Seguinos en

En Vivo

Gorillaz en el Festival BUE: las fantasías animadas se hicieron realidad

La banda de Damon Albarn saldó su deuda con el público argentino y dio para el recuerdo antes de la tormenta.

Publicado

el

Foto Portada: Gentileza Festival BUE (Tomás Correa Arce)

La banda de Damon Albarn saldó su deuda con el público argentino y dio para el recuerdo antes de la tormenta.

Si en los 90 describía la decadencia de la sociedad de consumo y el neoliberalismo, y la angustia previa al cambio de siglo lo volvía un hombre cínico y desesperanzado en canciones como “The Universal” o “End of a Century”, ya entrados los 2000, viviendo las primeras experiencias de la paternidad y con Blur resquebrajándose, Damon Albarn decidió encarar, junto al historietista Jamie Hewlett, un proyecto tan ambicioso como inusual: una banda de dibujos animados. Gorillaz en sus comienzos fue un reflejo fiel de aquellos primeros turbulentos años del nuevo milenio, una mirada crítica y burlona que ridiculizada a la cultura de MTV y hacía del vacío existencial el combustible perfecto para crear las canciones post apocalípticas características de la banda, que en esa época se presentaba detrás de una pantalla que proyectaba a los cuatro antihéroes: 2-D, Murdoc, Noodle y Russel.

En el presente, Damon ya no se refugia detrás de sus personajes animados, sino que se pone de frente al público y con la ayuda de sus amigos de carne y hueso, como los De La Soul, Vince Staples y hasta Jehnny Beth, cantante de Savages, brinda un show cargado de canciones que se han convertido en himnos para esa generación etiquetada como “millennial”.

Damon Albarn (Gorillaz) - Foto: Gentileza Festival BUE (Elias Mendez)

Damon Albarn (Gorillaz) – Foto: Gentileza Festival BUE (Elias Mendez)

“Hellooo! Hellooo! Is anyone there?”, fue el grito desesperado que se escuchó cuando la noche empezaba a ganarle a la tarde del sábado en Tecnópolis. “M1 A1” metió de lleno al público en el mundo de Gorillaz y Albarn, con su guitarra eléctrica, demostró que los monitos también rockean. De inmediato “Last Living Souls”, del célebre Demon Days, puso a todos a corear que “somos las últimas almas sobrevieintes” a través de una melodía de pianito juguetón. Secundado por una banda de lujo (Seye Adelekan en bajo; Mike Smith y Jesse Hackett en teclados; Gabriel Wallace y Karl Vanden Bossche en batería y percusión; Jeff Wootton, con un look muy The Clash, en guitarra; y seis coristas que agigantaban las canciones para que lleguen hasta al último espectador presente), Damon manejó la escena como un director de orquesta (o quizás un coreógrafo), dando muestra de sus aptitudes teatrales en cada gesto y movimiento, sabiendo cuándo ir al frente y ser protagonista o cuando delegar para que los demás se luzcan. Todo bajo control.

De cierto aire jamaiquino en “Rhinestone Eyes” se pasó al trip hop callejero, groovero y narcótico de “Tomorrow Comes Today”, uno de los grandes temas del debut de los primates, ese que también tiene “19-2000”, la siguiente en el setlist y mega hit mundial que hasta su videoclip fue parodiado por Videomatch. La delirante “Superfast Jellyfish” significó que Dave y Posdnuos, de De La Soul, se pongan a rapear y sean los primeros de los varios invitados al micrófono, porque todos quieren estar arriba del escenario con Damon. Lo que siguió fue uno de los mejores momentos del show y algo para guardar en el recuerdo. El segmento melancólico y melódico de  “On Melancholy Hill” y “El Mañana” fue sublime y demostró que Albarn está entre los mejores compositores de su generación. Mediante un lamento agridulce, sabe perfectamente cómo transmitir la música que está dentro de su cabeza: sonidos de cuerdas, armonías vocales y un par de notas de piano bastaron para pintar un cuadro hermoso y devastador.

Gorillaz - Foto: Gentileza Festival BUE (Leandro Frutos)

Gorillaz – Foto: Gentileza Festival BUE (Leandro Frutos)

“Saturnz Barz” dio comienzo al pasaje Humanz, el disco más reciente de Gorillaz, con la voz de Popcaan replicada en la pantalla de fondo. El siguiente invitado fue Vince Staples –que durante la tarde se había presentado en ese mismo escenario– para hacerse cargo del vértigo de “Ascension”, un tema que tuvo al palo al público y logró que el concierto levante en temperatura. La cosa se puso más cool y relajada en “Strobelite” (con Peven Everett dándolo todo en la voz) y “Andromeda”, dos temas en clave disco futurista. En “Sex Murder Party” se hicieron dueños del momento Jamie Principle, leyenda de la escena house de Chicago, y Zebra Katz, quien desfiló con movimientos felinos e interactuó cara a cara con la gente. Sensualidad a flor de piel para una de las partes más intensas del recital. La tensión se disipó con la exhalación adolescente de “Punk”, tema que junto a “M1 A1” podrían ser parte de una continuación de la discografía de Blur.

Michelle Ndegwa, una de las coristas de la banda, pasó al frente para cantar el final de “Kids With Guns” y dejar maravillados a muchos con su capacidad vocal. Nuevamente Damon hace jugar a todos y cada uno tiene su momento de gloria. Everett regresó para interpretar la muy celebrada “Stylo”, poniéndose en la piel Bobby Womack luego del rapeo grabado de Mos Def, en un viaje por la autobahn guiados por las huellas de Afrika Bambaataa. Antes de los bises tocaron “Plastic Beach” y “We Got the Power”, esta última con la participación especial de Jehnny Beth, quien encendió a la audiencia en un breve crowd surfing.

Damon Albarn (Gorillaz) - Foto: Gentileza Festival BUE (Elias Mendez)

Damon Albarn (Gorillaz) – Foto: Gentileza Festival BUE (Leandro Frutos)

Sobre el final arremetieron con la oriental “Hong Kong” y “Feel Good Inc.”, esta vez con los tres De La Soul y la carcajada macabra de Maseo. Tuvieron tiempo de bromear en medio del tema con Albarn y dar muestra de que todavía conservan un flow explosivo. Pero eso no fue todo, obviamente no se iban a retirar sin tocar su máximo éxito, ese que los hizo famoso por todo el globo. Damon tomó su melódica para la inconfundible melodía de ultratumba de “Clint Eastwood” y alertó que “the future is coming on!”, antes del rapeo Del the Funky Homosapien encarnado por el espíritu dibujado de Del tha Ghost Rapper en pantalla.

Bajo un cielo amenazante por los relámpagos y la tormenta que se aproximaba, el cierre quedó en manos del tándem “Don’t Get Lost in Heaven” / “Demon Days”, un mantra gospel que ha Damon Albarn le ha servido para exorcizar demonios desde la época de “Tender”. Comunión, celebración y la satisfacción de haber saldado una deuda de años. Las fantasías animada se hicieron realidad, “that’s all folks!”

Además de música, el día 2 del festival BUE ofreció distintos puntos de entretenimiento para hacer la previa a Gorillaz, entre ellos se destacó el espacio Motorola donde había mesas de ping pong, metegol y diversos juegos tecnológicos para que los fanaticos disfruten mientras esperan que toque su banda preferida.

Seguinos en Instagram y mirá las fotos y vídeos que sacamos con el nuevo Moto Z2 Play y su divertida cámara 360.

[post_view]

Continuar Leyendo
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Vivo

Gorillaz y una máquina de canciones llamada Damon Albarn

Publicado

el

20 años atrás una banda se presentó ante el mundo como “la primera banda virtual de la historia” y aterrizó así, casi haciéndonos creer que estaba recién llegada del futuro. Pero no. La realidad es que la mente detrás de semejante proyecto audiovisual, creativo y siempre vigente es la de Damon Albarn, que junto con su dupla Jamie Hewlett presentó este año su disco número 7 al frente de Gorillaz, un grupo de músicos animados, cada uno con nombre, personalidad propia y un mundo fantástico que sigue narrándose incansablemente y cada vez en más formatos. 

Song Machine: Strange Timez, cuenta con la colaboración de una larga lista de músicos como Sir Elton John, Beck, Robert Smith, Tony Allen, St. Vincent, Peter Hooks, entre otros muchos más. El disco es el primero en presentarse con un formato de episodios del que conocimos su primera temporada en octubre de este año.

En conversación con medios de Latinoamérica, Damon Albarn contó que los primeros 5 episodios se realizaron de manera presencial con cada uno de los artistas y que el resto de los temas que forman parte del disco se trabajaron vía zoom en un ida y vuelta hasta que se llegó al resultado final: “Todas las canciones tienen su historia y creo que eso es finalmente lo lindo de hacer música: nunca sabes dónde van a terminar, qué va a hacer cada quién y ahí está la magia de todo esto” 

Asegurando no haber planeado este disco, le comentó al medio Chileno La Tercera que ya tiene material para lo que será la segunda temporada de Song machine y que no puede esperar a grabarla: “Siempre nuestra idea es meternos en algo que no sabemos cómo va a terminar. Y ha sido muy bueno no tener un plan, porque ese es el mejor plan que puedes tener.”

El álbum también cuenta con su programa de radio en Apple Music.

Además, y casi sin dar detalles, comentó que ya tienen un acuerdo con Netflix para la producción de la película de Gorillaz y que se concretará luego de publicarse la segunda temporada de Song Machine.

A la gran historia de Gorillaz se le suma la publicación del libro Almanac, una colección de arte nunca antes vista sobre la banda que incluye juegos y una tira de cómic protagonizada por 2D, Noodle, Murdoc Niccals y Russel Hobbes.

Gorillaz y todo lo que toca Damon Albarn siempre sorprende. Por la rapidez para actuar que lo caracteriza y por su capacidad de adaptación a lo que se le presente. Sorprende por su avidez para innovar y por expresar a través de estos personajes lo que piensa y cree. Esta vez titula a un disco (y una canción) como Strange Timez en un año tumultuoso, de mucha incertidumbre en todos los ámbitos y con letras que hasta hablan de cuestionarse la existencia. 

Da la sensación de que no está presente en el mundo que tenemos hoy. Al contrario.   Se adapta, sigue, mira para adelante y se aferra al poder que tiene de seguir creando y se divierte contando que Jamie Hewlett se espanta ante el ritmo que tiene para crear sus canciones y que no le queda otra que pisar el freno y esperar un poco para seguir. Y una “máquina” de canciones simboliza a la perfección el talento y sus ganas de seguir aportando en la historia de la música posmoderna.

Comprometido con su rol como una de las figuras más influyentes no deja de hacer un llamado a ser el cambio y a resistir ante las decisiones gubernamentales que puedan afectar negativamente al mundo del arte y la creatividad: “Resistan. Sean el cambio y resistan”.

En un año en el que jamás imaginaríamos que los escenarios iban a volverse virtuales, Gorillaz se presentará en vivo y vía streaming con dos shows pensados y ajustados a cada zona horaria el próximo 12 y 13 de diciembre. Éstas serán sus dos únicas presentaciones en este 2020 que, además de todo lo que tuvo para enseñarnos, sigue esforzándose en entregarnos buenas noticias. 

Tickets: https://gorillazlivenow.com/ 

Continuar Leyendo

En Vivo

Miranda! cierra el ciclo Renault Drive In con un show “a lo autocine”

Publicado

el

Por

Luego del exitoso ciclo Renault Drive In donde participaron músicos y comediantes, los organizadores del evento anunciaron la incorporación de Miranda! al line-up.

Miranda! se presentará el próximo 6 de noviembre a las 19:30hs en el complejo Autocine de Mandarine Park, donde el Drive In se venía realizando desde octubre. La capacidad del complejo es de 183 vehículos, que podrán alojar hasta cuatro personas por coche.

La banda de Ale Sergi y Juliana Gattas se suma a Los Pericos, Massacre, Estelares y Richard Coleman como las bandas que formaron parte del ciclo, quienes dieron shows en la modalidad presencial, pero con los asistentes dentro de su auto. También habían participado comediantes como Peto Menahem, Sebastián Wainraich y Dalia Gutmann.

Miranda! es una de las bandas que estuvo en mayor actividad durante la pandemia: realizaron dos exitosos shows por streaming donde recorrieron toda su discografía. La experiencia del auto cine promete un reencuentro cara a cara con los fans para tocar sus obras más conocidas.

Drive In tendrá lugar en el estacionamiento de Mandarine Park, una playa que posee espacio para 183 autos, donde en cada vehículo podrán llevar hasta cuatro personas. Al igual que en un concierto tradicional, habrá un escenario de más de 20 metros con pantalla HD incluida y antena para sincronizar el sonido del show con la radio FM del auto.

También el predio contará con un servicio de comidas y bebidas para pedir desde el mismo vehículo, ya que el evento se realizará bajo un protocolo dictaminado por el Ministerio de Salud.

Las entradas pueden adquirirse en Ticketek para ver el show en el complejo, o bien por Arena Ticket para seguirlo por streaming.

Continuar Leyendo

En Vivo

Lollapalooza Argentina reprograma el festival para noviembre del año próximo

Publicado

el

Por

Lollapalooza Argentina anunció una nueva reprogramación de su séptima edición en el país. Finalmente se confirmó que se llevará a cabo el 26, 27 y 28 de noviembre de 2021.

En un comunicado de prensa, la productora del festival lamentó tener que suspender momentáneamente el evento pero que la salud de los fans, los artistas y el staff hoy es la prioridad.

Quienes deseen conservar las entradas podrán utilizarlas para asistir al predio los días del show, en cambio aquellos que quieran un reembolso del dinero lo podrán tramitar en acá.

El festival estaba programado para realizarse en marzo del 2020 pero los primeros índices por la pandemia del coronavirus imposibilitaron la realización del evento. La nueva fecha se corrió para noviembre del mismo año pero tampoco pudo cumplirse debido a la actual situación sanitaria en el país.

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS