Seguinos en

Especiales

Liam Gallagher, ¿el último rock star?

El ex Oasis pasó por Buenos Aires y se presentó en la quinta edición de Lollapalooza Argentina.

Publicado

el

“Liam Gallagher está en Buenos Aires y yo sin pintarme las uñas”, escribió Andrea Álvarez en Twitter. Porque nunca se sabe… Quizá bajaste del tren que venía desde Brentwood en Liverpool Street Station para combinar con la Central Line del tube y llegar al Soho y ahí nomás ves a un tipo bajando la escalera mecánica mientras vos vas subiendo en la de al lado y pensás: “Qué buen abrigo, lindo corte de pelo, eh. Apa, guapo. Bloody’ell, es Liam Gallagher” y seguís mirando hacia arriba para no caerte. Porque casi me caigo de la emoción, claro.

Volvió a pasar Liam Gallagher por nuestra ciudad, tocó este fin de semana en el Lollapalooza presentando su As you were -que tan bien se encarga de promocionar en cada línea que escribe en Twitter y en Instagram: cada frase la acaba con “as you were”-, un disco con una impronta tan personal que es imposible acusarlo de reiterativo, es él, y pocos artistas logran ese reconocimiento. Tocó también temas de Oasis, por supuesto, ¿cómo no iba a hacerlo?. Oasis les dio a los hermanos Gallagher una fama y un reconocimiento único. “Aunque los tiempos cambian, dice en un vídeo viral Liam: antes me traían de todo miles de asistentes, hoy tengo que prepararme yo my fucking tea en camarines”. Cuando surgió la banda mancuniana se los acusó de robo.plagio.copia.imitación y/o reproducción de Beatles y, vamos, que sí parecían los cuatro de Liverpool. Pero Oasis, como PJ Harvey con respecto a Patti Smith, quizá sean buenos ejemplos de cómo el alumno supera al maestro (ya siento la lluvia de insultos, no worries).

Liam Gallagher Credit: Rakin

Credit: Rakin

Que Liam tiene un humor de perros lo sabemos: en Chile (un día antes de tocar en nuestro país y en el marco del mismo festival) tocó un par de temas y se bajó del escenario para no volver… Se quejó del sonido y de su propia voz: “Así no tiene sentido seguir”, dijo y se marchó. El público respondió con lo que más le dolería al Gallagher junior: pidiendo por el Gallagher mayor al grito de “¡Noel, Noel!”. Pero ni caso, no volvió.

Con cuarenta y cinco años tiene una parada única en el escenario, como la tuvo Ian Curtis y pocos más, además de una voz reconocible y tan particular. Cuenta la leyenda que de pequeño (es el menos de tres hermanos, hay un Paul Gallagher mayor que Noel), era el antitodo: no quería a nadie. Primero a Noel con quien debía compartir la habitación, a su padre alcohólico (afortunadamente su madre se separó y se llevó a los niños con ella alejándolos de un padre abusador), insultaba a la gente que cruzaba por la calle, sobre todo si eran músicos acusándolos de amateur. ¡Ni siquiera le gustaba la música! Hasta que se obsesionó con John Lennon… (sabemos que uno de sus cuatro hijos se llama Lennon -los otros son Molly, Gene y Gemma, es para matarlo, realmente-) y ahí cambió el rumbo de vida personal y artística. ¿A qué se habría dedicado Liam si no hubiera sido por la música? Difícilmente con este humor, malhumor en rigor de verdad, se podría haber dedicado al comercio, a empleado de oficina, a la ingeniería o a cualquier actividad que tuviera que ver son seres humanos. Liam es el perfecto rockstar, es un hecho.

liam_gallagher_

Ha insultado a los Blur (en los 90 fue un gran Boca-River el team Blur-Oasis), al finado INXS Michael Hutchence, a su cuñada, la mujer de Noel, golpeó a un fan que quiso una foto con él, amenazó de muerte a su padre años después de desencuentros, perdió tres dientes en una pelea en un pub de Alemania, quiso aplastarle los testículos a un fotógrafo de la NME (lo pararon a tiempo), declaró que los Rolling Stones era una mierda y etcétera, etcétera, etcétera. Manejando su auto, se asomó por la ventana y arrastró a un ciclista tomándolo del cuello -el ciclista está bien, no sufrió lesiones-. El que tiene lesiones en su madurez y sensibilidad es el bueno de Liam, claramente. Traducido todo esto en su vida amorosa no escapa justamente de escándalos y glamour. Su primera esposa y madre de Lennon Francis es la actriz Patsy Kensit, una verdadera celebridad en Inglaterra y una mujer bellísima. Apenas pasada una semana de la boda, Liam deja embarazada… a otra mujer. Lisa Moorish es la madre de Molly, justamente. Apartado para Moorish: más tarde se enredaría en un affaire con Pete Doherty con quien también tendrá un hijo que sufrirá, como la hija de Liam, los pesares de un progenitor adicto a la heroína.

Tras el nacimiento de Lennon, claramente posterior a Molly, se separa de la Kensit y vive un romance con Nicole Appleton, cantante de las All Saints. Liam y Nicole tienen a Gene, tercer hijo de él, el primero de ella. Tiempo después, le sería infiel -oh, no- con la periodista Liza Ghorbani y tendrán a Gemma. No hay que tener una licenciatura en psicoanálisis para ver que la inestabilidad emocional de un hombre que tiene cuatro hijos con cuatro mujeres diferentes y hasta con alguna que no ha tenido más relación que la sexual que dio lugar a la concepción, es porque está más jodido que la hostia.

Pero Liam Gallagher es si no el mejor, uno de los tres más grandes cantantes de la música inglesa de todos los tiempos y aunque su obsesión sea con John Lennon (asegura estar poseído por su espíritu), canta más parecido a otro, un verdadero gran John, el Lydon.

Larga vida a Liam Gallagher, quizá el último rockstar.

[post_view]

Continuar Leyendo
1 Comentario

1 Comentario

  1. Cialis

    3 abril, 2018 at 8:03 PM

    Gracias Carlos, un gran abrazo para vos.cialis

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Especiales

Paul Brindley, tu aliado de la música y el management

Entrevista en el marco de Selector Pro Argentina.

Publicado

el

The Selector Pro, el evento dedicado a la profesionalización de la industria de la música independiente, organizado por el British Council y 432 Hertzios, tuvo lugar el jueves 4 y viernes 5 de octubre en la ciudad de Buenos Aires.

En ese marco pudimos entrevistar al británico Paul Brindley, co-creador de Music Ally, una plataforma de difusión de información y management de artistas en la era del marketing digital, y gestor de alianzas a un nivel estratégico, vanguardista y amigable. Paul nos contó de qué se trata su trabajo, nos habló del futuro de los sellos discográficos y de su amor por el English Breakfast.

Bienvenido a la Argentina una vez más,¿podes contarnos de qué se trata Music Ally?

Por supuesto, nos llamamos una compañía de conocimiento, ya que el nombre “Ally”se refiere a como si fuera tu aliado, tu amigo. Nos hemos dedicado a la publicación de información durante mas o menos 20 años pero eso se ha diversificado en muchos otros servicios. Si bien las publicaciones aún existen, ahora comenzamos a hacer consultoría, eventos, y en particular mucho más acerca del aprendizaje y el entrenamiento en marketing digital. Por lo que tenemos una plataforma que enseña y ayuda a artistas, managers y marcas a aprender sobre todo aquello para generar habilidades y hacer todo por su propia cuenta, por eso es que podríamos autodenominaros la “antiagencia”.

 

¿Qué hay de la inteligencia artificial?

Sólo para ser claros, únicamente escribimos sobre inteligencia artificial, no experimentamos con ella. Solamente mantenemos a nuestros lectores al día sobre lo que está pasando. Nuestra intención siempre fue mantenernos a la vanguardia de cuáles son las empresas más interesantes que están surgiendo. Así fuimos los primeros que escribimos sobre Spotify en sus primeros días como aplicación y eso nos enorgullece, es decir, el hecho de poder reconocer cuáles son los startups más interesantes.

Con respecto a la difusión de artistas, y con darles darles un lugar en la industria, ¿cuál es su rol?

Bueno, ayudamos a esos artistas. Igualmente eso tiene que ver más con los sellos discográficos y managers, pero lo que nosotros hacemos se trata de, independientemente de qué tan bueno sea el artista, revisar su presencia artista en Spotify, las redes sociales, etc, y ver qué es lo que hace falta para que las métricas sean exitosas mediante un plan de marketing digital, después de todo es management.

¿Entonces esto significa la desaparición del viejo modelo de los contratos discográficos y las deadlines super estrictos para los artistas?

No del todo. Los sellos discográficos y ese tipo de contratos siguen y van a seguir existiendo con términos comerciales que no están al día, y ellos están muy contentos de tener muchos artistas bajo su nombre. Pero creo que el mundo del management está evolucionando hacia un partnership con los artistas. Cuando escuchas a alguien como Grant (Bussinger) con Warp Records, sabés que hay un futuro moderno y más seguro en el mundo de los sellos discográficos para crear su propia distribución. Y al mismo tiempo esperar un mejor trato.

Después de todo esto, hemos llegado al Ping Pong de preguntas y respuesta.

¿Te animas?

¿Por qué no?

 

PING PONG ULTRABRIT

¿Alguna vez tomaste mate?

¡Mate! Hace unos años, creo que no me gustó mucho, pero definitivamente lo voy a probar de nuevo, ¡gracias por recordármelo! También tengo que probar el fernet con coca, y comerme un bife de chorizo, ¡eso me encanta!

¿Y dulce de leche?

P¡Oh no! ¿Pero creo que eso es lo más divertido de viajar no? Probar y ver las cosas autóctonas. Voy por ejemplo a ver a River Plate este domingo.

UB – ¿Beatles o Rolling Stones?

Beatles, porque creo que para que te gusten los Stones tenéis que ser un poco más Rock and Roll.

¿English Breakfast o Flat White?

Los dos, a la mañana un Flat White, y el té durante el día, varias veces.

¿Cosa favorita de tu trabajo?

Venir a lugares como Argentina, conocer a gente como esta.

 

Continuar Leyendo

Especiales

Greentea Peng y Femigangsta en The Selector Pro: nuevas voces en la música

En la primera jornada de The Selector Pro, Greentea Peng y Femigangsta dialogaron con Maxi Martina sobre cómo es hacer música hoy en el Reino Unido y en Argentina y sobre el protagonismo de las tecnologías en la definición de sus proyectos.

Publicado

el

El escenario del Teatro Picadero se convirtió en un living para que la cantante inglesa Greentea Peng junto con la representante local Agnes Simón, más conocida como Femigangsta, charlaran con Maxi Martina sobre cómo es hacer música hoy en día y el uso que le dan a la tecnología para definir sus proyectos y comunicarse con sus audiencias.

Ambas artistas remarcaron los pros y contras del uso de redes sociales. “Instagram es una plataforma que tiene mucha llegada a mucha gente. La personas necesitan de lo visual, es así la era actual. Pero también existen desventajas. Hay algo bastante superficial en todo lo relacionado a las redes. La gente a veces no entiende o mira para otro lado cuando una habla de algo colectivo, algo realmente importante. Es como si sólo quisieran verte la cara o la ropa que usás. Es un poco triste, pero es así. Por eso creo que hay que balancear un poco el uso de las redes”, dijo Peng.

“Yo creo que hay una diferencia entre buscar lo que una quiere consumir o escuchar y lo que una quiere mostrar de una misma. Por ejemplo, cuando escucho algo que me gusta mucho voy a una página llamada Tastekid (TasteDive), que también sirve para películas, libros y demás, pongo por ejemplo ‘Greentea Peng’, y entonces la plataforma me recomienda distintas cosas que la gente también escucha en relación a esa artista. Eso te abre un mundo de posibilidades. Cuando escucho algo en Spotify utilizo la radio del artista. Pero hay que tener cuidado con eso, porque el machismo se cuela en todos lados, hasta en Spotify. Si me gusta mucho cómo canta una chica y voy a su radio, me aparece música de los varones con los que ella colaboró, pero no viceversa. Cuando voy a la radio del artista varón no me aparece, por ejemplo, que colaboró con Chita. También utilizo mucho las listas que crean los artistas, como la que hace Thom Yorke”; contó Femigangsta, quien hace poco lanzó su sencillo “Pajaritos”.

“Con respecto al tema de las redes sociales y mostrar mi música, yo también trato de hacer un balance. Creo que el mundo no necesita más videos con mi cara después de que una se filme y muestre tanto en Instagram. Por eso decidí que en el primer videoclip oficial que sacamos yo no aparezca y sí lo haga una bailarina interpretando la canción. Creo que no está muy bueno correr el eje, quiero que la gente me conozca por mi música”. Greentea agregó: “A veces nos tomamos todo muy a pecho. Creo que está bueno dar un paso atrás y no meternos tanto en las redes, porque en definitiva eso no es la realidad”.

Con respecto al concepto de disco y al fenómeno de que los artistas actuales se centren más en los singles, la británica cree que simplemente es un síntoma de estos tiempos: “La verdad que no lo pienso demasiado. La manera en que escuchamos música va cambiando y para mí la idea de hacer un álbum es algo muy serio”. Femigangsta encuentra una ventaja en el single: “Yo recién empiezo y para mí es algo lúdico hacer canciones, cada tema es una experiencia nueva y no pienso más allá de eso. Es un formato que a mí me sirve mucho porque me permite trabajar con muchos productores que admiro, y mi manera de componer hace que una canción tenga un sonido muy diferente a la anterior. Me intimida pensar en gente como Rosalía, que hace un álbum que es como una tesis. A mí me cuesta tener ese tipo de proyección”.

Ambas artistas tienen una mirada más relajada con la planificación en sus proyectos: “Para mí al momento de trabajar con alguien lo más importante es la energía de la gente. Confío mucho en mis amigos. A veces cuando trabajás con un sello muy grande sucede que la persona que te contrató luego se va de esa compañía y la dinámica cambia La cuestión siempre pasa por el tema del compromiso. Yo no podría hacer lo que se hacía mucho en los 90, de firmar un contrato por tres discos con una compañía discográfica. Tampoco pienso mucho en los featuring, creo que es algo que debe darse de manera natural y no especular con que una colaboración te sirva para disparar tu carrera. Antes trato de centrarme en encontrar mi voz. Personalmente creo que lo táctico me aleja de lo creativo. Trato de enfocarme en que las cosas salgan bien y estén bien hechas”.

Femigangsta: “A veces está bueno también colaborar con gente nueva, pero a veces uno de mis miedos es traer una nueva energía a mi grupo de trabajo. Pero creo que no siempre es bueno trabajar sólo con tus amigos o personas más cercanas, porque lo que necesitás para un proyecto quizás está afuera”.

 

Continuar Leyendo

Especiales

SELECTOR PRO 2019: la Industria musical entre la innovación y la data

Los temas centrales de la jornada de apertura.

Publicado

el

El viernes 4 y sábado 5 de octubre se llevó a cabo en el Teatro Picadero la edición 2019 del encuentro Selector Pro, organizado por el British Council y la productora 432 Hertzios, con el objetivo de a pensar la industria musical.

Esta edición contó con los invitados británicos Grant Bussinger de Warp Records, Paul Brindley, CEO de Music Ally, y Greentea Peng, cantante; que se sumaron a muchos referentes de la industria argentinos y latinoamericanos como Paula Rivera (INAMU), Federico Vázquez (Futurock), Santiago Torres (Billboard), Alejandro Varela (S-Music), y artistas como Juana Molina, Femigangsta y Sofía Trucco (Sof Tot).

La jornada comenzó con una bienvenida y presentación del evento a cargo de representantes de las entidades organizadoras que adelantaron las temáticas y preguntas que servirían de hilo conductor del encuentro. Además dieron a conocer los distintos paneles y dinámicas, como las novedosas micro-presentaciones en las que diversos especialistas abordarían con profundidad un tema en quince minutos de exposición, lo cual permitía abarcar una gran cantidad de cuestiones con mucho dinamismo.

La jornada de viernes estuvo centrada en la innovación, mientras que el sábado fueron los datos, los ejes centrales del debate sobre la actualidad y el futuro de una de las industrias que más cambios sufrió en los últimos años a nivel global y que mayores desafíos plantea a la totalidad de sus actores.

El panel inicial de este encuentro contó con la participación de Grant Bussinger (Warp Records) [UK], Juana Molina, Alejandro Varela (S-Music), Facu Cruz (Esto es Clix) y la moderación de Sofía Trucco (Sof Tot). Se denominó “Nuevas dinámicas para pensar la industria musical” y cumplió con abrir el debate de la jornada.

Grant Bussinger expuso sobre la importancia de tener una estrategia global de marketing del sello y luego diferenciarla para cada artista, a partir de datos y estadísticas como herramienta. Sin embargo esta idea se vio contrastada por la carrera tanto exitosa como innovadora de Juana Molina que admitió no tener la habilidad de trabajar su carrera con lineamientos de marketing.

Mientras Alejandro Varela, entre anécdotas de sus 35 años en la industria musical, marcó la importancia de tener un producto artístico valioso por sobre los likes y mediciones que se puedan conseguir. Por su parte, Facu Cruz planteó varios ejemplos de coyuntura en su trabajo con Ca7riel y Paco Amoroso, y cómo cada lanzamiento del dúo supone una nueva imagen que conlleva una nueva estrategia comunicacional.

Es así como los invitados desarrollaron los lineamientos y preguntas que guiaron el encuentro. Allí, se vislumbró una tensión entre los datos que nos brinda la tecnología informática, y las planificaciones de marketing,  frente a la intuición como guía artística. En el marco de esta aparente dicotomía, los panelistas fueron contando anécdotas de su hacer en la industria, así como casos de éxito en los que prepondera una u otra vía para concluir provisoriamente que ambas son necesarias en la música y cualquier otra industria creativa en la que no existe una fórmula segura y probada.

En el resto de las jornadas se volvería a cada uno de estos puntos, por ejemplo en el debate entre Fermigangsta y Greentea Peng, y en toda la información sobre mediciones e Inteligencia Artificial que brindó Paul Brindley en su conferencia.

Selector Pro se volvió un evento indispensable para pensar y mantenerse actualizado en las problemáticas y desafíos de la industria musical (y cultural) de la actualidad.

 

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS