OK Pirámides: “Hoy lo contracultural sería ser normal” | Ultrabrit
Home Música Entrevistas OK Pirámides: “Hoy lo contracultural sería ser normal”
OK Pirámides: “Hoy lo contracultural sería ser normal”

OK Pirámides: “Hoy lo contracultural sería ser normal”

306
0

Julián Della Paolera (ex Victoria Mil) y Gonzalo Campos (ex Los Látigos) cuentan con años de experiencia y cada uno de ellos con varios discos de por medio. Juntos formaron OK Pirámides que muestra estilos que recorren desde el Post Punk al Dub, el ska y la psicodelia.

La banda lanzó su segundo disco “Explota tu cabeza” el cual presentaran este jueves en Teatro Sony.

Antes, conversaron con Ultrabrit acerca de sus influencias y los proyectos a futuro.

¿Cómo surgió OK Pirámides?

Julián: Me habían regalado una guitarra y unos días de estudio y fui a grabar con amigos, con dos grupos distintos; al rato hubo un parate con Victoria Mil y de ahí me empecé a juntar más con un grupo determinado que terminó siendo Ok Pirámides. Después de esa grabación, nos dieron ganas de tocar en vivo y de profundizar en lo que estábamos haciendo. Nos gustaba el camino que venía tomando todo.

Antes de formar Pirámides, nos juntábamos a escuchar música, nos pasábamos discos y, cuando apareció la posibilidad de tocar juntos, todo empezó a tomar un rumbo, a salir música, nos divertíamos mucho y empezamos a hacer, seguimos haciendo y tocando en vivo, y sin darnos cuenta terminamos siendo una banda.

¿Cuánto aportó el pasado musical de cada uno? 

Julián: Claro, quizás lo anormal del grupo es que se formó de grabaciones, él (Gonzalo) viene de Los Látigos, había otros de Turf, Panza y Tuta de Babasónicos, Sebita que tocaba en Victoria Mil en ese momento… cada uno con su banda, en su carrera, más allá que ninguno estaba tocando con su grupo, la historia era que estábamos haciendo una grabación sin sentido, prácticamente comandada por mí, que me junté con distintos músicos que no eran ni amigos entre sí, yo era el hilo conductor. Eso fue lo anormal, que todos teníamos experiencia. Lo hacíamos desde un lugar de muy amor a la música y ese amor se vio reflejado en todo lo que manifestaba el primer disco, los sonidos, las letras y la música. 

En Ne Ne Ne, dicen “artistas eran los de antes”, como músicos ¿creen que es muy difícil innovar hoy en día con la cantidad de música que se produce en estos tiempos? 

Gonzalo: No, no, todo lo contrario. Me parece que en general hay una desidia y una vagancia en la gente que está a cargo de hacer música. No es nuestro caso, nosotros tocamos porque somos muy entusiastas de la música que escuchamos, de lo que sabemos y conocemos, nos expresamos en la música pero a partir de algo.

Julián: En realidad es artistas como oyentes, va por ese lado. Nuestro disco está plagado de agradecimientos a la música, de citas. El disco tiene un montón de contenido, está cargado de la emoción que nos causa a nosotros hacer música, escuchar música, vivir música y participar de eso. Influenciada por lo que escuchamos, lo que compartimos.

¿Cómo dirían que esos artistas que escuchaban, con su estilo y música particular, influyeron en ustedes?

Gonzalo: Y, imagínate que tenés 12, 13 años y venís escuchando Charly García y un día escuchas a los Sex Pistols, The Clash, The Slits y decís ¿Qué es esto? ¿Cómo hacen esto? ¿Qué pasa acá? Hay como un nervio, un espíritu, una situación. Te cambia la forma de ver y entender la música.  Veías tocar a Sumo, Soda Stereo o Virus y sentías toda una pasión, descubrías algo distinto en vos.

Ves toda una contracultura, sobre todo en Sumo, que hoy no existe más, si hasta los jueces se drogan… hoy lo contracultural sería ser normal. En esa época que estabas mucho más alerta a lo que sentías, la rebeldía te marcaba un camino, ganas de participar y de formar parte.

Entre su primer álbum homónimo y Explota tu cabeza se puede ver un cambio musical en letras y sonidos ¿qué influyó?

Gonzalo: El cambio entre un disco y otro fue un cambio de estilo y dirección en nuestras vidas. Empezamos a estar mucho más organizados; el primer disco es todo un caos en sustancia, en cosas que nos pasaban, que veníamos arrastrando desde hace mucho tiempo.

Julián: Pero no tan caótico como suena decirlo, sino que el disco venía con una conciencia; como primer disco tiene un montón de información que era un poco inabarcable y, a su vez, para ser el principio de algo es el final de otras. Había mucho dolor.

Gonzalo: Mucho para decir.

Julián: Yo siempre digo que el gran logro del primer disco es que salió, que no quedamos muertos. Pero mostramos el demo y los pibes se murieron. Salió como quisimos, un disco largo con temas largos, en algún momento dijimos de acortarlo, pero no.

Gonzalo: Dijimos ¿Por qué cortarlo? ¿Para quién? no. En cambio con el segundo disco ya estábamos consolidados como banda. El proceso fue diferente, fuimos grabando de a poco, cuando terminábamos los temas íbamos al estudio y así llevamos todo más organizado. Entonces influye en todo el laburo eso, el estilo, todo.

¿Están pensando en un tercer disco?

Gonzalo: Estamos en eso. Estamos armando, ya tenemos varias canciones compuestas, algunas ya están listas.

¿Con qué colaboradores les gustaría trabajar en el próximo álbum?

Gonzalo: Tenemos ideas de algunos productores del mundo de la música dub.

Julián: Nos gustaría hacer un mix con Adrian Sherwood.

Gonzalo: Hay una posibilidad de hablar con Dennis Bovell también.

Julián: Bovell, estaría muy bueno. Venimos muy influenciados por el Dub, no es que vamos a hacer música jamaiquina, pero algo tenemos.

El 18 de Mayo tocan en Teatro Sony, ¿qué podemos esperar de la fecha?

Julián: Es un show que va a ser largo, siempre hacemos shows cortos de 10 temas. Esta vez vamos a tocar todo el segundo álbum, algo del primero y dos o tres canciones nuevas que van a estar en el próximo. Van a poder vernos a nosotros solos, con luces algo psicodélicas, con todo nuestro equipamiento, va a estar bueno.

02-newstube-banner-728×90

DEJAR COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *