Massive Attack: Blue Lines o cómo crear la alquimia musical definitiva | Ultrabrit
Home Música Discos Massive Attack: Blue Lines o cómo crear la alquimia musical definitiva
Massive Attack: Blue Lines o cómo crear la alquimia musical definitiva
0

Massive Attack: Blue Lines o cómo crear la alquimia musical definitiva

615
0

Un disco debut que marcó un antes y después en la música y sigue sonando fresco e innovador.

El año 1991 fue uno de los mejores del siglo XX en materia de producciones discográficas. Desde discos que hicieron un crossover mundial y llegaron a sonar hasta debajo de las piedras, como Nevermind, Metallica, Out of Time o Diamonds and Pearls, hasta obras maestras de culto que las futuras generaciones revisitarían una y otra vez, como Screamadelica, The Low End Theory, Loveless o Bandwagonesque. Fue un año de grandes debuts, caso de Blur con Leisure, Pearl Jam con Ten o Saint Etienne con Foxbase Alpha. Pero hubo un primer álbum que fue capaz de partir aguas y hasta de crear un nuevo género musical, un disco que se convirtió en clásico apenas se lanzó y uno de los últimos grandes impactos musicales que salieron desde la cultura underground para conquistar el mundo mainstream. Se trata del debut de Massive Attack, el magistral Blue Lines.

Provenientes del sound system The Wild Bunch, un colectivo musical de los 80 que albergó en sus líneas a figuras que una década más tarde marcarían la agenda de la cultura musical inglesa, como Nelle Hooper, Adrian “Tricky” Thaws, Claude “Willie Wee” Williams, Andrew “Mushroom” Vowles, Grantley “Daddy G” Marshall y Robert “3D” Del Naja. Estos tres últimos, núcleo creativo de aquel Massive Attack de principios de los 90 (Mushroom dejaría la banda luego de su tercer disco, Mezzanine).

Con dos singles arrolladores como “Daydreaming” y “Unfinished Sympathy”, que anticiparon la salida del disco y generaron muchas expectativas, los muchachos de Bristol pusieron definitivamente en el mapa musical a su ciudad con el lanzamiento de Blue Lines. Un álbum que logró un sonido nuevo a base de una combinación de géneros nunca antes escuchada. Mezclaron de manera innovadora soul, jazz, hip hop, reggae, dub, rhythm and blues, funk, rock, electrónica y cuanto otro género musical con raíces negras se vengan a la mente, para crear ese bicho de laboratorio conocido como trip hop, abrirle paso a bandas como Portishead, Morcheeba y Zero 7 e influir a artistas como Björk y Air.

El comienzo del disco da cuenta de la filosofía arqueológica del grupo con el sample de la línea oscura de bajo y el pattern de batería de “Stratus”, un tema de jazz fusión de Billy Cobham, para la creación de “Safe from Harm”, track que cuenta con el potente timbre de voz de Shara Nelson. La cosa se pone retorcida en “One Love”, entre el canto malvado de Horace Andy y el scratching incesante que arremete entre bocanadas de humo.

Para el tema que da título al álbum, Robert Del Naja, Daddy G y Tricky rapean con susurros sobre la base sampleada de “Sneakin’ in the Back”, de Tom Scott & The L.A. Express. Otro hallazgo, como lo es el fino soul de “Be Thankful for What You’ve Got”, cover de William DeVaughn interpretado elegantemente por la voz de Tony Bryan. Cool, muy cool.

Como su tìtulo lo indica, “Five Man Army” es un ejército de voces compuesto por 3D, Daddy G, Horace Andy, Tricky y Claude “Willie Wee” Williams, que batallan entre sí con un flow que parece provenir de las cavernas. En “Unfinished Sympathy” y “Lately” nuevamente Shara Nelson muestra su caudal vocal sobre una base de percusión hipnótica y un funk cadencioso y sexy, quien además comparte protagonismo con las rimas rapeadas de Tricky, Del Naja y Daddy G en “Daydreaming”. Sonidos narcóticos y selváticos.

El final es con “Hymn of the Big Wheel”, y toda la espiritualidad de Horace Andy y Neneh Cherry, quien fue clave para que Massive Attack se junte en el estudio y grabe su primer disco. Ese que marcó una gran línea azul y dividió a la historia de la música moderna en dos. Un álbum que mezcló con la precisión y paciencia de un alquimista los diferentes ingredientes sonoros del siglo XX para crear una obra que sigue sonando nueva e innovadora hasta el día de hoy.

02-newstube-banner-728×90

DEJAR COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *