The Beatles: la banda que pintó al mundo de todos los colores. Parte II | Ultrabrit
Home Música Archivos ULTRABRIT The Beatles: la banda que pintó al mundo de todos los colores. Parte II
The Beatles: la banda que pintó al mundo de todos los colores. Parte II
0

The Beatles: la banda que pintó al mundo de todos los colores. Parte II

245
0

En el artículo anterior dimos inicio a la tríada del especial acerca de la banda más importante de la Historia: sus inicios en Liverpool y su despegue hacia el cenit artístico. En esta entrega abordamos la etapa en la que se transformaron en una explosión mundial sin precedentes.

La nueva vida de Brian

Brian Epstein, acompañado de su asistente Alistair Taylor, ingresó en un mundo al que no estaba acostumbrado. The Cavern Club aquel mediodía del 9 de noviembre de 1961, no era tan pulcro y amigable como lo es hoy en día, un sitio preparado para el turismo mundial. Al contrario, el lugar no se llamaba La Caverna por casualidad: era un sótano abovedado, con arcos que chorreaban sudor y donde la gente se aglutinaba en un espacio que parecía no alcanzar para todos. Los Beatles, enfundados en sus camperas de cuero, eran un torbellino musical carismático que hizo que el elegante Brian Epstein quedara impactado al instante. Brian siguió visitando The Cavern para ver y escuchar a esos cuatro muchachos que tan atractivos le parecían, y le llevó menos de un mes decidirse a ofrecerse como manager del grupo, algo que sería oficializado el siguiente 24 de enero.

Abbey Road Calling

El futuro había llegado y The Beatles tenían una cita en el número 3 de la calle Abbey, sede de los Estudios EMI, en el mismo edificio que iba a cambiar de nombre no demasiados años después, gracias a un disco de este mismo grupo musical cuya portada los mostraba cruzando justamente esa calle. Y en ese sitio, los esperaba un tal George Martin.

El 6 de junio de 1962, los Beatles ingresaron por primera vez en la que iba a ser su casa durante el resto de la década, y que iba a ser otra de las cosas que dejarían patas para arriba, en el buen sentido. Ese día, de 7 a 10 pm, tuvieron efectivamente una sesión de grabación en la que John, Paul, George y Pete registraron cuatro canciones, tras haber “calentado motores” un rato largo en el mismo Estudio Dos que pronto sería algo así como la “sala de estar” de la casa del grupo.

Bajo la mirada supervisora de Ron Richards –ayudante de George Martin- los Beatles grabaron Bésame Mucho, y tres originales Lennon-McCartney: P.S. I Love You, Love Me Do y Ask Me Why. En esas grabaciones (en el álbum Anthology 1 se rescatan -de pura suerte- las únicas dos que sobrevivieron, Love Me Do y Besame Mucho, ya que por una política de EMI de descartar lo que consideraban que no se iba a usar debía ser destruído) se notan algunas falencias en el sonido de la banda –como el monótono machacar de Pete o la voz temblorosa por los nervios de Paul–. De todas formas, Martin decidió que no tenía nada para perder y que les daría el ansiado contrato, aunque en ese momento quizá esa confianza estuviera más basada en la personalidad y actitud de los muchachos que en su música.

Hola soy Ringo, toco la batería

Con un contrato de grabación asegurado, los Fab 3 tenían que decidir, y eso hicieron. Sabiendo que, como a ellos mismos, a Martin no le agradaba en absoluto el aburrido beat de Best, comenzaron a “acechar” a Ringo Starr una y otra vez, ofreciéndole el puesto. El pobre Pete, tras centenares de conciertos con la banda, se lo iba a perder todo y el encargado de echarlo fue Brian Epstein.

Ringo renunció a su puesto en los Hurricanes de Rory Storm, y el 18 de agosto de 1962 en el Hulme Hall de Port Sunlight, cerca de la ciudad de Birkenhead, nacieron los Fab 4. Menos de dos meses después de entrar Ringo, el mundo conocía el primer single de The Beatles.

El primer Long Play Beatle

El 7 de febrero, urgidos por la necesidad de potenciar este logro impactante, Los Beatles se parapetaron en el inmortal Estudio Dos de EMI a grabar su primer long play. El mismo se llamaría Please Please Me, como el hit vigente, e incluiría seis covers de otros artistas que solían ejecutar en vivo, más ocho composiciones Lennon & McCartney, entre las que se encontraban los cuatro tracks ya lanzados en sus dos singles.

El álbum debut de la banda más influyente de todos los tiempos fue grabado en apenas dos sesiones, en un día que duró 585 minutos de trabajo. Desde el inmortal conteo del clasicazo de Paul I Saw Her Standing There, pasando por baladas y temas de music hall, y hasta la increíble, apabullante, descomunal única toma de Twist And Shout, con un Lennon destrozando su garganta por el esfuerzo hacia el final del día, Please Please Me (el LP) es una delicia de canciones pegadizas y contundentes. Grabar el disco, costó 400 (cuatrocientas) libras esterlinas, y cada uno de los Beatles cobró lo estipulado por el sindicato, algo más de siete libras cada uno.

El álbum no solo llegaría al ansiado #1: estaría allí por 30 semanas, hasta ser desplazado por el segundo disco de los Fab 4, With The Beatles, también lanzado durante el increíble 1963, y que estaría allí rankeado durante 21 semanas más. O sea que el cuarteto estuvo en el tope de los rankings de álbumes más vendidos de toda Gran Bretaña, todo un año, menos dos semanas. Y logros más apabullantes estaban a la vuelta de la esquina.

Ella Te Ama, Sí, Sí

She Loves You es un típico trabajo en colaboración de John y Paul, con el pícaro “gancho” de hablar en tercera persona en una canción de amor, ideado por Macca.  Fue lanzada en agosto de 1963 con I’ll Get You como Lado B. Al mes, ya había vendido más de un millón de copias en Gran Bretaña, y al día de hoy, es el simple de The Beatles más vendido en su país natal. Como si todo eso fuera poco, también fue el de mayor venta de la historia de Gran Bretaña, hasta que en 1978, el propio McCartney, con su banda Wings, lo iba a superar con su simple Mull Of Kintyre. Y sentó las bases, para lo que hoy conocemos como Pop Británico.

El mundo está loco, loco, loco

Antes del final de año, todavía quedaban un par de lanzamientos inmortales por aparecer: el 22 de noviembre lanzan su segundo LP: With The Beatles, con una tapa absolutamente llamativa desde la simpleza, todo gracias a una foto de Robert Freeman, con la cara de los cuatro iluminadas desde un costado y sobre un fondo negro sacada en un corredor del Palace Court Hotel en Bournemouth. El disco había sido grabado en julio y los records comenzaban antes de su salida, con pedidos de reserva por adelantado de 270.000 copias, y pasaría el medio millón de discos vendidos apenas una semana después de lanzado.

With The Beatles continuaría con la estrategia de canciones compuestas por los chicos (siete de John & Paul, más la primera composición de George Harrison, Don’t Bother Me) y seis covers, y mostraría avances compositivos sobresalientes: Paul brilló con la imbatible All My Loving, y John con la excitante It Won’t Be Long. Y en diciembre, finalmente She Loves You salió del tope de singles más vendidos, gracias a la aparición de la fabulosa I Want To Hold Your Hand, que tuvo ventas por más de medio millón de copias… casi un mes antes de ser editada, gracias a los pedidos por anticipado. Este single contaba con otro Lado B soberbio: la bellísima This Boy, una balada con un intermedio a tres voces entre John, Paul y George de esos que fueron marca registrada y que todavía hoy te hacen un nudo en la garganta.

beatles_usa

Made in USA, 1964

La primera visita de Los Beatles al país del norte de América sería de dos semanas. Batirían varios récords, y dejarían algunos que nadie vencerá jamás: la cola del cometa que estremeció al país ese febrero era tal y el marketing de ventas se había aceitado de semejante manera, que todo lo que se ponía a la venta… simplemente se vendía: el ranking de la revista Billboard, en su listado Hot 100 de singles de abril de este año, tenía a los Fab 4 presentes con distintas canciones en catorce puestos (¡incluyendo los lugares 1, 2, 3, 4 y 5!) de los 100 más vendidos. Y también, dominarían el ranking de LP´s al obtener los puestos 1 y 2. 

Beatle Planet

La actividad de los chicos ya era de un vértigo jamás visto: la visita a USA los transformó en héroes allí y el logro en Gran Bretaña fue festejado como un Mundial de Futbol. Ahora los esperaba el resto del mundo. Mientras a John y Paul las canciones les caían como hojas en el otoño (Can´t Buy Me Love, A Hard Day’s Night, I Feel Fine fueron los tres singles que lanzaron en UK ese 1964 y que obviamente alcanzaron el puesto #1), cada composición tenía algo de entrañable y excitante. Paul se consolidaba como un gran baladista con temas como And I Love Her, pero John también tenía su costado sensible, con bellezas como If I Fell, temas que incluirían en su siguiente disco, su tercer LP. Mientras tanto, Epstein cerró shows en Europa, pero también en lugares lejanos como Hong Kong, Australia y Nueva Zelanda. Y además, los Beatles debutarían en el cine: el film A Hard Day’s Night comenzaría a ser rodado en blanco y negro en marzo de 1964 y se estrenaría mundialmente en julio. 

A partir de 1965, los Beatles se asegurarían que el Mañana siempre se acordara de ellos. Y de alguna manera, ese Mañana de The Beatles comenzaría con el Ayer de Paul McCartney.

02-newstube-banner-728×90

DEJAR COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *