Seguinos en

En Vivo

Peter Hook and The Light en Vorterix: soy tu fan

El ex Joy Division y New Order hizo un repaso de los discos Technique y Republic más otros clásicos de su carrera.

Publicado

el

Fotos: Christian Pettinicchio (@mis4ojos)

“This is ‘Regret’”, fue lo único que dijo Peter Hook antes de arrancar su show. Esta nueva visita –ya se le hizo costumbre al mancuniano pisar tierras argentinas– lo trajo haciendo un repaso por dos discos que fueron perdiendo presencia en los shows de New Order y que el bajista decidió hacerles justicia con su actual banda The Light: Technique y Republic.

La guitarra de David Potts, aquel que hizo dupla con Hook en Monaco, imitó a la perfección los riffs de Bernard Sumner para dar comienzo a “Regret”, y de alguna manera Hooky aprovechó para aclarar que no se arrepiente de nada. Luego de las conocidas disputas personales y legales que tuvo con sus ex compañeros de New Order, las cuales desembocaron en un acuerdo económico por los derechos de las canciones, Hook decidió vender toda la memorabilia de Joy Division que acumuló a lo largo de los años. Pero de algo no pudo desprenderse: las canciones.

El concierto estuvo dividido en tres secciones: primero el set de Republic; luego de un break, el set de Technique, con las canciones tocadas en el mismo orden que aparecen en los discos; y por ultimo una tercera parte con el encore compuesto por otros clásicos de New Order y Joy Division. Todo en una lógica archivística a lo Roger Waters cuando repasa álbumes de Pink Floyd.

La primera parte del concierto tuvo altibajos, con versiones ajustadas de “Regret”, “World” o “Young Offender”, pero también con desperfectos en las voces, saturaciones del sonido y cierto cansancio en “Everyone Everywhere”, “Chemical” y “Special”. Valió la pena atravesar esos pasajes agridulces para llegar a la parte de Technique. El público quería soltarse y Peter Hook les dio pista para que baile. “Fine Time” y “Mr. Disco” trajo la noche mediterránea del mejor acid house de Ibiza y, gracias a sus programaciones y arreglos, Martin Rebelski se ganó muy bien su sueldo.

“True Faith” fue el anuncio de Hook para dar comienzo a la tercera y última parte del recital. Como si fuese una banda contratada para una fiesta, Peter Hook and the Light metió mano a los hits megalegendarios de New Order y Joy Division. Entonces el clásico sonido de bajo de Hooky tomó protagonismo y dio rienda suelta a una versión preciosa de “Ceremony”, ese clásico que sirvió de puente para la mutación de Joy Division a New Order. La acelerada “Disorder” tuvo a Paul Kehoe en la difícil tarea de emular el beat nervioso de batería de Stephen Morris. “She’s Lost Control”, “Shadowplay” y “Transmission” se alejaron –un poco– de la oscuridad de sus versiones originales de estudio para dar muestra de la veta punk de Joy Division, a cargo casi exclusivamente por la arenga de Hook. Luego de pegarle trompadas a un pad para acentuar los golpes de batería electrónica, Hooky y su hijo Jack Bates se pusieron al borde del escenario con sus respectivos bajos para encarar la melodía de ultratumba de “Love Will Tear Us Apart”. La canción dejó de ser –por lo menos en la noche de Vorterix– ese lamento amoroso y personal de Curtis y se convirtió en un himno de comunión rockera comandado por Hook.

Por suerte su visita no es la única de esta semana: Nick Cave y Peter Murphy completan la trifecta de recitales que emocionan al amante del postpunk y derivados. A Peter Hook no le importa caer en ciertos gestos que para el público crítico pueden estar mal vistos. No le importa que estén dos bajistas en acción pero tener colgado el bajo y prácticamente no tocarlo en todo el recital –delegando responsabilidades en Jack Bates- ni simular el canto de barítono apenado de Ian Curtis. Tampoco le importa que el show sea predecible y pierda fluidez debido a cómo está estructurado. No le importa porque su concepto de show gira en torno a complacer al espectador, en dar todo de sí, entregarse al público, cantar hasta ponerse colorado, sacarse la remera y revolearla hacia la gente. Peter Hook brinda el recital que el fanático quiere, porque él se autoproclama “el fanático número 1 de Joy Division” (y seguramente también de New Order). Él, su banda y todos los presentes saben que la búsqueda en escena no es la contemplación, sino el goce, el placer que emerge del dolor, ese que marcó toda la discografía de New Order.

Continuar Leyendo
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En Vivo

ÉL MATÓ A UN POLICÍA MOTORIZADO en vivo: magia en La Plata

Impecable presentación de El Mató a un Policía Motorizado el pasado sábado 6 de abril en el Microestadio Atenas de La Plata.

Publicado

el

Con una asistencia más que nutrida, fue sorprendente ver el enorme crecimiento que experimentó la banda en el último tiempo. Era un verdadero ejemplo de público indie: jóvenes sub 20 estilo freak y otros cuantos de mayor edad que siguen a EMPM desde sus inicios, allá por el 2004. Es reconfortante confirmar que una banda platense haya logrado consolidarse de la manera en que lo hizo, progresivamente y a pura contundencia, llenando un estadio en su propia ciudad al mejor estilo Babasónicos.

Siempre es una experiencia fuerte ver a El Mató en directo. Tienen brillo, un estilo naif característico en sus letras, la música hipnótica, la gráfica de los flyers, la personalidad de Santiago. Las canciones simples, imágenes de la vida cotidiana comunes para todos: cuando querés algo y lo extrañas, cuando deseas dormir con alguien especial, cuando el mundo en el que vivís se torna peligroso y soñás con un barrio mejor. La repetición incesante de las mismas palabras te envuelven en una atmósfera de bienestar y calidez, quedando atrapados en una vibra serena y cool. El diseño de su publicidad, tanto en redes –gran parte de sus seguidores son millennials- como en vía pública ostentan dibujos de chicas jugando a la pelota, o de caballeros y damas de la época medieval, todo en colores pasteles, especialmente rosa y celeste. Estilo y personalidad propia.

El show tiene su protagonista estelar, y ese es su cantante. La voz de Santiago Motorizado es inconfundible, embriagante. Con sus dotes vocales paseó a su público por un viaje de 26 temas divididos en dos grandes bloques. Luego de hacerse esperar un poco, el concierto arrancó con “Magnetismo”, del álbum “La Dinastía Scorpio” (2004), y en el que sobresalieron grandes picos como “La noche eterna”, “Amigo Piedra”, “El Tesoro”, “Chica de Oro”, y “Chica Rutera”. Una noche vibrante, con gran puesta en escena, un inteligente juego de luces y efectivos visuales de viajes al espacio.

 “¿Querías un milagro John?” Te presento a El Mató. 

Continuar Leyendo

En Vivo

Los diez highlights del Lollapalooza 2019

Terminó marzo y con él se fue una nueva edición del festival Lollapalooza, un espacio de encuentro de múltiples géneros y expresiones culturales que ha cambiado, a nivel mundial, la forma de experimentar la música en vivo. Durante tres días consecutivos cientos de miles de personas habitaron el predio ubicado en San Isidro y fueron testigos de grandes momentos artísticos y musicales.

Publicado

el

El Día 1 ya prometía un line up ecléctico y colorido, y en ese marco el debut local de Rosalía fue el primer gran diamante del evento. Siempre escoltada por un grupo de talentosas bailarines, la española que conmueve con su origen flamenco cantó los hits de su álbum consagratorio El mal querer y encendió las llamas de la multitud.  Además  presentó “Lo presiento” y “Haute couture”, dos de sus nuevos temas que coquetean con un estilo de música más urbano y enérgico.

Resultado de imagen para rosalia lollapalooza argentina

Foto cortesía DF Prensa

La presentación de Twenty Øne Piløts, que visitaron la Argentina por segunda vez, fue otro de los grandes shows de la jornada y superó las expectativas de su fiel público centeniall. En lo que fue el cierre de la fecha, el dúo conformado por Tyler Joseph y Josh Dun deslumbró a los más de 70 mil asistentes que también fueron protagonistas. En lo que respecta a lo estrictamente musical la lista de temas siguió la línea de Trench, su último álbum. Sin embargo lo que hizo de su presentación un momento único e irrepetible fue su carisma y manejo escénico, y tal es así que el Main Stage 1 les quedó chico y Joseph terminó colgado de una torre de sonido en medio de la multitud.

Sin lugar a dudas otro de los highlights del día inicial fue la llegada de Interpol, con un show minimalista y elegante que demuestra que el post punk sigue siendo un género versátil y moderno. Con dos décadas encima los neoyorquinos hicieron un repertorio sólido que incluyó grandes hits, pero también temas como “The Rover”, “If You Really Love Nothing” y “Number 10”, singles de su último lanzamiento “Marauder”.

Resultado de imagen para interpol lollapalooza argentina

Foto cortesía DF Prensa

La segunda jornada del festival de música más importante del país también dejó geniales momentos y presentaciones, sobre todo porque contó entre sus filas con Arctic Monkeys, la niña mimada del rock de guitarras que sigue asombrando por lo vertiginoso de su crecimiento musical y artístico. Los británicos se subieron al escenario liderados por un Alex Turner milimétricamente peinado cual Elvis Presley, y plantearon un show contundente. Rememoraron viejos éxitos como “Brianstorm” y “Do I Wanna Know?”, y dejaron mudos a los más de 100 mil espectadores con la delicadeza de los tracks que conforman Tranquility Base Hotel & Casino, álbum lanzado recientemente y. Y es que los de Sheffield han alcanzado tal grado de madurez y experiencia que pueden zigzaguear por sus diferentes etapas sin dar volantazos.

Resultado de imagen para sam smith lollapalooza argentina

Foto cortesía DF Prensa

Hablando de ingleses, Sam Smith fue otro de los grandes galanes del día. Con la sensibilidad a flor de piel y un registro de voz fuera de serie, el artista emocionó al público local al ritmo del Soul. “Apaguen sus celulares esta noche y miren las estrellas. Estamos tan perdidos últimamente que nos olvidamos de quienes somos”, dijo antes de empezar y puso en evidencia toda su naturaleza melodramática. En su lista de temas primaron las baladas en temas como “I’m Not the Only One”, pero también hubo tiempo para el baile, con “Dancing With a Stranger”, o sonidos más clásicos como “Baby, You Make Me Crazy”. Sea cual sea el género el “Adele masculino”, como lo describió la revista Rolling Stone, desplegó todo su talento.

Si bien el Lollapalooza tuvo lugar en San Isidro, a todos les quedó muy claro que Rosario siempre estuvo cerca cuando Fito Páez pisó el escenario y movilizó a miles de personas con un repaso categórico de sus grandes éxitos como “A rodar mi vida”, “Mariposa tecknicolor”, “El amor después del amor” , “11 y 6” y “Circo beat”. A diferencia de otros artistas el repertorio del rosarino, que llegó acompañado de Juani Agüero en guitarra, logró unir y contagiar a las distintas generaciones  presentes. La frutilla del postre fue el cierre previsible pero mágico al ritmo de “Y dale alegría a mi corazón”.

De Santa Fe nos movemos para Córdoba porque uno de las grandes estrellas del Día 3 fue el Paulo Londra que a pesar de no tener discografía propia, en pocos minutos demostró ser un verdadero showman y una referencia de la cultura trap para las nuevas generaciones. El joven de 20 años oriundo del barrio San Salvador hizo una lista corta pero más que suficiente en la que metió canciones como “Relax”, “Te amo”, “Noche complicada”, o “Cuando te besé”. En el escenario se mueve con una seguridad inaudita. Su actuación incluyó desde interactuar a modo de sketch musical con con su DJ, Alan Tejeda, hasta jugar al básquet y probar unos tiros al aro en vivo. Y si algo faltaba, Londra recibió la visita de Steve Aoki, el DJ estadounidense, que se subió al escenario  con la camiseta argentina para poner en marcha Forever Alone con la voz del joven argentino.

Foto cortesía DF Prensa

Y pasamos a otro co provinciano que, con unas décadas más encima pero la energía intacta, fue el comodín del Lollapalooza 2019 y el responsable, a pesar de la polémica, de uno de los shows más memorables. Casi de local en San Isidro la Mona Jiménez prendió el switch del cuarteto e hizo mover las caderas a más de uno, incluso a Perry Farrell a quien se lo vio muy compenetrado bailando cuarteto en el VIP del predio. El legendario artista, que lució un vestuario estridente acorde a su estilo, alegró al público con canciones como “El león”, “La novia blanca” o “El Federal”, y los infaltables “Beso a Beso” y “Quién se ha tomado el vino”.

Resultado de imagen para mona jimenez lollapalooza argentina

Foto cortesía DF Prensa

Otro de los momentos más especiales del Día 3 fue el concierto de Caetano Veloso, que a pesar de la marea de gente que rodeaba el Main Stage 2 se convirtió en  un show romántico de corte intimista. El bahiano a sus 76 años encabezó un espectáculo singular junto a sus hijos Moreno, Zeca y Tom. Entre ritmos de sambas y bossa novas se fue tejiendo una presentación minimalista pero brillante de quien es una auténtica leyenda de la música latinoamericana.

El cierre del festival fue un fiel reflejo de lo que se vivió durante tres excitantes jornadas. La apuesta estética y musical del rapero Kendrick Lamar fue ambiciosa y de una categoría superior. “Kung Fu Kenny”, nombre artístico que usó a partir de su último disco Damn de 2017, o “Pullitzer Kenny” como lo designaron al ser el ganador del premio Pullitzer por los relatos sobre la comunidad negra en Estados Unidos, es un distinto en el arte de la rima y la poesía hablada. En su andar excepcional exprime una variedad de recursos musicales que van desde lo lírico y la psicodelia, hasta el jazz, que en canciones como “Dna”, “Element” o “Lust” combina con mensajes de fuerte crítica social. Su repertorio no incluyó hits pegadizos, pues la comunión con el público y el clímax de su presentación pasaron por otro lado: su espíritu genuino y humildad.

 

 

Continuar Leyendo

En Vivo

Lollapalooza 2019: Así fue la sexta edición del festival más grande del país

Con entradas agotadas y un clima inmejorable, más de 100 mil personas disfrutaron de tres jornadas a pura música encabezado por los artistas más importantes del mundo.

Publicado

el

Por

El hipódromo de San Isidro nuevamente le dio lugar al éxito mundial creado por Perry Farrel al que a través de las ediciones los argentinos nos fuimos apropiando cada vez un poco más.

El line up del Lollapalooza 2019 se ubicó entre los más sorprendentes de su trayectoria en el país: la combinación de nuevos géneros musicales conviviendo con leyendas casi olvidadas de artistas de la música a pocos metros de distancia le agregan a este festival su diferencial y lo convierten en una experiencia completamente única en su especie. En esta última edición convivieron más de 100 bandas de todos los géneros y para todas las generaciones, stands de marcas que competían para ver cuál lograba entretener más a los visitantes, el Lolla Lounge con gran oferta gastronómica y, como resultado, más de 100.000 jóvenes por día disfrutando de cada una de las opciones, entre amigos, lookeados para la ocasión, acostados, bailando o saltando, todos alegres y unidos bajo el ritmo de la música.

Como y con el público, así vivimos en Ultrabrit los tres días de fiesta que nos brindó la sexta edición de Lollapalooza Argentina. Te compartimos un resumen en el siguiente vídeo:

También podés escuchar nuestra cobertura del festival en Ultrabrit Radio cuando quieras.

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS