Home Reseñas Discos KAISER CHIEFS: la fiesta del estribillo
KAISER CHIEFS: la fiesta del estribillo

KAISER CHIEFS: la fiesta del estribillo

224
0

kaiser-chiefs-1DISCO: EMPLOYMENT

ARTISTA: KAISER CHIEFS

AÑO 2005

 

A mediados de la década del 2000, la ola de bandas nacientes influenciadas por el brit pop noventoso y el punk de los 70 comenzaron a encontrar su público en los festivales locales y la escena musical indie de Reino Unido. Así aparece Kaiser Chiefs (banda con nombre de equipo de fútbol sudafricano), quienes entre 2002 y 2004 se ocuparon de armar un repertorio de no muchas canciones, aunque poderosas.

Los muchachos de Leeds, obsesionados con el sonido que en los 90 contaba con abanderados de lujo como Blur y Oasis,  posiblemente nunca tuvieron en sus planes rebalsar estadios con melodías coreadas por multitudes. Posiblemente el sonido de Employment fue más soñado como un homenaje a toda esos grupos que admiraron desde sus descubrimientos individuales de fascinación por la música. Posiblemente Ricky Wilson nunca lo tomó realmente como un desafío.

Y Employment claramente no fue un desafío. El primer disco de KC es un compilado de canciones que estallan en sus estribillos, que hablan de la vida, de las calles, de las relaciones, de situaciones cotidianas. Y que los posicionó en los line ups de los más grandes eventos musicales de ese momento. ¿El secreto? Ninguno, salvo que todos tenían muchas ganas de escucharlos.  Eran prácticamente una necesidad.

Cómodamente situados en un rincón del post punk y el new wave británico, con reminiscencias a bandas como Supergrass, The Clash y Roxy Music entre otros, los KC hicieron en ese momento un disco eufórico, joven, bailable, con un baterista que pega fuerte y un sonido ágil de guitarras potentes y justas participaciones de efectos y distorsiones.

kaiser-chiefs-3

En el comienzo del desarrollo de este álbum debut, “Everyday I love you less and less” se convierte en la mejor carta de presentación. La felicidad misma para todos los amantes de esos pogos festivaleros que con canciones como “Na na na na naa” parecen no tener fin.

Himno como “I predict a Riot” hay pocos y se lleva el trono de las más pegadizas. Sin embargo, en este disco encontrás perlitas como “Modern Way” con un estribillo de canción perfecto, o “You can have it all” donde muestran su lado más melódico.

Sin dudas este es un disco con un claro fin en mente, muy bien logrado en escenarios al aire libre en hermosas noches y en cualquier estación del año.

Tracks de entrada:

“Everyday I love you less and less”, para cuando entrás a un bar y está sonando esta canción, nada puede salir mal.
“I Predict a Riot”, (que nunca te falten tus ganas de romper todo.
“You can have it all”, ideal para bailar con el más lindo de la fiesta.

02-newstube-banner-728×90

DEJAR COMENTARIO

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *