Seguinos en

Especiales

Reseña literaria: Post punk not dead

Touching from a Distance – Ian Curtis y Joy Division

Deborah Curtis

Dobra Robota, 2017

Publicado

el

Touching from a Distance – Ian Curtis y Joy Division

Deborah Curtis

Dobra Robota, 2017

 

*La policía me pidió que identificara el cuerpo pero finalmente aceptaron que lo hiciera mi padre. Me arrepiento profundamente de no haberlo hecho. Me quedé esperando en el auto, todavía muy en shock como para poder llorar aunque no para darme cuenta de que sí, como aquel viejo cliché, el sol continuaba brillando y la brisa seguía soplando. Era un día hermoso. Las hojas verdes sobre Barton Street zarandeadas contra un cielo azul, muy azul. Por última vez a Ian y a mí nos llevaron en direcciones opuestas. Luego me enteraría que durante la requisa, Kevin Wood y otro joven de la zona habían intentado descolgar a Ian antes de que llegara la policía. Habrá sido una experiencia horrorosa porque no teníamos cuchillos filosos en casa”, escribe la esposa de Ian Curtis en esta -de rigor- biografía aunque más es una crónica sobre su vida junto al cantante de Joy Division. Una narrativa que atrae desde la historia misma: Joy Division, el grupo mancuniano que sobresalió como pocos; Ian Curtis y su suicidio.

Sin pretensiones, apartada de los análisis desde sociales hasta filosóficos de una Viv Albertine en Ropa Música Chicos (Anagrama, 2017), Deborah Curtis apela a un estilo simple pero que mantiene a lo largo de todo el libro sin crear huecos en el texto. No aburre, la épica es el mismo sustrato del que se nutre. Sincera, íntima, abrumada, Deborah Curtis -que sigue usando su apellido de casada- no recurre a golpes bajos, no tiene esa necesidad. Una banda que finalmente parecía que alcanzaría su merecido reconocimiento (una gira por Estados Unidos era lo mejor que podía pasarle a unos chicos de pueblo inglés) se ve aplastada por la muerte del cantante. Algo que todos ya intuían (las declaraciones de Peter Hook mechadas a lo largo de todo Touching from… son reveladoras) pero nadie quería dar crédito. “Me arrepiento profundamente de no haberlo hecho”, dice su viuda con respecto al reconocimiento del cuerpo y quizá haya exorcizado fantasmas escribiendo este relato, echando un poco de luz frente a tanta oscuridad. Estas memorias escritas originalmente en 1995 cuentan en la edición local con un prólogo del mismo Jon Savage, periodista especializado en música, gran crítico y autor de muchos libros contraculturales, quien dice muy acertadamente que este ejercicio de escritura de Deborah Curtis debe ser una manera de cerrar una herida que lleva tantos años abierta.

Las obsesiones de Curtis, sus temores (¡enormes!), dudas y desamparos, sus inquietudes y también las ¿alegrías?, no, tanto, no, apenas momentos de rebuscada paz, están detalladamente contadas en este volumen. Esta intención de vivir una vida normal con una afección como la epilepsia que sufría no pueden tener un punto en común. Puede leerse, interpretarse como una existencia monocromática -quizá gris, quizá negra como la negación del color o quizá blanca- pero una iconografía bien delineada, una identidad tal que logra hacer entender por qué aquel mayo de 1980 decidió partir. No es menor el detalle del ahorcamiento, un joven de veintitrés años, estrenando calidad de padre de la pequeña Natalie, se suicida acaso creyendo así matar a sus espectros. Esos que tanta sombra le habían dado a lo largo de su corta subsistencia. Acá se lo adivina un tipo complicado, desordenado, celoso y cruel, muy cruel; primero consigo mismo pero sin resultarle suficiente pues para con los demás. Un antihéroe, así lo pinta la mujer que estuvo a su lado los últimos años de su vida, y también un pobre hombre que no pudo-supo.quiso cargar con el peso de, como veía y consideraba, una sociedad impía e injusta, un mundo insoportable. Su infidelidad no está narrada como una pasada de factura ni mucho menos venganza, sí como parte de una personalidad poco heroica, nada gloriosa. Deborah Curtis pasaba sus días preocupada por el trabajo, la familia y las cuentas a pagar mientras él se hundía muy rápidamente empujado por sus demonios, cada vez más grandes, cada vez más sádicos. La vida (y la muerte) de Ian Curtis cuenta con todas las herramientas primarias y el argumento latente que opera en el imaginario sobre un músico abatido, un poeta del desánimo. Quien podía estimular e incitar las transformaciones del proceso de creación se vio derrumbado frente a su propio yo. Recurrimos a estos textos sedientos de poder clarificar las relaciones entre los distintos pensamientos y manifestaciones de lo humano pero frente a esa imposibilidad nos vemos afectados por el síntoma, siempre tardío y nunca a tiempo, de algún fenómeno que guiña a la depresión con sonrisa socarrona. La entrega a la ira y la desazón de Ian Curtis, su animalidad, se impusieron y el arte no le fue suficiente.

Esta edición cuenta con una traducción local, casi rioplatense, que por momentos desluce la verdadera intencionalidad de la autora además de, quizá, una falta de notas al pie que contextualicen sobre todo, la época, esas décadas del sesenta y del setenta tan difíciles en Inglaterra y tanto tienen que ver con la oscuridad de nuestro protagonista.

¿Es acaso el hombre, Ian Curtis, un eslabón antrópico necesario en la cadena metafísica superior? Touching from a Distance no responde a la retórica, la refuerza, de ahí la necesidad de leer este libro que logra lo que toda narrativa debiera: un constante cuestionamiento.

 

Continuar Leyendo
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Especiales

James Corden: Carpool Karaoke

El show Brit que no te podés perder.

Publicado

el

James Corden es un inglés gordito lleno de gracia que canta canciones pop, dice frases cómicas, y es el host de uno de los programas más vistos del hemisferio norte.

Uno de los hits de su programa, llamado “The Late Late Show with James Corden” es el segmento “Carpool Karaoke”, en el que hace de cuenta que maneja hacia su trabajo en el imposible tráfico londinense, y sube un copiloto que lo ayuda a transitar entre los double decker buses, los clásicos black cabs y los autos particulares.

Entre sus copilotos estrella estuvieron Paul McCartney, Harry Styles, Ed Sheeran, Adele, Shawn Mendes, y la lista sigue.

En este viaje superestelar James propone una serie de preguntas, juegos, y por supuesto canciones a modo de karaoke que canta junto a los artistas maravillosamente, e interactúa con una  rapidez mental y frescura que derrite hasta al mismo Sir Elton John.

Hitos de este show están en los registros de las visualizaciones de YouTube, y en millones de comentarios que muestran la apreciación de cuando James y el Rocketman cantaron “Crocodile Rock” disfrazados con boas de plumas y anteojos; cuando Corden llevó a McCartney a Penny Lane a dejar su firma y sacarse una selfie, o cuando como viejos amigos, Paul y James decidieron llenar un pub dando un show sorpresa, donde el telón se abría cada vez que un parroquiano elegía una canción en un viejo jukebox.

Otro imperdible para los fans de Harry Styles, es cuando James y Harry recrearon dentro del auto la escena de Titanic cuando Rose le pide a Jack “píntame como una de tus damas francesas”. Sí. Harry era Rose. Imperdible.

Continuar Leyendo

Especiales

“Bowie en el laberinto” de Buenos Aires

Juan Rapacioli coordinará cuatro encuentros sobre la leyenda británica en un espacio cultural porteño.

Publicado

el

Por

El rock trasciende fronteras y períodos, y David Bowie como uno de sus máximos exponentes no es la excepción. El Duque Blanco ha sido una referencia musical del siglo XX, pero también para otros géneros como el cine, la literatura, y la filosofía.

En este marco el escritor marplatense Juan Rapacioli coordinará cuatro encuentros sobre el músico en Buenos Aires que tendrán lugar en un espacio cultural del barrio porteño de Almagro los domingos 8, 15, 22 y 29 de septiembre de 17 a 19.

Los talleres titulados “Bowie en el laberinto”,  giran en torno a pensar al artista como un “dispositivo conceptual” o inspiración para repensar otros temas y problemas como la libertad sexual, el binarismo, o la cuestión de género.

La biografía del británico y su obra se usarán como herramientas de reflexión. Se trabajarán dos álbumes por jornada. El día de la apertura la guía será “Viaje espacial y vacío existencial. La búsqueda de una voz a partir del artificio. Alien y andrógino. Glam y disidencia sexual”, y se cruzará con los álbumes “Space Oddity” (1969) y “The Rise And The Fall Of Ziggy Stardust And The Spiders From Mars” (1972).

En el segundo encuentro “Distopía y opresión. Una interpretación de 1984. Muerte y disolución del sujeto. Años negros del Duque Blanco”, se abordara los discos “Diamond Dogs” (1974) y “Station To Station” (1976).

“El regreso de Major Tom. Ironía y reinvención. La ansiedad de fin de siglo. El diario de Nathan Adler. Sonido industrial”, el tercer encuentro, será sobre lo álbumes “Scary Monsters (And Super Creeps)” (1980) y “Outside” (1995).

El cierre será con “La desaparición como performance. Regreso y nostalgia. Conexiones con el pasado. Nombres del mito: David Robert Jones, Thomas Jerome Newton, Lazarus”, con los álbumes “The Next Day” (2013) y “Blackstar” (2016).

Continuar Leyendo

Especiales

NOTTING HILL CARNIVAL

¿Carnaval en agosto? Si señor. ¿Por qué asistir a la fiesta más multitudinaria en Londres este fin de semana? Acá te lo contamos y te mostramos en imágenes la colorida celebración.

Publicado

el

Este domingo 25 de agosto comienza uno de los espectáculos más esperados del verano Británico, “El carnaval de Notting Hill”. Con una afluencia de 2 millones y medio de visitantes, entre ellos turistas y locales, más de 50 mil voluntarios y un total de 9 mil policías, representa uno de los eventos callejeros más destacados e imprescindibles de visitar a nivel europeo. 

Es considerado uno de los más importantes, ubicado en el Top 10 de Carnavales a nivel global junto al Carnaval de Río, el de Trinidad y Tobago, el Mardi Gras en Nueva Orleans, y el Carnaval de Venecia, entre otros. Y en términos de concurrencia, el más masivo después de Río.

Londres es principalmente conocido por su diversidad cultural, y es aquí justamente donde la comunidad afro- caribeña especialmente de Trinidad y Tobago, ha encontrado el modo de manifestar y conservar sus tradiciones dentro de la cultura británica a lo largo de 60 años. 

Desde 1964, el carnaval se celebra el último fin de semana de agosto y coincide con los festivos que anuncian el final del British Summer Time. Se lleva a cabo por todo el bellísimo barrio londinense de Notting Hill dentro del municipio de Kensington y Chelsea, al noroeste de los jardines de Kensington, una de las zonas más pudientes de Londres, en la que también se puede notar el considerable contraste con las zonas de más bajos recursos. 

Las calles de Notting Hill durante este fin de semana se llenan de música, DJ’s, numerosos Sound systems, bailes, colores, trajes de plumas y lentejuelas, brillos, exóticos disfraces y por supuesto mucho mucho alcohol. La gastronomía es otro punto destacable, tanto bares, pubs y  restaurantes abren sus puertas al masivo público expectante de pasarla lo mejor posible , pero es en la calle y en sus miles de puestos de comida donde se encuentran las especialidades y los platos típicos del caribe como el ya clásico jamaicano Jerk chicken. Las casas y sus vecinos brindan en sus puertas desde comida y bebida, hasta el uso de sus toilettes por dos o tres libras, además de algunos asuntos no tan legales. Muchos otros vecinos escapan al countryside para evitar los desmadres del postparty. Son dos días de fiesta y diversión que culminan con un gran desfile de carrozas y con una celebración que se prolonga desde la mañana hasta altas horas de la noche, ya que los pubs son los encargados de recepcionar el remanente de público de las últimas horas. Hay muchos afters para elegir también, pero luego de tanto festejo, en lo único que se puede pensar cerca de las 2 am es en reponerse luego de dos intensas  jornadas.

 

El clima es bastante impredecible en Londres, por lo general suelen haber días bastante calurosos durante el carnaval, aunque nunca falta un poco de lluvia para moderar las altas temperaturas del verano,  que cada vez se esta poniendo mas ardiente superando los 34 grados, algo imposible de imaginar años atrás según el relato de sus propios ingleses.

Aquí una colorida galería de fotos de nuestro paso por el Carnaval 2018 y recomendación del evento para 2019, 2020, 2021 y así sucesivamente. Eso sí, vale aclarar que si te agobian las aglomeraciones, este no es tu evento. Pero si te gusta la diversión, no dudes en apuntarte en un futuro. Además de ser una experiencia completamente nueva y extravagante, como nunca has vivido, no olvidemos que la razón más  importante es y será siempre una digna celebración de “Libertad”

 

DOMINIOS BRITANICOS 

Bien conocido es el poderío del Imperio Británico a lo largo de los siglos. Se dice que el motivo de la fiesta se remonta al siglo XIX, cuando en Trinidad y Tobago (antigua colonia británica), se abolió la esclavitud y el modo de festejar de los esclavos liberados consistía en bailes, música y principalmente disfraces con los que se parodiaba  las costumbres europeas. 

 

CARNAVAL 

Su origen, lejos de la fiesta que representa hoy por hoy, surge a raíz de poner fin a conflictos raciales en el barrio de Notting Hill, que comenzaron en los años 1950 con la llegada de numerosos inmigrantes originarios de las Antillas Caribeñas. Los partidos de extrema derecha en desacuerdo con la situación, comenzaron una serie de ataques y violentas represiones contra la masiva llegada de inmigrantes. Afortunadamente, el “Keep Britain White” fue apaciguado por movimientos sociales y entre otros, por la activista Claudia Jones, nacida en Trinidad y Tobago. Fue ella quien cesó la tensión existente y demostró que los inmigrantes caribeños eran gente de paz y trabajadora, y motivó a que sus aires lúdicos fuesen expresados y celebrados,  y así, llegaron a organizar uno de los primeros eventos festivos a fines de los 50 en Camden Town luego de lo que se llamó “The Notting Hill race riots” en 1958.

 

MUSICA

Grupos de percusión, bandas en vivo, DJ’s y soundsystem, dedicados al ritmo del reggae, dub, dancehall, soca y calypso. También el soul, afro beat, dubstep, funk, drum and bass, jungle, ska y más.

 

GRENFELL TOWER

El incendio en la Torre Grenfell en Kensington el 14 de junio de 2017 conmovió al mundo, y especialmente  a toda la comunidad del oeste de Londres. Es por este motivo que durante el carnaval hay un stop y unos minutos de silencio en memoria de las víctimas del incendio. 

 

CURIOSIDADES

Como es sabido, el “carnaval” es una celebración que tiene lugar inmediatamente antes de la cuaresma cristiana, y que tiene fecha variable (entre febrero y marzo según el año). Por este motivo, el Carnaval de Notting Hill es la excepción, ya que su festejo es en el mes de agosto y su motivo es la celebración de la libertad.

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS