pero vale pena la aproximación, ya que lo podríamos calificar como un típico LP de transición: luego de mucho tiempo los muestra con una formación semi estable que acompaña a los dos líderes compositivos hasta estos días, con Chris Wyse en bajo (en la banda desde mediados de los 90’s) y la consolidación del machacante John Tempesta en batería, complementando musical y personalmente a dos tipos tan prolíficos como caóticos. Con cierto equilibrio aparente, en los años venideros The Cult facturaría dos sucesivos discazos: Choice Of Weapon (Cooking Vinyl, 2012, producido nuevamente por Bob Rock), está a la altura de aquél furioso Electric, con peligrosos tracks cargados de 10.000 voltios (“A Pale Horse”, “The Wolf”, “For The Animals”, “Lucifer”, el conmovedor baladon “Life>Death”), que mezclan lo mejor de William Duffy como fabricante de riffs, con toda la lava todavía encendida del volcán Astbury, quien no sólo luce lo curtida que está su espectacular voz, tan arenosa como impactante, sino que también da cuenta de tantos años de ruta en la letra del impetuoso tema increscendo que cierra el disco, “This Night In The City Forever”.

Capítulo aparte para Hidden City (Cooking Vinyl, 2016, otra vez con la contundencia reflejada en el sonido final a cargo de Bob Rock), un gran disco de hard rock que destila modernidad y que se jacta de mostrar con cierto carácter lúdico como la siguen rockeando estos dos veteranos inoxidables. Se destacan sobre el resto las bestiales “GOAT” y “Avalanche Of Light”, los singles adelanto “Hinterland” y “Dark Energy”, las gemas“No Love Lost” y “Dance The Night“.

the-cult-02

Lo cierto es que tras pasar por Rosario, Mendoza y Córdoba, semejante banda recala mañana en Buenos Aires por sexta vez, a 26 años de su primer aterrizaje en la capital argentina, allá cuando en 1991 desplegaron todo su poder en la cancha de River presentando Ceremony con los desaparecidos Los Guarros como banda soporte. Muchos años pasaron, canas, tatuajes y cicatrices, discos que consolidaron su leyenda. Y hoy como aditamento, con el anticipo velado por el propio Ian Astbury en plena gira latinoamericana, quien adelantó que separarán la banda estable a fines de la misma para encarar la continuidad de The Cult bajo otro formato. Quien sabrá la forma que adquirirá la bestia en esta nueva mutación. Las pieles que se van cambiando, como siempre desde 1983, acrecentando la leyenda del brioso guitarrista mancuniano y de uno de los vocalistas más impetuosos de la historia del rock. Lo que vendrá es una incógnita y será motivo de otro análisis. Por lo pronto, mañana en directo, en el Luna Park.

 

TOP 5 DISCOS DE THE CULT

[post_view]

Continuar Leyendo
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cultura

Chris Stein de Blondie lanza una imperdible exhibición fotográfica online

Publicado

el

Por

Chris Stein es responsable de co-fundar Blondie, la mítica banda new-wave; donde fue pareja y mano derecha artística de Debbie Harry. Casualmente es también quien retrató como nadie a la carismática blonda neoyorquina.

Stein lanzó su carrera fotográfica en simultáneo a su carrera como guitarrista. En 1973 conoció a Debbie y fundaron Blondie, en una asociación que rebosaba tanto artística como estéticamente.

A través del lente de Stein, se puede recorrer gran parte de lo que fue la escena punk y new-wave durante la década del 70. Algo particular del fotógrafo es que también forma parte de esa corriente, en una semblanza inusual entre objeto y sujeto.

Para recordar el trabajo de Stein, The Music Photo Gallery está desarrollando una exhibición digital que aborda el trabajo fotográfico del norteamericano. La muestra ya está disponible para visitar online en el sitio de la compañía.

The Music Photo Gallery está dirigida por el argentino Sebastián Alderete, quien representa a Chris Stein y otros artistas de la escena. La compañía es responsable de exhibiciones en el país tales como “John Lennon, sus años en Nueva York” (2017), “Bowie by Mick Rock” (2017), “Ramones & GBGBs” (2018), entre otras.

El título de la muestra no podría ser de otra manera que “ME, NEW YORK CITY AND THE PUNK SCENE”, ya que si algo encontraremos en los retratos de Stein es una metrópolis cargada del espiritu punk rock de la época.

Entre las más destacadas, los visitantes encontrarán a Debbie Harry, como nadie pudo retratarla, pero también a David Bowie, Andy Warhol, los Ramones, Joan Jett y hasta un aniñado Anthony Kiedis.

Continuar Leyendo

Cultura

Los trabajos más recordados de Phil Spector a lo largo de su carrera como productor

Publicado

el

Por

Phil Spector murió a los 81 años el pasado 16 de enero por una falla respiratoria a raíz de sus complicaciones con el Covid-19. Sus útlimos años los pasó preso en la carcel de Stockton, California condenado por asesinar a una mujer en el año 2003.

Su legado musical quedó marcado luego de haber tenido grandes éxitos en la década del sesenta junto a The Beatles, The Beach Boys, Leonard Cohen, The Ronettes, entre otros. Aquí recorreremos los puntos claves de su labor como productor junto a diferentes bandas y solistas.

Be My Baby – The Ronettes

Tras pasar de sello en sello, The Ronettes cayó en Phillies Records, la discográfica de un joven Phil Spector asumió el rol de productor y letrista. El primer gran hit fue Be My Baby, co-escrita por Spector.

La canción fue la que inauguró el característico sonido del difunto productor, creando una canción en forma de capas y donde el registro vocal de las tres Ronettes marcó la diferencia.

River Deep Mountain High – Ike & Tina Turner

En un nuevo trabajo junto a un grupo de mujeres, Spector tomó el desafío de combinar la voz de Tina Turner junto a un veloz arreglo de cuerdas. Si bien el resultado comercial no fue el esperado, el tema sí marcó el futuro de la carrera del productor y la vocalista también.

Let It Be – The Beatles

A fines de los años sesenta, Phil Spector recibió una noticia agridulce: lo bueno era que iba a trabajar con uno de los grupos más grandes e influyentes de la historia de la música. La mala es que debió hacerlo después de que ellos se separen, arreglando Get Back, las sesiones que los Beatles abandonaron antes de finalizar las grabaciones.

Aún así, el trabajo de Spector dio grandísimos resultados comerciales y artísticos, a pesar de algunas críticas de la época. Su buena labor lo llevó a trabajar con los ex-Beatles de manera individual.

Plastic Ono Band – John Lennon

Luego de producir el último trabajo de The Beatles por expreso pedido de Lennon, la asociacion Lennon-Spector se reencontró en el trabajo más ambicioso e importante del ex-vocalista beatle.

El track que mejor resume la combinación de ambos es Instant Karma! donde crearon una canción poderosa y elevada, que quedó como unos de los temas más reconocidos de Lennon en su etapa post-Beatles.

End of the Century – Ramones

Johnny Ramone creció escuchando música durante la década del 60, por lo tanto tenía un enorme respeto por Phil Spector. Cuando le llegó la oportunidad de trabajar con el productor, no lo dudó.

A pesar de que fueron sesiones traumáticas para todos, el trabajo de los Ramones en End of The Century está seguramente dentro de su top 5. Eran épocas en que Spector desarrolló una fuerte personalidad y actitudes paranoicamente meticulosas, por lo que las grabaciones del álbum se demoraron bastante más de lo planeado.

Continuar Leyendo

Discos

Oasis anuncia remasterizaciones y contenido oficial para celebrar los 25 años de What’s the Story…

Publicado

el

Por

El 2020 es el año del 25° aniversario del mítico ‘(What’s The Story) Morning Glory?’ y Oasis tiene preparado una serie de festejos para conmemorar al álbum.

El próximo 2 de octubre, la banda mancuniana anunció que actualizarán el contenido en YouTube. Por ejemplo, Wonderwall, Don’t Look Back in Anger, Some Might Say, Roll With It, Morning Glory y Champagne Supernova serán remasterizados en cuanto a audio y video y serán versiones de mejor calidad.

También anunciaron merchandising que se venderá en los links de la descripción de cada video. Serán remeras con estilo vintage de la época con diferentes diseños de logos y portadas de la banda.

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS