Seguinos en

En Vivo

Festival Concrete Jams, día 2: Radio Moscow se recibió de local en Buenos Aires

Publicado

el

Radio Moscow cerró la segunda fecha (leé la crónica de la primera jornada acá) del Festival Concrete Jams, en un Uniclub colmado por seguidores que confirmaron la localía del trío estadounidense en Buenos Aires.

Un festival integrado por Dead Meadow y Radio Moscow como cabezas de cartel, y bandas locales como Poseidótica, Güacho, Elefante Guerrero Psíquico Ancestral y Viaje a Ixtlan, se dio el lujo de llenar en dos fechas el club del Abasto, uno de los recintos con la actividad rockera más caliente en la actualidad, en pleno enero y sin grandes marcas que lo sustenten.

¿Cómo lo lograron? Simple, a base de mucho trabajo autogestionado y producciones artísticas que garantizan calidad en cada show, lo que da forma a una escena con bandas y sellos pujantes, acompañada por un público cada vez más entusiasta.

viaje-a-ixtlan-01

Fotos: Christian Pettinicchio

La jornada empezó temprano con un buen número de gente esperando afuera de Uniclub, algunos comiendo algo para bancar la noche larga, y otros –la mayoría– tomando una cerveza fría para soportar el calor veraniego. Una vez adentro, los primeros en salir a escena fueron los muchachos de Viaje a Ixtlan, banda conformada por Fernando “Finger” Figueiras, Mariano Bertolazzi, Sebastian Romani –los tres Narcoiris– y Javo Romani.

Un set corto, con un par de canciones que reptaron a través de un viaje narcótico y colgado; una hipnosis de guitarras y sintetizadores oscilantes, como por ejemplo en “El Camino Blanco”, de su último trabajo, Vol. II, fue la tónica de su concierto.

Mientras Martín Rodríguez de Poseidótica pasaba temas de Billy Bond y La Pesada del Rock and Roll, Led Zeppelin y DIIV, la gente no paraba de llegar al lugar, que se iba llenando rápidamente. El segundo turno fue para Elefante Guerrero Psíquico Ancestral, una banda joven que editó su primer larga duración en 2015, El Camino del Guerrero, y no para de dar muestras de su crecimiento artístico.

elefante-guerrero-psiquico-ancestral-01

Conformada por Juan Ricossa en bajo, Eduardo Torales en guitarra y Mauro Albornoz en batería, el grupo instrumental está claramente influenciado por los clásicos power tríos como The Jimi Hendrix Experience y Cream, pero con toques de un doom espeso a lo Black Sabbath.

Empezaron con “Caleidoscopio” y “Entre Dos Mundos”, y de inmediato se notó su virtuosismo y psicodelia, con cambios de ritmos abruptos y sutilezas en la ejecución de sus instrumentos. Un público seguidor los vitoreo entre tema y tema, hasta que llegó el final con la frenética intro de batería de la ganchera “Heisenberg”, una pared de riffs y punteos acelerados fue el portal hacía un mundo ciberpunk que recordó a ciertos trabajos de Poseidótica.

Radio Moscow: locales, pesados y sin tregua

radio-moscow-3

A las 22:35 abrieron el telón y las primeras notas de “So Alone”, de su último álbum Magical Dirt, significó el comienzo del show de Radio Moscow. La masa de cuerpos apretujados abajo del escenario empezó a saltar desde el primer momento. Arriba, el trío de hippies pelilargos integrado por Parker Griggs, guitarrista, cantante y miembro fundador de la banda, Anthony Meier en bajo y Paul Marrone en batería, destiló su rock pesado y cargado de groove, como en “Broke Down”, del magistral Brain Cycles.

radio-moscow-2

A “Death Of A Queen” se le enganchó “These Days”, para que la voz cavernosa de Griggs navegue por las aguas de distorsiones hardrockeras. El comienzo de guitarra y batería de “250 Miles” le dio tiempo a Meier de tomar un trago más de cerveza; una sincronización perfecta entre los tres músicos y un solo a lo Jimmy Page hizo que el público enloqueciera. Los cantitos para Parker no se hicieron esperar.

Bajaron las luces para la bluesera “Deep Blue Sea”, que fue una demostración de lo versátiles que son, con un manejo experto de climas y silencios, y un bajo que arrastró su sonido sensual y áspero, mientras la guitarra y la batería iban y venían entre los acordes intentado quebrar la estructura de la canción.

La extensa “No Good Woman” se partió a la mitad cuando Paul Marrone, con su camiseta roja de Turquía, pareció convertirse en un demonio tras la batería en un pequeño solo bonhamiano, mientras la gente creaba mareas humanas contra el escenario.

radio-moscow-1

Griggs, que prácticamente no habló en todo el recital más allá de algunos “gracias”, presentó “Rancho Tehama Airport” y la anunció como “la última”, pero nadie le creyó. Se fueron y enseguida volvieron, para terminar con “I Just Don’t Know” y la rabiosa “Open Your Eyes”, que por momentos se desbordó dejando de lado el virtuosismo de vieja escuela para meterse en las hendiduras de un rock de garaje sudoroso y desprolijo.

Los Radio Moscow sonaron fuerte y no dieron tregua en su tercera visita. Demostraron ya ser unos veteranos en el escenario de Uniclub y acrecentaron su romance con el público argentino. Fueron el broche de oro para la primera edición de un festival que significó el debut de los esperados Dead Meadow en tierras argentinas y de la productora Origins Producciones, a cargo de Walter Broide, Martín Rodríguez (dos Poseidótica) y Favio Flores (miembro de la productora Noiseground). Ojalá sea el comienzo –el origen– de muchos más conciertos y festivales como el Concrete Jams, sin dudas una apuesta ganadora.

Continuar Leyendo
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Vivo

Aurora Home Festival: el evento virtual que le dio un giro artístico a la pandemia.

Publicado

el

El festival virtual tendrá lugar el 18, 19 y 20 de julio. Alojará artistas de todo el mundo en distintos escenarios y experiencias activas.

La pandemia desnudó la crítica situación que viven algunos de nuestros artistas preferidos. La imposibilidad de asistir a shows y festivales generó una parate en la comunidad artística que ninguna red social podrá reemplazar.

Por suerte, y mientras tanto se vive el confinamiento en Buenos Aires, hay propuestas para paliar la situación: Aurora Home Festival es un evento virtual que busca reinventar el consumo de música en vivo.

Basado en la idea de identificarse con los festivales en espacios físicos, Aurora propone una experiencia sensorial activa por parte del asistente. Con distintas áreas y escenarios, la propuesta no es sólo sentarse y mirar un streaming, sino involucrarse, recorrer distintos espacios 2.0 y conocer gente. Sí, ¡como los festivales reales!

Aurora Home Festival es producto de artistas y emprendedores independiente que se acercaron a la idea de recaudar dinero a raíz de la paralización de la industria musical. En el 2018 tuvo su versión en la provincia de Mendoza, al pie de la Cordillera de Los Andes.

El 18, 19 y 20 de julio Aurora albergará a artistas de todos los géneros y nacionalidades: Estados Unidos, México, Holanda, Alemania, Arabia Saudita, Colombia, Chile, entre otros.

Para comprar entradas podés hacerlo a través de su sitio web. Allí vas a encontrar información sobre los distintos escenarios, charlas, workshops y puntos de interés en el festival virtual.

Continuar Leyendo

En Vivo

Radiohead publicará esta semana el show de San Pablo en 2018.

Publicado

el

Desde el comienzo de la pandemia y en línea con las diferentes “liberaciones” de películas, series y archivos, Radiohead decidió lanzar algunos shows históricos de su carrera de manera semanal.

Entre ellos estaban el que realizaron en el Club Ciudad de Buenos Aires en 2009 (podés leer la crítica de Ultrabrit acá), otro más reciente en el Lollapalooza Berlin, y hasta sesiones en el estudio de diferentes álbumes como In Rainbows y The King of Limbs.

El turno de esta semana es para el show que dieron en San Pablo, Brasil. Más específicamente en el Allianz Parque donde el club Palmeiras hace de local.

Se trata de un recital muy parecido al que los argentinos pudimos ver ese mismo año. Con un repertorio parecido, con algunas canciones históricas y otras de A Moon Shaped Pool, disco motivo de la gira latinoamericana.

Se podrá ver el show desde las 18hs (horario argentino) por YouTube:

Continuar Leyendo

En Vivo

Ultrabrit revive el primer show de Radiohead en Argentina

Publicado

el

2009 fue el año de otra pandemia. Una que quedó en el recuerdo como algo anecdótico y sin mayores complicaciones. En comparación con la situación que vivimos actualmente todo parecía bastante más tierno. Si miramos atrás no es que nos reímos pero casi. La palabra ‘cuarentena’ sólo la refería a las mujeres luego de un parto y el distanciamiento social no era más que la suspensión de clases durante dos semanas. Las redes sociales no estaban tan insertas en nuestra vida diaria y si bien era fácil enviar un mensaje, no existía lo viral.

Dos meses antes de la paranoia colectiva Radiohead visitó Argentina por primera vez. Después de tantos años de espera, 36.000 personas se reunieron en el club Ciudad de Buenos Aires en el marco del Quilmes Rock. De esa multitud seguramente algunos, una generación más grande, se movilizaron para ver exclusivamente a Kraftwerk por tercera vez en Argentina. La banda alemana anticiparía el show de la británica y no viceversa, ante la sorpresa de algunos.

La realidad es que Radiohead ya arrastraba varios años de una carrera impresionante y establecida. Desde su disco debut Pablo Honey hasta el más reciente In Rainbows, la banda lograba innovar musicalmente disco a disco. In Rainbows (2007) lo había hecho por partida doble: no solo era un disco que todavía estaba muy fresco en la memoria por su singular sonido sino también por la estrategia de venta del mismo, que terminó marcándole la cancha a grandes discográficas.

El frío de una noche de otoño porteña se contrarrestó inmediatamente por los acordes de 15 step, que también inauguraba In Rainbows dos años antes. Y si bien ese era el disco a presentar durante la gira, los fans en Buenos Aires estaban ansiosos por algunas canciones de los primeros trabajos. Airbag, de OK Computer, sonó para saciar esa necesidad en lo que estaba siendo un show más que prolijo.

Radiohead Setlist Quilmes Rock 2009 2009, In Rainbows

El setlist recorrió canciones de casi todos los discos, con In Rainbows siempre de por medio. La atmósfera creada por la iluminación de tubos encajaba perfectamente con las cajas de ritmos y guitarras y arpegios de cuerdas tan típicas.

Un instante del recital quedó curiosamente grabado como un gif en loop. Varios fans en Internet descubrieron más tarde que mientras la banda tocaba Weird Fishes/Arpeggiun proyectil (algunos aseguran un zapato pero imposible saberlo) impactó en la cabeza de Yorke.

Si el zapatazo fue de las primeras cosas que se mencionaban para hablar del primer show de Radiohead en Argentina, lo segundo fue la dedicatoria de Ed O’Brien en How to Disappear Completely. El show casualmente se dio un 24 de marzo, conmemorando un nuevo aniversario por el Día de la Memoria y es por eso que el guitarrista de Radiohead recordó a las víctimas del último golpe de estado para luego dar paso a los sintetizadores del track incluido en Kid A.

Para el primer encore del show, supimos ver grandes momentos como Pyramid Song, con Yorke en piano y Greenwood cabizbajo tocando la guitarra con un arco de violín. Previamente habían entonado las estrofas de The National Anthem en un show de luces no apto para epilépticos.

También jugaron con las ondas de radio AM de la Ciudad de Buenos Aires y las hicieron sonar en pleno show, un recurso con el que venían experimentando bastante seguido (lo hicieron también en su segunda visita al país años más tarde). [Ver minuto 44:40]

Yorke se movía por el escenario como lo haría años más tarde para el video de Lotus Flower, la canción de Radiohead incluída en The King of Limbs.

Entre la primera y segunda salida del escenario, Radiohead desplegó su capacidad técnica como nunca antes en el show: una exquisita e histérica versión electroacústica de Paranoid Android dejó vibrando a todos durante los siguientes 15 minutos, hasta hacerlo nuevamente pero esta vez gracias a Planet Telex. 

Minutos mas tarde, para el encore número tres, Yorke llenó al Club Ciudad de Buenos Aires de cantos mágicos en cámara lenta durante Go Slowly. Acto seguido eleva su registro vocal con 2+2=5 construyendo una distopía en vivo.

Cuando todo parecía terminado, la banda inglesa volvió a salir para concluir el show con Creep, tal vez su éxito más grande aunque amado y odiado en partes iguales. Poco les importa a los detractores de track, ya que vivieron más de dos horas y cuarto de uno de los mejores recitales de la banda en el último tiempo.

 

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS