Seguinos en

Especiales

Así nació el Lollapalooza

Lollapalooza vuelve a Buenos Aires por sexta vez el 29, 30 y 31 de marzo de 2019. Te contamos cómo fue la evolución del furor internacional que llegó a Argentina para quedarse.

Publicado

el

Lollapalooza se originó en Estados Unidos, como un festival alternativo conformado por bandas de rock, indie y punk rock. Fue creado por Perry Farell, cantante de Janes Addiction, en 1991 y se realizó con frecuencia anual hasta 1997. Luego se interrumpió por cinco años y en el 2003 regresó a las taquillas para quedarse.

Lollapalooza es un concepto que define a los jóvenes norteamericanos de la década del 90, la Generación X. Es sinónimo de toda una camada de adolescentes que se crió con este festival ecléctico donde la diversidad es ley primera. Los diferentes tipos de música, looks, gustos, conviven en un mismo lugar generando un exquisito ensamble e intercambio que lo convierten en un evento único. Asentado en la cultura pop yankee, Lollapalooza es un concepto que fue creciendo año tras año y aparece en varias escenas de películas y series televisivas, como los Simpsons, South Park y Daria, entre muchísimas más. Este festival se transformó en una manera de vivir, donde se hace hincapié en los gustos e intereses culturales.

La primera expansión de Lollapalooza fue hacia el Conosur en 2011. Santiago de Chile fue la ciudad elegida para recibir el evento. Lo siguieron San Pablo, en Brasil en 2012 y Buenos Aires, en Argentina en 2014. Este esparcimiento en el globo permitió la inclusión de toda una nueva generación sudamericana, conocida como Millenials, donde la incursión a un nuevo tipo de evento al aire libre y con una extensa propuesta de artistas fue un hit. Una generación digital influenciada por la cultura norteamericana, pero que continúa fiel a su estilo propio, ya que cada festival mantiene la esencia autóctona de la ciudad donde se realiza.

Resultado de la imagen para history lollapalooza

Las características del festival lo convierten en un evento diferente a las ofertas musicales tradicionales. Un lugar para todos los gustos donde se puede disfrutar de una enorme variedad de estilos musicales junto a un grupo de amigos o en familia, ideal para el público latinoamericano.

Imagen relacionada

En septiembre de 2015 esta ola conquistó el viejo continente, asentándose en Berlín. Más tarde se sumaron Paris y Estocolmo, para darle una mirada europea al festival más grande del mundo. Lollapalooza se convirtió en el evento millenial por excelencia, con sedes en todo el mundo con un núcleo en común, pero manteniendo sus características particulares.

La generación centeniall también tiene su propio espacio dentro del Lollapalooza. Kidzapalooza es el sector para los más chicos de la familia, y va generando desde edad temprana sus adeptos al festival. En la edición argentina, que se realizará los próximos 29, 30 y 31 de marzo en el Hipódromo de San Isidro, los menores de hasta 10 años inclusive ingresan gratis al festival en compañía de un adulto con entrada.

Sin dudas, las generaciones que siguen nacerán con la palabra Lollapalooza instalada en su vocabulario.

 

 

 

 

Continuar Leyendo
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cultura

Chris Stein de Blondie lanza una imperdible exhibición fotográfica online

Publicado

el

Por

Chris Stein es responsable de co-fundar Blondie, la mítica banda new-wave; donde fue pareja y mano derecha artística de Debbie Harry. Casualmente es también quien retrató como nadie a la carismática blonda neoyorquina.

Stein lanzó su carrera fotográfica en simultáneo a su carrera como guitarrista. En 1973 conoció a Debbie y fundaron Blondie, en una asociación que rebosaba tanto artística como estéticamente.

A través del lente de Stein, se puede recorrer gran parte de lo que fue la escena punk y new-wave durante la década del 70. Algo particular del fotógrafo es que también forma parte de esa corriente, en una semblanza inusual entre objeto y sujeto.

Para recordar el trabajo de Stein, The Music Photo Gallery está desarrollando una exhibición digital que aborda el trabajo fotográfico del norteamericano. La muestra ya está disponible para visitar online en el sitio de la compañía.

The Music Photo Gallery está dirigida por el argentino Sebastián Alderete, quien representa a Chris Stein y otros artistas de la escena. La compañía es responsable de exhibiciones en el país tales como “John Lennon, sus años en Nueva York” (2017), “Bowie by Mick Rock” (2017), “Ramones & GBGBs” (2018), entre otras.

El título de la muestra no podría ser de otra manera que “ME, NEW YORK CITY AND THE PUNK SCENE”, ya que si algo encontraremos en los retratos de Stein es una metrópolis cargada del espiritu punk rock de la época.

Entre las más destacadas, los visitantes encontrarán a Debbie Harry, como nadie pudo retratarla, pero también a David Bowie, Andy Warhol, los Ramones, Joan Jett y hasta un aniñado Anthony Kiedis.

Continuar Leyendo

Cultura

Los trabajos más recordados de Phil Spector a lo largo de su carrera como productor

Publicado

el

Por

Phil Spector murió a los 81 años el pasado 16 de enero por una falla respiratoria a raíz de sus complicaciones con el Covid-19. Sus útlimos años los pasó preso en la carcel de Stockton, California condenado por asesinar a una mujer en el año 2003.

Su legado musical quedó marcado luego de haber tenido grandes éxitos en la década del sesenta junto a The Beatles, The Beach Boys, Leonard Cohen, The Ronettes, entre otros. Aquí recorreremos los puntos claves de su labor como productor junto a diferentes bandas y solistas.

Be My Baby – The Ronettes

Tras pasar de sello en sello, The Ronettes cayó en Phillies Records, la discográfica de un joven Phil Spector asumió el rol de productor y letrista. El primer gran hit fue Be My Baby, co-escrita por Spector.

La canción fue la que inauguró el característico sonido del difunto productor, creando una canción en forma de capas y donde el registro vocal de las tres Ronettes marcó la diferencia.

River Deep Mountain High – Ike & Tina Turner

En un nuevo trabajo junto a un grupo de mujeres, Spector tomó el desafío de combinar la voz de Tina Turner junto a un veloz arreglo de cuerdas. Si bien el resultado comercial no fue el esperado, el tema sí marcó el futuro de la carrera del productor y la vocalista también.

Let It Be – The Beatles

A fines de los años sesenta, Phil Spector recibió una noticia agridulce: lo bueno era que iba a trabajar con uno de los grupos más grandes e influyentes de la historia de la música. La mala es que debió hacerlo después de que ellos se separen, arreglando Get Back, las sesiones que los Beatles abandonaron antes de finalizar las grabaciones.

Aún así, el trabajo de Spector dio grandísimos resultados comerciales y artísticos, a pesar de algunas críticas de la época. Su buena labor lo llevó a trabajar con los ex-Beatles de manera individual.

Plastic Ono Band – John Lennon

Luego de producir el último trabajo de The Beatles por expreso pedido de Lennon, la asociacion Lennon-Spector se reencontró en el trabajo más ambicioso e importante del ex-vocalista beatle.

El track que mejor resume la combinación de ambos es Instant Karma! donde crearon una canción poderosa y elevada, que quedó como unos de los temas más reconocidos de Lennon en su etapa post-Beatles.

End of the Century – Ramones

Johnny Ramone creció escuchando música durante la década del 60, por lo tanto tenía un enorme respeto por Phil Spector. Cuando le llegó la oportunidad de trabajar con el productor, no lo dudó.

A pesar de que fueron sesiones traumáticas para todos, el trabajo de los Ramones en End of The Century está seguramente dentro de su top 5. Eran épocas en que Spector desarrolló una fuerte personalidad y actitudes paranoicamente meticulosas, por lo que las grabaciones del álbum se demoraron bastante más de lo planeado.

Continuar Leyendo

Cultura

Cómo Ennio Morriconne compuso la canción del Mundial 78

Publicado

el

La historia detrás de la canción creada por el músico fallecido hoy a sus 91 años.

Aunque muchos dijeran que las primeras estrofas de la canción oficial de la Copa Mundial de la FIFA de 1978 empiezan con la frase estridente “25 millones de argentinos, jugaremos el Mundial, la copa deportiva sin igual“, la realidad es otra.

Estamos en presencia de un auténtico efecto Mandela: si bien el simple que mayor difusión tuvo en los meses cercanos al Mundial 78 es la del verso citado antes (interpretada por la Banda Sinfónica de la Ciudad de Buenos Aires), la versión oficial es la que compuso Ennio Morricone.

En los meses previos al mundial, la organización le encargó al director de orquesta italiano que preparara la canción de lo que sería el Mundial celebrado en Argentina. Se trata de un hecho novedoso por dos motivos: el primero es que siempre la música de cada Copa de la FIFA solían componerla artistas locales. Lo otro es que éstos artistas generalmente eran músicos de poco renombre. También podemos agregar que la elección de un italiano nada tiene que ver con el carácter nacionalista de la organización de un Mundial en manos de la Junta Militar.

Morricone había sido el cerebro detrás de bandas sonoras como La trilogía del dólar de Sergio Leone y Saló (Pier Paolo Pasolini, 1975). Dos obras fundamentales del cine italiano que lo ubicaron como el compositor más versátil del séptimo arte. Si bien todavía no había sido reconocido unánimemente por la industria en materia de premios (cuestión que se demoró hasta sus últimos días), el pedido de la FIFA significaba un escalón más.

Aún así, con los años circuló que Morricone no tomó a la composición como un gran desafío y en realidad la hizo sin demasiada dedicación.

En un acto que se puede comparar con las especulaciones políticas sobre la ausencia del holandés Johan Cruyff en ese mismo mundial, se llegó a decir que el músico italiano lo hizo como acto de repudio al gobierno militar local. Son versiones que circularon años más tarde y que nunca se pudieron comprobar de manera fehaciente.

Lo que sí es cierto es que pocas veces Ennio Morricone se volvió a referir a la canción. Incluso hasta se mostró molesto porque la TV italiana transmitió una versión interpretada por una banda militar, muy distinta a la versión original cargada de color.

Con el correr de los años y la revisión de un momento histórico en la cultura popular argentina como fue el Mundial, hoy se recuerda a la versión oficial de Morricone de igual manera que a la Marcha compuesta por la Banda Sinfónica porteña y los músicos del Colón.

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS