Seguinos en

Discos

Reseña: Who Built The Moon, el tercero de Noel

Desde acá le decimos al señor Gallagher: “Cambie siempre, Noel, siempre”.

Publicado

el

“No necesito el dinero, no necesito la gloria. Si quisiera reunir a Oasis y salir de gira, tendría cien millones de dólares en el banco, pero habría aprendido a joderlo todo”, dijo Noel Gallagher  hace unos meses cuando le preguntaron si existía la posibilidad de una reunión. Ok, ya nos quedó claro: no quiere ningún tipo de reunión con su ex banda, se lo ve muy conforme y cómodo con su carrera solista; pero parece que tampoco  quiere volver a  repetir fórmulas, y quizás por eso  tuvo  la brillante idea de contactar a David Holmes, y además,  recordar un poco esa época cuando colaboraba con los Chemical Brothers y de esas juntadas salían la genial Setting Sun y la psicodélica  Let Forever Be. Como resultado de todo esto nos queda Who Built the Moon, su  acertado y genuino tercer disco.

La desconocida The Chewin´ Gum Kid de The Ice Cream revive en el tema que Noel elige como corte de difusión: Holy Mountain, canción también comparada con la popular She Bangs de Ricky Martin –comparación que puso de muy mal humor a Gallagher-. Y acá demuestra una vez más, como lo hizo años atrás cuando le sacó polvo al cadáver de Marc Bolan y compuso Cigarettes And Alcohol, que las influencias son parte de su música también y, fiel a su idiosincrasia, las usa como quiere.  Para Keep on Reaching, suma unos delicados vientos y un clima de guitarras que sostienen un mismo pulso de intensidad hasta el final de la canción.

Las influencias vuelven en She Taught Me How to Fly, donde el bajo parece sacado de cualquier canción de New Order, melodía pop con destino de radio.  Be Careful What You Wish Fly, trae los fantasmas de unos Beatles tocando Come Together en cualquier bar de Liverpoool.  El disco se mantiene parejo, sobre una misma línea de sonido y experimentación hasta que llega Black And White Sunshine,  la pieza más común del disco, casi cuatro minutos donde Noel parece descansar un poco y relajar el ritmo.

El comienzo de Interlude, que  si uno no sabe de antemano que está escuchando al de Manchester,  tranquilamente podría pasar por un tema de Radiohead, lleva impreso un clima casi psicológico y de falsa calma que se va desvaneciendo a lo largo de los segundos que  dan paso a la mansa y positiva If Love Is The Law. Pisando el final del disco aparece la dramática The Man Who Built the Moon.

Como frutilla del postre, o  como paliativo para los fanáticos de Oasis y también para recordar esas baladas del calibre de la genial Sad Song, Noel agarra la acústica,  se sienta y escupe con todo sentimiento y melancolía inglesa la perfecta Dead In The Water.

Cuantas veces nos dijeron, como si fuese  virtud, “No cambies nunca”, casi inconscientemente pidiendo que seamos iguales para siempre, y en ese momento uno no sabe si ponerse contento o no. Bueno, claramente el no cambies nunca es de las peores cosas que nos pueden decir, y suponemos que Noel lo entendió, y la respuesta fue Who Built the Moon. Por eso, desde acá le decíamos al señor Gallagher: “Cambie siempre, Noel, siempre”.

[post_view]

Discos

A 25 años de “Parklife”, el álbum bisagra de Blur

El álbum más emblemático de los londinenses cumple un cuarto de siglo. Marcó un antes y un después en la historia de la banda, y se ha convertido en un símbolo de la escena britpop.

Publicado

el

El 24 de abril de 2019 se cumplió un cuarto de siglo desde el lanzamiento del tercer álbum de Blur que fue un hecho paradigmático en la escena musical local y se ha convertido, junto a Morning Glory de Oasis, en uno de los íconos de la movida britpop de los 90.

Parklife fue cuatro veces disco de platino en UK y representó para los londinenses una suerte de renacimiento luego de Modern Life Is Rubbish, obra que no había generado el éxito que se esperaba. El “fracaso” del segundo disco puso a la banda liderada por Damon Albarn en un aprieto económico y fue entonces que el desafío era crear algo nuevo, abrir el horizonte.

Tenían que venir al estudio para que pudieran comer”, cuenta el productor Stephen Street para quien no existía otra opción que mejorar el rendimiento comercial. “Pienso que la única vez en la que ellos comieron fue cuando estaban de gira y en el estudio. Ellos solo podían comer con lo de Per Diems (el dinero que las disqueras le daban a las bandas para hacer giras o grabar discos)”, relata en un artículo de la revista NME.

Nos sentimos cómodos al reunir todos los elementos, como crear un almuerzo dominical con sonido”, dijo Graham Coxon, guitarrista y voz, sobre el procesos de composición. “Teníamos confianza. Parecía sentir que era el momento adecuado”. Street fue quien le agregó a las creaciones los efectos de sonido y el color que le faltaban.

Algunos de los singles del disco como “Girls & Boys”, “Tracy Jacks”, “End of a Century” y  el tema homónimo terminaron siendo banderas y mensajes representativos de la juventud de los 90, sufrida, nihilista,  pero al mismo tiempo sedienta de arte y creación.

En el marco del aniversario Albarn contó que recibieron varias ofertas para que de Graham Coxon, Alex James, Dave Rowntree y él mismo se juntara nuevamente sobre un escenario. Sin embargo afirmó, en una entrevista en el Diario Metro, que el Brexit fue el principal motivo de la negativa.

Sí, las ha habido – dijo Albarn – sólo querría realizar si fuera algo positivo”. “Digamos que llegamos al punto de tener un segundo referéndum, entonces me encantaría tocar ese disco como una celebración y como una forma de recordarnos un momento en el que tuvimos una idea de lo británico que no era política”, agregó.

Era más sobre nuestra música y cultura. Eso fue un poco ingenuo, sin duda, pero tenía un lado divertido, tenía humor. Así que no estoy en contra de interpretar ese álbum, pero no querría hacerlo si me diera cuenta de que sólo se trata de dinero“, concluyó.

Continuar Leyendo

Discos

Blossoms – “Cool Like You “

La banda de Manchester lanzó su segundo trabajo discográfico luego de presentar por casi dos años su disco debut, desde el los pubs de su Stockport natal hasta los grandes festivales del verano europeo.

Publicado

el

El segundo disco del quinteto generó una gran expectativa. Suele pasar cuando un debut es tan sólido como lo fue el disco homónimo lanzado en 2015. Ese primer trabajo contenía una catarata de hits que posicionó a la banda como la nueva gran cosa salida del semillero de Manchester. Fieles a la tradición de esa ciudad tan musical, la espera para sus shows fluía con una lista con lo mejor de su tierra: The Stone Roses, Electronic, New Order, The Smiths.

Cool Like You, el nuevo disco, tiene una colección de canciones igual de llamativas con un sonido más definido, la banda va encontrando su propio lenguaje y deja de ser un entramado de referencias para encontrar su identidad.

“There’s A Reason Why (I Never Retuned Your Calls) y “I Can’t Stand It” abren el disco con ganas de sonar en las radios y seguir construyendo su carrera a base de canciones producidas para llamar la atención. El video de la primera nos muestra a los jóvenes integrantes de Blossoms de gira por oriente, viviendo todo ese encantamiento de cada banda británica que va a Japón. El tema que da título al disco es el más electrónico y completa la paleta de lo que pueden ofrecer: algo indie, algo más clásico y algo que coquetea con la pista de baile.

“Unfaithful” suma groove, “How Long Will This Last?”, tercer corte del disco, vuelve a la balada de temática amorosa y el tempo bailable vuelve a subir con “I Just Imagined You”.

La edición deluxe que se puede escuchar en Spotify y otras plataformas de streaming tiene una segunda versión del disco con la misma cantidad de canciones, en el mismo orden, pero en formato acústico. Este bonus permite disfrutar las canciones desnudas y comprobar que ninguna se sostuvo en la parafernalia de la producción pop para justificar su lugar en el tracklist. Destaca la canción de cierre del disco: “Love Talk”, un momento que potencia su intimidad en esta versión despojada.

Continuar Leyendo

Discos

Uno Dos Tres 14: El disco argentino tributo a U2

Se trata de un homenaje realizado por distintos artistas a los casi cuarenta años de carrera de U2.

Publicado

el

Por

Se presentó el tercer álbum homenaje realizado por Discos Perfectos y está conformado por 12 artistas de diversos puntos de la Argentina que hacen covers de algunas de las canciones más celebres del cuarteto irlandés con la premisa de jugar, de adueñarse de una obra profundamente arraigada en el inconsciente colectivo para animarse a reformularla utilizando y maximiznado los recursos disponibles.

Uno, dos, tres, 14 va de grabaciones en estudio y perfil alto como la versión de Ramiro Abrevaya a registros casi caseros, íntimos, rozando el low fi, como el que ejecuta Shura Multivac. Una apasionante muestra de amor hacia los autores del conteo en español más bizarro de la historia.

No hay texto alternativo automático disponible.

Discos Perfectos nació como un blog en agosto de 2010 ideado por el periodista Fernando Cárdenas. Un intento por descubrir, difundir y compartir música, desde el mainstream hasta todas aquellas propuestas alejadas de los grandes radares. Ese trabajo de búsqueda constante derivó en la publicación de varios compilados que contienen las canciones de los más diversos artistas independientes y en la producción de dos discos tributo de íconos como lo son David Bowie y Gustavo Cerati.

La lista de canciones

  1. Ramiro Abrevaya – Lo que busco (I still haven’t found what i’m looking for)
  2. Azcurra – With or without you
  3. The Kavanaghs – Stuck In A Moment You Can’t Get Out Of
  4. Full Chamba – Running to Stand Still
  5. Leo Acevedo – Desire
  6. Fede Cabral – All I want is you
  7. Idílica – Where the streets have no name
  8. Shura Multivac – One tree hill
  9. Quinta – Stay (faraway, so close)
  10. Apolo Beat – La cosa más dulce
  11. Lautremont – Hold Me, Thrill Me, Kiss Me, Kill Me
  12. Rudy – With or without you
  13. Leo Acevedo – Until the end of the world

El disco completo puede escucharse acá.

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS