Seguinos en

LUGARES IMPERDIBLES

Así fue el Carnaval de Notting Hill

Se realizó en Portobello el festival de calle más grande de Europa.

El car­na­val de Not­ting Hill es un gran encuen­tro calle­je­ro que celebra des­de hace años la comu­ni­dad cari­be­ña radicada en Lon­dres. Se tra­ta del fes­ti­val de calle más gran­de de Euro­pa, en el que se centran distintos pues­tos ambu­lan­tes de comi­da, espec­ta­cu­la­res tra­jes, música alegre y des­fi­les a pura música y a todo color. El car­na­val de Portobello se realiza des­de 1966 en el barrio de Not­ting Hill, al oes­te de Lon­dres. Este año se llevó a cabo desde el 25 al 27 de agosto.

Apenas las primeras horas del sábado 25 las calles se llenaron de color y rit­mo con­ta­giando al res­to de la ciu­dad. La inau­gu­ra­ción ofi­cial del Car­na­val de Not­ting Hill 2018 estuvo a cargo de resi­den­tes y par­ti­ci­pan­tes acom­pa­ña­dos por los orga­ni­za­do­res y miem­bros del gobierno local.

Tras la cere­mo­nia de aper­tu­ra tuvo lugar el des­fi­le infan­til, con jóve­nes bailando en las calles. Los espec­ta­dores se vieron sal­pi­ca­dos acci­den­tal­men­te por pur­pu­ri­na, pintura y algunos que se acercaron demasiado se vieron afectados con cho­co­la­te derre­ti­do.

En la reciente edición hubo más de dos millo­nes de visi­tan­tes de todos lados del mundo que continuaron con los festejos hasta las primeras horas del lunes, que se transformó a lo largo de las ediciones en un día no laborable por el carnaval ya que la fiesta se extiende aun­que el des­fi­le haya ter­mi­na­do.

El famoso festival del Portobello requiere que se corté el tráfico en gran parte de la ciudad y comenzó a extenderse también a las calles de Lad­bro­ke Gro­ve, West­bour­ne Park, West­bour­ne Gro­ve y otras ale­da­ñas.

¿El motivo? Además de celebrar las distintas culturas el festival de Notting Hill conmemoró expre­sar su res­pe­to a víc­ti­mas y fami­lia­res afec­ta­dos por el incen­dio de la torre Gren­fell, ocurrido el 14 de junio de 2017 en el cer­cano dis­tri­to de North Ken­sing­ton. Se programaron 72 segun­dos de silen­cio, a las tres de la tar­de del domin­go y del lunes, y habilitaron un espa­cio para la refle­xión en los espa­cios con­me­mo­ra­ti­vos que hay a lo lar­go de Bram­ley Road.

Continuar Leyendo