Seguinos en

Especiales

Reseña literaria: Post punk not dead

Touching from a Distance – Ian Curtis y Joy Division

Deborah Curtis

Dobra Robota, 2017

Publicado

el

Touching from a Distance – Ian Curtis y Joy Division

Deborah Curtis

Dobra Robota, 2017

 

*La policía me pidió que identificara el cuerpo pero finalmente aceptaron que lo hiciera mi padre. Me arrepiento profundamente de no haberlo hecho. Me quedé esperando en el auto, todavía muy en shock como para poder llorar aunque no para darme cuenta de que sí, como aquel viejo cliché, el sol continuaba brillando y la brisa seguía soplando. Era un día hermoso. Las hojas verdes sobre Barton Street zarandeadas contra un cielo azul, muy azul. Por última vez a Ian y a mí nos llevaron en direcciones opuestas. Luego me enteraría que durante la requisa, Kevin Wood y otro joven de la zona habían intentado descolgar a Ian antes de que llegara la policía. Habrá sido una experiencia horrorosa porque no teníamos cuchillos filosos en casa”, escribe la esposa de Ian Curtis en esta -de rigor- biografía aunque más es una crónica sobre su vida junto al cantante de Joy Division. Una narrativa que atrae desde la historia misma: Joy Division, el grupo mancuniano que sobresalió como pocos; Ian Curtis y su suicidio.

Sin pretensiones, apartada de los análisis desde sociales hasta filosóficos de una Viv Albertine en Ropa Música Chicos (Anagrama, 2017), Deborah Curtis apela a un estilo simple pero que mantiene a lo largo de todo el libro sin crear huecos en el texto. No aburre, la épica es el mismo sustrato del que se nutre. Sincera, íntima, abrumada, Deborah Curtis -que sigue usando su apellido de casada- no recurre a golpes bajos, no tiene esa necesidad. Una banda que finalmente parecía que alcanzaría su merecido reconocimiento (una gira por Estados Unidos era lo mejor que podía pasarle a unos chicos de pueblo inglés) se ve aplastada por la muerte del cantante. Algo que todos ya intuían (las declaraciones de Peter Hook mechadas a lo largo de todo Touching from… son reveladoras) pero nadie quería dar crédito. “Me arrepiento profundamente de no haberlo hecho”, dice su viuda con respecto al reconocimiento del cuerpo y quizá haya exorcizado fantasmas escribiendo este relato, echando un poco de luz frente a tanta oscuridad. Estas memorias escritas originalmente en 1995 cuentan en la edición local con un prólogo del mismo Jon Savage, periodista especializado en música, gran crítico y autor de muchos libros contraculturales, quien dice muy acertadamente que este ejercicio de escritura de Deborah Curtis debe ser una manera de cerrar una herida que lleva tantos años abierta.

Las obsesiones de Curtis, sus temores (¡enormes!), dudas y desamparos, sus inquietudes y también las ¿alegrías?, no, tanto, no, apenas momentos de rebuscada paz, están detalladamente contadas en este volumen. Esta intención de vivir una vida normal con una afección como la epilepsia que sufría no pueden tener un punto en común. Puede leerse, interpretarse como una existencia monocromática -quizá gris, quizá negra como la negación del color o quizá blanca- pero una iconografía bien delineada, una identidad tal que logra hacer entender por qué aquel mayo de 1980 decidió partir. No es menor el detalle del ahorcamiento, un joven de veintitrés años, estrenando calidad de padre de la pequeña Natalie, se suicida acaso creyendo así matar a sus espectros. Esos que tanta sombra le habían dado a lo largo de su corta subsistencia. Acá se lo adivina un tipo complicado, desordenado, celoso y cruel, muy cruel; primero consigo mismo pero sin resultarle suficiente pues para con los demás. Un antihéroe, así lo pinta la mujer que estuvo a su lado los últimos años de su vida, y también un pobre hombre que no pudo-supo.quiso cargar con el peso de, como veía y consideraba, una sociedad impía e injusta, un mundo insoportable. Su infidelidad no está narrada como una pasada de factura ni mucho menos venganza, sí como parte de una personalidad poco heroica, nada gloriosa. Deborah Curtis pasaba sus días preocupada por el trabajo, la familia y las cuentas a pagar mientras él se hundía muy rápidamente empujado por sus demonios, cada vez más grandes, cada vez más sádicos. La vida (y la muerte) de Ian Curtis cuenta con todas las herramientas primarias y el argumento latente que opera en el imaginario sobre un músico abatido, un poeta del desánimo. Quien podía estimular e incitar las transformaciones del proceso de creación se vio derrumbado frente a su propio yo. Recurrimos a estos textos sedientos de poder clarificar las relaciones entre los distintos pensamientos y manifestaciones de lo humano pero frente a esa imposibilidad nos vemos afectados por el síntoma, siempre tardío y nunca a tiempo, de algún fenómeno que guiña a la depresión con sonrisa socarrona. La entrega a la ira y la desazón de Ian Curtis, su animalidad, se impusieron y el arte no le fue suficiente.

Esta edición cuenta con una traducción local, casi rioplatense, que por momentos desluce la verdadera intencionalidad de la autora además de, quizá, una falta de notas al pie que contextualicen sobre todo, la época, esas décadas del sesenta y del setenta tan difíciles en Inglaterra y tanto tienen que ver con la oscuridad de nuestro protagonista.

¿Es acaso el hombre, Ian Curtis, un eslabón antrópico necesario en la cadena metafísica superior? Touching from a Distance no responde a la retórica, la refuerza, de ahí la necesidad de leer este libro que logra lo que toda narrativa debiera: un constante cuestionamiento.

 

Continuar Leyendo
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Especiales

Un talento de Bowie tan desconocido como imponente

Los mensajes a través del arte plástico.

Publicado

el

Por

Hoy David Bowie cumplirían 73 años. En 2016 falleció días después de haber lanzado su vigésimo quinto y último álbum de estudio, “Blackstar”, como consecuencia de un cáncer de hígado, enfermedad que padecía hace más de un año pero mantuvo en privado.

El lenguaje artístico de Bowie siempre fue inmenso y llevaba consigo un halo de misterio. Aquello daba lugar a múltiples interpretaciones y especulaciones acerca de los mensajes en sus letras,  fotos, videoclips, puesta en escena y estética.

Lo mismo ocurre con sus obras de arte plástico, una misteriosa y poca conocida faceta del compositor que era también un magnífico pintor, fuertemente influenciado por autores como David Bomberg, Francis Bacon y Francis Picabia.

A continuación les dejamos las piezas de la interesante e imponente obra pictórica que nos dejó la leyenda británica.

Autorretrato, 1996

Berlin Landscape With JO, 1978 (Retrato de Iggy Pop)

Child in Berlin, 1977

Hearts Filthy Lesson, 1995

DHeads II

Ancestor II, 1998

DHead Series, 1995-96

Evol for de Missing, 1996

Self-portrait, 1978. Inspirado en la tapa del álbum Heroes (Victoria and Albert Museum)

Squeeze 2000, 1996

Turkish Father And Son, 1978

I Am A World Champion, 1977

The Rape Of Bigarschol, 1996

Portrait Of JO, 1976

Present Future Accepted, 1995

 

 

 

 

Continuar Leyendo

Especiales

Amnistía Internacional organiza un festival en Buenos Aires

La segunda edición del festival por los Derechos Humanos se desarrollará el 15 de diciembre en el estadio Obras.

Publicado

el

Por

La ONG Amnistía Internacional cierra el año en Argentina con la segunda edición de un Festival musical alucinante que será el próximo 15 de diciembre desde las 14 en el Estadio Obras Outdoor, del que participarán referentes de la escena musical nacional. El objetivo del encuentro es visibilizar las luchas sobre derechos humanos en Argentina, la región y el mundo.

La primera edición había sido en 1988, en el marco del regreso a la democracia, y tocaron artistas como Sting, Charly García, Bruce Springsteen, Peter Gabriel e Hilda Lizarazu. En esta ocasión los artistas invitados son: Lisandro Aristimuño, El Kuelgue, Bandalos Chinos, Louta, Eruca Sativa, El plan de la mariposa, Dakillah, Lucy Patané, Hilda Lizarazu, Darío Sztajnszrajber, Connie Isla, Barbi Recanati y Femigangsta, entre otros.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

¡Se siguen sumando artistas para tocar #LosTemasQueImportan! ¿Todavía no tenes tu entrada? 😱 — 👨🏻‍🎤👩🏻‍🎤 #LosTemasQueImportan suenan en las voces 🎤 de @lisandroarisrti @elkuelgue @bandaloschinos @louta @elplandelamariposa @dak1llah @dsztajnszrajber @lucypatane @hildalizarazu @barbirecanati @coisla @sol_alac @eruca_sativa @femigangsta y muchos más! A través de la música 🎼 queremos movilizar y concientizar sobre temas como la 📢 libertad de expresión y ✊🏽 protesta social en el actual contexto latinoamericano, 🌎 el cambio climático, 💚 los derechos de las mujeres y🏳‍🌈🏳‍⚧ de la comunidad LGBTIQ+, entre tantos otros. No te quedes afuera y sumá tu voz 🗓 el domingo 15 de diciembre a las ⏰ 14 hs en 📍el Estadio Obras Outdoor. – 🎟 Conseguí tus entradas en Livepass. Link en nuestras historias destacadas y bio.

Una publicación compartida por Amnistía Internacional AR (@amnistiaar) el

El lema será “Toquemos los temas que importan” , y la intención es “movilizar y concientizar sobre temas como la libertad de expresión y protesta social en el actual contexto latinoamericano, el cambio climático, los derechos de las mujeres y de la comunidad LGBTIQ+”.

Las entradas están a la venta a través del sistema Livepass . La “preventa 1”, disponible hasta el 19 de noviembre, ofrece entradas a $ 990 más service charge. Los fondos serán destinados para las tareas de la organización alrededor del mundo.

La directora de la organización Mariela Belski dijo en una entrevista con Télam: “un sueño de los que hacemos Amnistía desde 2011 es volver a hacer un recital como el del 88. En aquel momento fue por Derechos Humanos y se hizo alrededor del mundo por el ‘apartheid’. Fue muy importante porque fue el primer festival después del regreso a la democracia, y la idea fue retomar esa idea y actualizarla”.

Continuar Leyendo

Especiales

Beefeater presentó sus multipremiados gins en un evento exclusivo

Es la marca más premiada a nivel mundial.

Publicado

el

La legendaria marca de Gin londinense Beefeater nos invitó a una exclusiva cata de sus tres productos, en la casa emplazada en el centro porteño donde suelen hacer este tipo de reuniones tan especiales. Con el equipo de Pernod Ricard Argentina a pleno, y bien representados por la carismática Brand Ambassador de su bebida para nuestro país y Uruguay, la blonda inglesa Sophie Lawrence, nos dimos cita unos pocos medios para una placentera prueba de las tres clases de Gin: el London Dry tradicional, su versión premium 24, y la nueva joya saborizada de Beefeater, el exitoso Pink.
Luego de una puntillosa exposición, en donde su Brand Ambassador dio cuenta de los orígenes medicinales de la bebida, los inicios de la marca en 1876 y el porqué de su directa identificación con la capital inglesa, probamos cada uno de sus sabores y propiedades, e internamente nos quedamos con nuestro preferido. En la habitación contigua, un bartender especializado nos atendió con varias combinaciones espectaculares, demostrando por qué el gin es una de las bebidas más ricas y versátiles, y Beefeater la marca más premiada a nivel mundial.
Conocé todo lo relacionado con Beefeater -su historia, los distintos tipos de gin de la marca y sus explosivos cocktails- en su sitio web beefeatergin.com/es-AR. Consumir responsablemente y a disfrutar!

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS