Seguinos en

Especiales

La vanguardia postpunk ante la revolución musical inconclusa

Hacia el verano de 1977, el punk se había convertido en una parodia de sí mismo en el mundo angloparlante. Muchos de los integrantes originales del movimiento sentían que ese proyecto, cargado de posibilidades y de múltiples alternativas, había degenerado en una nueva fórmula de maximización de beneficios.

Publicado

el

Hacia el verano de 1977, el punk se había convertido en una parodia de sí mismo en el mundo angloparlante. Muchos de los integrantes originales del movimiento sentían que ese proyecto, cargado de posibilidades y de múltiples alternativas, había degenerado en una nueva fórmula de maximización de beneficios. O peor aún, había demostrado ser una inyección rejuvenecedora para esa industria cultural que los propios punks habían decidido derrocar.

La fragmentación del movimiento punk ante el impulso renovador

En el umbral de los años ochenta, el proyecto estético y político encarnado por el movimiento punk encontró sus límites y comenzó a agotarse. La autenticidad y originalidad que vivieron en las letras de protesta social, en la crudeza y la estridencia de los riffs, en una estética en que los cuerpos manifestaban un desprecio por los valores burgueses y la hipocresía de las instituciones, fueron absorbidas por el mercado. Una vez más, la industria cultural había encontrado la forma de transformar esos valores contestatarios en poderosas mercancías.

La frágil unidad que el punk había forjado entre jóvenes de procedencia obrera y bohemios de clase media, comenzó a fracturarse frente a la disyuntiva que puso en crisis al movimiento contestatario. Por un lado, quedaron los “auténticos” punkies -que posteriormente habrían de reconvertirse en movimientos como el Oi! y el hardcore- quienes creían que la música debía mantenerse accesible y sin pretensiones artísticas, y que debía seguir cumpliendo su rol de vocera de la rabia que se vivía en las calles. Frente a este grupo radicalizado, comenzó a gestarse una pretendida vanguardia que se erigía como reservorio de aquella autenticidad en peligro. Este movimiento, conocido luego como postpunk, encontró en 1977 la oportunidad de establecer una ruptura, una renovación.

La vanguardia postpunk nunca dejó de concebir y definir al movimiento punk y sus ideales como imperativo de cambio. Asumiendo la tarea de concretar la revolución musical inconclusa que el punk había encarado, bandas como PiL, Joy Division, Talking Heads, Contortions -incluso los propios Clash– entre otros, exploraron posibilidades de incorporar los nuevos estilos que surgieron a entre finales de los setentas y comienzos de los ochentas. Así fue como experimentaron con la música electrónica, el noise, el jazz y la música contemporánea, y con técnicas de producción provenientes del reggae, el dub y la música disco.

La vanguardia es así

Muchos fueron quienes acusaron a estos artistas de haber caído en aquel elitismo denunciado originalmente por el movimiento punk. Ciertamente, un alto porcentaje de músicos volcados al postpunk provenía del entorno de las famosas escuelas de arte británicas. La escena no wave en Nueva York, por ejemplo, estaba integrada casi en su totalidad por pintores, cineastas, poetas, y artistas escénicos. Al igual que sucedió con los Beatles y los Rolling Stones, grupos como Gang of Four, Cabaret Voltaire, Wire y The Raincoats son algunas de las bandas británicas fundadas por graduados en Bellas Artes o en Diseño.

Especialmente en Gran Bretaña, las escuelas de arte funcionaron por mucho tiempo como una suerte de bohemia “subsidiada” por el Estado. Eran lugares donde los jóvenes de clase obrera, demasiado rebeldes para una vida de trabajo industrial, se mezclaban con muchachos pequeñoburgueses que eran demasiado caprichosos para formarse como cuadros intermedios en la administración empresarial. Después de graduarse en esas casas de estudio, muchos de estos jóvenes se volcaron a la música popular como un modo de sostener el estilo de vida que habían disfrutado en la escuela de bellas artes y, quizás, también vivir de eso.

No obstante, no todos esos artistas asistieron a escuelas de arte: referentes del postpunk como John Lydon o Mark E. Smith, de The Fall -autodidactas fragmentarios- se enmarcaron perfectamente en la figura del intelectual antiintelectual: ávidos lectores, pero desconfiados del arte en sus formas institucionalizadas, desdeñaban el ámbito académico. Nada podría ser más intelectual e innovador que querer destruir los límites que mantienen al arte en una caja de cristal, aislado de la vida cotidiana.

El desafío de renovar estéticamente la propuesta radical

Para la vanguardia postpunk, la propuesta del movimiento punk había fracasado fundamentalmente porque buscó quebrar el statu quo del rock apelando a sus formas más convencionales: los riffs y la simplicidad del rock ‘n roll de los ’50, la actitud underground del garaje rock, y la voluntad rebelde del movimiento mod. A partir del rescate de estos elementos originarios, el movimiento punk atacó la estética rimbombante de las bandas de comienzos de los setenta, como Led Zeppelin, Cream, Soft Machine, Pink Floyd, entre otros. Los artistas que se sumaron al movimiento postpunk tomaron distancia de esa postura, bajo la creencia de que los contenidos radicales exigen, a su vez, formas radicales. Atravesados por la oscuridad de los ’80, hacia allí dirigieron todos sus esfuerzos.

Los años comprendidos entre 1978 y 1984, marcados por el avance implacable del mercado y las políticas neoliberales, fueron testigos de un saqueo sistemático del arte y la literatura modernista del siglo XX. El período postpunk en su conjunto aparece, pues, como un intento de recrear virtualmente todas las principales técnicas y temáticas modernistas a través de la música pop como canal predilecto. La autenticidad que caracteriza a la cultura rock se replegó, en aquel período, a través de la experimentación con sonidos que ganaban terreno en el mercado juvenil. Una respuesta vanguardista a la posibilidad concreta de su extensión.

 

Continuar Leyendo
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Especiales

LONDON EMERGENTE: 4 bandas nuevas que suenan en UK y tenés que conocer

Rock n’ Roll ain’t dead.

Publicado

el

El Rock Británico es materia obligada en la cultura musical. Un porcentaje significativo de la música que escuchamos proviene de esta isla. Dicho esto. Ya conocemos sus icónicas bandas, no hace falta mencionarlas, por eso, nada mejor que comenzar a testear  lo que está ocurriendo en la escena emergente que año a año trae un amplio espectro de propuestas originales de las diferentes ciudades de UK. La estirpe rockera de una nueva generación de talentos con espíritu rock en estado auténtico, rústico, con la candidez y frescura de los inicios.

Visitar Pubs y pequeños Clubes con el fin de escuchar y conocer estas bandas jóvenes puede convertirse en una atractiva y adictiva manera de explorar Londres. Muchas de estas bandas se van posicionando en la escena de manera vertiginosa y están haciendo historia, tal es el caso de The Struts Video (por mencionar un ejemplo), banda de glam-rock a quienes pude ver en pleno ascenso en 2014 y quienes desde 2015 se radicaron en Los Ángeles y han abierto shows de Guns & Roses, The Rolling Stones, The Who y Foo Fighters. En junio de este año The Struts volvió  a Londres para hacer su propio show en el mítico KOKO y actualmente está girando por todo U.S. Su primer single lo lanzaron recién en 2012 y grabaron su primer álbum en 2014 pero sus giras por todo el Reino Unido junto a la peculiar voz y actitud de su frontman los ubicaron rápidamente como una de las bandas más escuchadas en UK. Aplausos.

Aquí una selección de las primeras 4 bandas. Si bien todas se encuentran en spotify, diferentes plataformas digitales y redes sociales, sus videos siempre serán una mejor opción para apreciar la estética y ver la banda en acción. Have a look!

 

YVES  #rockandroll

YVES es un trío  oriundo de Swindon, Wiltshire, suroeste de Inglaterra. La ciudad de Rick Davies (Supertramp). Allí, a 100 kilómetros aproximadamente de Londres el vocalista Harry Roke, el bajista Mitchell Dodson y el baterista Finn Wilkinson formaban la banda en 2016.

El primer single fue ‘Only One’ en 2017, con 100.000 reproducciones en Spotify en sus dos primeras semanas. El siguiente ‘You Wanna Know’ obtuvo el mismo éxito. En 2018  ‘Hell From Your Hello‘ fue producida por Lee Slater (Lana Del Rey, The Vaccines, Peace).

La  banda se está abriendo camino principalmente en el Reino Unido  tocando en diferentes festivales y en Londres. Actualmente acaban de presentar nuevo single el 17 de agosto de 2018  ‘Where do we go from here’.

 

YVES Primer single ‘Only One’

VIDA #indierock

Dos amigos, Jamie Pollock (Voz / Guitarra) y Nathan Evans (Guitarra principal) formaron en 2013 VIDA. Su sonido sin duda remite al Britpop de los 90 como ellos mismos lo definen.

Esta banda, que fue cambiando formación a lo largo de los años, se crea en Alloa, Clackmannanshire, Escocia. Actualmente junto a Jamie Piggott (Batería), Craig Scobbie (Bajo) y Greg Ballantyne (Teclados).

VIDA está creciendo a pasos agigantados en UK. Fade Away su primer single en 2016 los ubico rápidamente como una de las bandas favoritas de la escena emergente. Desde 2017  vienen girando por el Reino Unido, en festivales, como headliners en Londres y con algunos shows agotados en Birmingham, Manchester, Dunfermline y por supuesto Glasgow, luego de haberse presentado en 2017 en el Festival TRNSMT de Glasgow.

En abril de este año presentaron nuevo single  ‘A Place Where We Can Forget’, que fue grabado y producido por Kieren Webster de la banda Escocesa The View y Scott Anderson.

VIDA Primer Single ‘Fade Away’

THE VELVET HANDS #GarageRock

Han sido presentados en BBC 6, BBC1 y Radio X, por nada más y nada menos que Radcliffe y Maconie, Steve Lamacq, Tom Robinson, John Kennedy y Huw Stephens, quien presentó en mayo de este año su álbum debut  Party’s over como disco de la semana en BBC Radio 1.

La banda oriunda de Cornwall un condado en el sudoeste de Inglaterra en el Reino Unido, está integrada por Toby Mitchell en voz y guitarra, Dan Able en voz y guitarra, Louis Willbourne en Batería y Sam Hilder en Bajo.

Debutaron en 2015 con el single ‘Games’ y ‘Who care’ y actualmente han presentado ‘Only blame myself’.

The Velvet Hands Primer Single ‘Games’

 

Red Rum Club #Rockalternativo

Red Rum Club es un sexteto de Liverpool que define su sonido como ‘Tarantino-esque’ y ‘wild western vibes’, la particularidad de este sexteto es que incluye trompeta en su formación, lo que ayuda a definir el sonido que están buscando.
Formado por Fran Doran, Tom Williams, Michael McDermott, Simon Hepworth, Neil Lawson, Joe Corby, la banda tuvo un rápido ascenso en su ciudad natal y también viene dejando su huella con algunos shows en Londres y UK.

Aquí un vídeo en su paso por Sofar London en 2016.

Red Rum Club Single 2017 ‘Alone together’

 

 

Continuar Leyendo

Especiales

Siberia, de Echo and the Bunnymen: Rock de lujo para las nuevas generaciones 

 ¿Es Echo and the Bunnymen uno de los grupos mas infravalorados del rock británico?

Publicado

el

A pesar de haber arrancado su carrera antes que algunas de ellas, los de Liverpool vieron pasar la historia a la sombra de Joy DivisionThe CureU2 y The Smiths, y acumulando mucho resentimiento por esa percepción. Con la personal voz del arrogante Ian McCulloch y el estilo laborioso de la guitarra de Will Sergeant, siempre dedicado mas a crear atmósferas que a clavar agudos solos, en sus primeros quince años de carrera facturaron algunos LPs brillantes como Heaven Up Here del ’81, y el consagratorio Ocean Rain, de 1984.

Tras la muerte de su baterista Pete de Freitas en el ’89 en un accidente de moto, y el abandono de Les Pattinson diez años después, la banda del norte, reducida a un dúo más el aporte de jóvenes sesionistas, siguió su camino en el nuevo milenio, con tres discos que no dejaron mucha tela para cortar: de EvergreenWhat Are You Going To Do With Your Life? y Flowers se pueden rescatar sus hermosos artes de tapa y algunos temas sueltos que sobreviven a la mediocridad general. Pero en 2005 volvió la inspiración y levantaron el nivel con un LP rotundo que contiene muy buenas canciones: Siberia, editado por Cooking Vynil y lanzado el 20 de Septiembre de 2005, ya desde la foto de tapa te cuenta que la actualidad de la banda es una madura reducción de sus dos principales ingredientes, y que esa realidad minimalista suena de puta madre. A lo largo de casi una hora, Echo and The Bunnymen levanta la mano y dice presente en la lista de leyendas que gozan de buena salud. A partir de este disco, en UK sobrevino un revival de los Echo y su largo legado de oscura elegancia, acaso un tardío y merecido reconocimiento a estos artístas de Liverpool que son, todavía, parte de la vanguardia del buen gusto musical.

Esta es la ruta de introducción para este Disco Fundamental:

In The Margins (4)
Scissors In The Sand (10
All Because Of You Days (2)
Stormy Weather (1)
Everything Kills You (7)
Parthenon Drive (3)
Of A Life (5)

Productor: Hugh Jones
Lanzamiento: 20 Septiembre de 2005

Discos relevantes editados ese mismo año:

Garbage – Bleed Like Me
Paul McCartney – Chaos And Creation In The Backyard
Gorillaz – Demon Days
Oasis – Don’t Believe The Truth
Babyshambles – Down In Albion
Andres Calamaro – El Regreso
Kaiser Chiefs – Employment
The Mars Volta – Frances The Mute
The White Stripes – Get Behind Me Satan
Beck – Guero
Frank Black – Honeycomb
Black Rebel Motorcycle Club – Howl
Antony & The Johnsons – I Am A Bird Now
Foo Fighters – In Your Honor
Depeche Mode – Playing The Angel
Bloc Party – Silent Alarm
Editors – The Back Room
New Order – Waiting For The Siren’s Call
Coldplay – X&Y
Franz Ferdinand – You Could Have It So Much Better

Continuar Leyendo

Especiales

Hoy se cumplen 30 años de Rank, el álbum en vivo de The Smiths

Un 5 de septiembre de 1988 nacía el aclamado último disco de los Smiths.

Publicado

el

Por

 En el día de hoy se cumplen treinta años del lanzamiento de Rank, el álbum en vivo de The Smiths que fue grabado en octubre del 86, durante su presentación en The National Ballroom, en Londres.

Rank salió dos años después de ese show, exactamente en septiembre de 1988, cuando la banda ya había decidido separarse. Recordemos que el grupo encabezado por Morrissey y Johnny Marr llegó a su fin en 1987 por desacuerdos entre estos dos. Desde ese entonces al día de hoy han rechazado cualquier tipo de ofertas para reunirse.

Este disco cierra la corta pero trascendente carrera de la banda y está conformado por clásicos en vivo que quedaron en la historia del rock británico como ‘The Queen Is Dead’, ‘Panic’, “Ask” y ‘Bigmouth Strikes Again‘, entre otros.

El álbum lanzado por la discográfica británica Rough Trade está compuesto por 14 canciones pero el concierto fue más extenso y contó con otros clásicos de la banda como ‘There Is A Light That Never Goes Out’ que no se incluyó en el tracklist.

Rank llegó al segundo puesto de los charts británicos y al número 77 en Estados Unidos.

Acá te dejamos un resumen del disco que hoy cumple tres décadas:

Continuar Leyendo
Ad Banner 300 x 250

LAS MÁS LEIDAS