Seguinos en

Entrevistas

Joaquín Levinton: “Turf vino para quedarse”

La vuelta viene acompañada de Odisea, séptimo álbum de estudio que será lanzado oficialmente en septiembre.

Publicado

el

Foto: Christian Pettinicchio

“Quizás ahora esté más elegante en mi conducta” asegura, a medida que responde las preguntas con paciencia y una llamativa predisposición. Son las 11:20 am, lo cual sugiere que se levantó relativamente temprano, aunque él afirma que esto se le “complica”. Demostrando que no hace falta esforzarse mucho para ejercer una actitud ciertamente roquera, Levinton está de regreso con su banda luego de diez años de descanso: “no nos juntamos para hacer dinero”, aclara. La vuelta viene acompañada de Odisea, séptimo álbum de estudio que será lanzado oficialmente en septiembre. A continuación, las declaraciones de un artista que ha vuelto para quedarse.

En una entrevista aseguraste que no te imaginas transformado en hombre adulto. ¿Cómo sostenes la juventud en el tiempo?

La verdad que no tengo mucha noción del transcurso del tiempo, hay veces que dos segundos se me hacen dos años, y otras que dos años pasan en dos segundos. Creo que todo radica en el espíritu de cada persona, conozco jóvenes que tienen cara y actitud de viejos, y conozco viejos que son muy jóvenes. El tiempo es relativo y a cada persona le afecta de maneras distintas.

Parecieras ser un nato compositor de hits, ¿existe una fórmula?

Hay trucos que tienen las canciones, como la dinámica, la estructura, la secuencia armónica y un montón de cosas que con el tiempo uno va aprendiendo a mejorarlas. La verdad es que a mi las canciones me salen así, las compongo y no me tengo que esforzar mucho.

Tus letras casi siempre refieren a la libertad, tanto en la vida como en las relaciones amorosas, de hecho publicaste un álbum dedicado a esta condición (Siempre libre, 1999). ¿Por qué insistís tanto con la importancia de ser libre?

Es que la libertad es una necesidad. A mi me gusta ir donde quiero a la hora que quiero, y también, en realidad, dedicarse a la música y tener una banda de rock es algo muy libre. Uno esta en permanente viaje tocando canciones y haciendo lo quiere hacer. Digamos que es una situación muy privilegiada, es hermoso porque me permite hacer las cosas a mi tiempo.

Ya que hablamos de libertad, ¿seguís abrazando a la soltería? O, mejor dicho, militando artísticamente contra los compromisos por iglesia.

La soltería la vivo día a día (divaga), sigo pensando que el compromiso de firmar un documento   no es lo mío. De hecho, me invitaron a un casamiento el otro día y dije “no, no, no voy a ese tipo de eventos”.

Estás a punto de sacar un nuevo álbum con Turf llamado “Odisea”. ¿Qué podes adelantarnos de este disco además de lo que ya escuchamos?

Lo terminamos de grabar hace unos meses y sale el primero de septiembre en todas las disquerías. Contaremos con una edición en vinilo también, lo cual me tiene contento porque se trata de la primera vez que salimos en ese formato y es algo que siempre quise. El álbum se presentará en un pequeño show, con capacidad limitada para aproximadamente 300 personas, en un lugar muy lindo llamado Samsung Studio. Anteriormente ahí estaba la boîte de los 70’s Michelangelo, donde iban personas como Olmedo, Susana Giménez, Isidoro Cañones, Cachorra y toda esa patota que tiene mucho que ver con Turf.

Volviste algo más elegante, ¿es muy importante el look para vos?

Siempre, sobre todo arriba del escenario. Porque te estás mostrando a un montón de personas, es linda la parte glam del rock. Este regreso no se si me puso más elegante, quizás ahora esté más elegante en mi conducta.

Muchos medios te definen como un rockstar, ¿te sentís identificado con ese rótulo?

Siempre me gustó la mística de las estrellas de rock, cuando era chico y escuchaba a David Bowie, Mick Jagger, Juanse y todos los cantantes que yo veía como superhéroes, me dieron ganas de ser como ellos, era una fantasía o una ilusión que tenía. Uno cuando es chico, para no trabajar, desea ser futbolista o estrella de rock. Para lo primero hay que levantarse muy temprano, entonces medio que se me complicaba. Para lo otro, basta con exagerar.

¿Te consideras una persona con problemas de conducta?

No se a qué le llamas problemas de conducta.

¿Cuál es el aprendizaje más importante que te brindó la separación de Turf?

Que todo se construye y se destruye tan rápidamente que no puedo dejar de sonreír.

Arrancaste con Turf haciendo covers de Charly García y luego él participó en los dos primeros discos. ¿No te sentís un afortunado?

Sinceramente me siento un afortunado en todos los sentidos, estoy eternamente agradecido de poder dedicarme a lo que amo hacer, y encima que me vaya bien. Por eso es que mi dedicación y compromiso con la música es completo. Toda la vida hice música, nunca dejé. Es mi pasión cantarla y ejecutarla en vivo para las personas. Transmito lo lindo que me pasa al dedicarme a esto, siempre mi canción va a ser de alegría.

¿Por qué esperaron tanto para reunirse?

Hubo un desgaste natural, estar tanto tiempo juntos tocando durante trece años… también, un poquito, el descontrol hace que las cosas se distorsionen. Cada uno tuvo la necesidad de hacer sus propios proyectos: yo hice Sponsors; Lea (Leandro Lopatín) hizo Poncho; “Rispi” (Nicolás Ottavianelli) con “el tano” (Fernando Caloia) hicieron Ríspico; y bueno, Carlos (Tapia) está haciendo su proyecto El Club del Rifle que, de hecho, ahora lo está llevando a cabo. Todos somos muy curiosos, tenemos necesidad de hacer nuestras cosas, nos gusta hacer música de maneras diversas. El reencuentro fue natural, no nos juntamos para hacer dinero, todo lo contrario. De la misma forma que al principio, lo vivimos con mucha alegría y sentimos la misma amistad y hermandad, o incluso más. Por eso Turf vino para quedarse, sacar discos nuevos y hacer canciones. Está buenísimo, porque yo siento que mi grupo es Turf, y acá estoy con mi grupo. Todos estamos en la misma sintonía.

¿Cuál crees que es el poder de las canciones?

Creo que el poder máximo que tiene una canción es acompañar los días en la vida de cada uno. Los grupos que me gustan los siento como amigos, toda la vida están ahí acompañando y ayudando a que este mundo sea un lugar placentero para vivir. Yo creo que una vida sin música puede ser realmente muy aburrida, es lo que hace que el aire circule y se pueda respirar nuevamente.

*****

TURF se presenta mañana, sábado 26 de agosto en Club Paraguay (Agustín Pérez 99, Córdoba Capital) junto a los locales Nina. Las entradas están disponibles en alpogo.com y locales de venta habilitados.

[post_view]

Continuar Leyendo
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrevistas

Pyramides: “Jamás pondríamos ni un gramo de esfuerzo en mantener algo del pasado”

Pyramides está presentando su nuevo single, Propaganda. De esto y sobre cómo crecer como banda en el circuito independiente, hablamos con los hermanos Romeo.

Publicado

el

Pyramides viene creciendo. Desde que comenzaron a tocar luego de la salida de EP, su primer trabajo discográfico, pasaron de ser los “Joy Division en castellano” a conquistar nuevos públicos y lugares. Facundo y Alonso Romeo se prepara para la presentación de Propaganda, su último single, en la La Tangente, junto a la banda rosarina Mi Nave que dará su último show. “Para nosotros es muy especial compartir la última fecha de Mi Nave, después de todas las veces que tocamos juntos, en Rosario, es una banda que nos encanta”, nos confirma Alonso.

 

Muchas veces, los shows apertura de artistas internacionales son ignorados por público y periodismo, no fue el caso de Pyramides que dio un salto en notoriedad al abrir el show que dio el año pasado la banda norteamericana The Drums en Niceto.

Alonso Romeo: Para Drums veníamos tocando hace varios meses, ensayando, girando y eso es algo que noto mucho en la banda, que cuando nos toca de tocar y tocar es una explosión más potente, cuando no ensayamos por dos semanas me pasa a mí particularmente que me siento más oxidado. Es lo que pasó esa vez, además de que las fechas en Niceto siempre, como es un lugar grande y con un sonido zarpado, es muy movilizante a nivel interno.

Facundo Romeo: A fin de año vino el tercer Niceto que fue nuestro y que abrió Temporada de Tormentas y después presentamos Futuro Ausencia. Fue todo preparación, el primer Niceto Lado A donde no tocábamos primeros, después The Drums, que fue el pico de gente que nos vio, y después fue hacer el nuestro.

 

¿Notan un crecimiento?

FR: Hay una evolución pero es muy jodido ponerte a comparar porque siempre estamos tratando de ir para adelante, entonces siempre estamos a prueba, vamos a hacer esto y cuando lo hacemos bien, vamos a hacer otra cosa, siempre estás trastabillando un poco porque estás intentando algo nuevo y tratamos de no repetirnos. A mí me pasa muchísimo con los temas de Vacíos y Variables (2017) que las guitarras las toco de taquito, para las de Futuro Ausencia (2018) me tengo que concentrar muchísimo más porque las guitarras son más complicadas y los que vienen ahora que están por salir, los toco de otra manera, los canto de otra manera, entonces personalmente siempre me está costando un poco más, pero cuando viene otra cosa nueva lo de atrás cuesta un poco menos. Eso es evolucionar.

AR: Siempre está bueno tener un feedback caluroso de la gente que dice “estuvo buenísimo, la pasé súper”, nos vienen a compartir sus emociones, lo que transmitió Pyramides en vivo y es algo que te motiva a trabajar, algo lindo está saliendo que la gente se acerca y dice “me flasheó”. Es lo más gratificante que tiene esto de tocar.

FR: Creo que se debe primero a los productores con los que trabajamos que siempre hacen un sonido más escuchable, el EP (Pyramides, 2014) no es tan fácil de escuchar si no tenés un oído que ya vino escuchando Los Pillos, Los Encargados, esas bandas, el EP atrajo gente que tiene el oído más entrenado a nivel musical y que entiende que no hace falta sonar “bien” o que tenga un estribillo pegadizo. En Vacíos y Variables cambió completamente eso. Ignacio del Castillo hizo un trabajo para que el disco sea escuchable, lo puede escuchar mi abuela. Nosotros en vivo ponemos distorsión, Nacho sacó toda la distorsión del disco. Para Futuro Ausencia le torcimos más el brazo y se pudo hace un poco más oscuro y ahora Propaganda está trabajada de una manera mucho más oscura.

 

¿Cómo fue el cambio de sonido desde la aspereza del EP hasta los sintetizadores de Propaganda?

FR: El estilo del EP quedó re atrás, no me interesa volver a ese sonido. Yo creo que está bueno ir contando lo que va pasando a nivel sentimental o emocional. Lo que me pasó en la época del EP era algo mucho más oscuro y caótico. Futuro Ausencia fue un reciclaje de temas viejos en maquetas que dijimos “vamos a darle una forma nueva”, pero aún así no se volvió atrás. Jamás pondría ni un gramo de esfuerzo en tratar de mantener algo que haya estado en el pasado porque si se va es porque algo mejor viene para reemplazarlo.

 

En los primeros shows de la banda había un sonido que podría prescindir de los teclados y hoy ya no.

FR: Estamos acariciando un sonido Depeche Mode, The Cure, y antes era un sonido más Joy Division, Wire, me encanta, en vivo lo hacemos, pero a nivel composición y producción creo que estamos acariciando más el lado ochentoso suave o radial… fue sin querer, eh! Jamás me pondría a decir “quiero hacer un tema así”, pero es lo que está saliendo y lo que vemos hacia futuro.

 

¿Facundo, componés todos los temas?

FR: Si, hago una maqueta, grabo las voces y se las paso (a la banda). Después vamos a la sala, lo escuchamos, lo sacamos y lo tocamos. Luego viene el productor, hacemos la pre-producción, nos metemos a grabar al estudio y después sale.

¿Cuanto cambia esto que armás en tu casa cuando pasa a la banda, al productor?

FR: Cambio infinito. Propaganda se llamaba “Palabra fría” antes y todas las guitarras que yo decía que iban para el tema no quedó ninguna. Y me di cuanta de que no quedaron cuando ya salió el tema. No hubo necesidad de hacerlas y eso está bueno.

AR: El EP serían las maquetas, por así decirlo, ese sonido crudo 100% Facundo y ya Vacíos y Variables y lo que siguió es con producción y toda la banda.

FR: Muchas veces Alo o Andy me dicen “no, que quede esa energía” y yo les digo “que esa energía se vaya a la mierda, quiero algo nuevo, que lo cambien todo”. Me encanta tener una idea y que sea manipulada por una persona en la que yo confíe, en este caso el productor. 

 

¿Qué tanto se pueden dedicar a la banda teniendo otros trabajos para subsistir?

FR: Una frase que digo es que no podés quedarte dormido para un ensayo de Pyramides, tenés que quedarte dormido porque ensayaste con Pyramides. Todo lo que hagas después de Pyramides que sufra las consecuencias de haberte dedicado a Pyramides, pero que Pyramides no sufra las consecuencias de haberte dedicado a otra cosa. Sea lo que sea, si pasa algo importante, siempre vamos a cambiar los planes que sean para hacer lo que tengamos que hacer con la banda, sea unas fotos, sea una nota, cualquier cosa. Estamos trabajando todo el tiempo para esto y sabemos que sin todos tirando para adelante con todas nuestras fuerzas, las cosas no pasan. También es una alimentación constante entre colegas y amigos, otras bandas, Atrás Hay Truenos, los Riel, Césped, estamos todos tratando de ir para adelante porque se cae todo a pedazos y hay que seguir.

AR: Nos gusta compartir con colegas que nos llevemos bien, que compartamos valores, que podamos crecer.

FR: Está bueno sorprenderse a uno mismo, empezar a crear y decir: vamos a proponer que escuchen esto. Cuando estaba por salir Propaganda hay días que me despertaba y pensaba: “esto no le va a gustar a nadie, no tiene nada que ver con lo qué veníamos haciendo.” Otro día me despertaba y decía “esto está buenísimo, la rompe mal”. Ya estamos en un lugar donde podés proponer de una manera que prestan atención a lo que estás diciendo. Con toda la humildad del mundo está bueno saber reconocer que en un momento estabas a prueba, en otro te bancaste el campeonato y una vez que te la bancaste decir: hay que volver a jugar. Me parece interesante tratar de sorprendernos a nosotros mismos con lo que podemos hacer con Pyramides.

Resultado de imagen para pyramides banda

¿Creen que podrían eventualmente llegar a dedicarse solamente a la banda?

AR: Creemos que hay posibilidades de dedicarnos solamente a la banda porque hay gente que lo hace y si pasa vamos a grabar de día y tocar de noche.

FR: Vamos a sacar un nuevo disco: principios del año que viene o el otro, antes viene otro single. Mientras, vamos a tocar y girar y haríamos las dos cosas juntas si no tuviéramos que trabajar. Está bueno para mí, que tengo una visión romántica de esas cosas, que cueste porque cuando tocás el cielo y la gente canta los temas, está buenísimo lo que sentís porque sabés el esfuerzo que conllevó. Por que verdaderamente es difícil.

 

Pyramides presenta Propaganda el sábado 22 de junio en La Tangente (Honduras 5317, Palermo) a las 23:59 horas, junto a Mi Nave (Rosario) y DJ Nauert Ugazio.

Entradas por Ticket Hoy. 

Continuar Leyendo

Entrevistas

Benito Cerati: “Yo nací con el Britpop”

En una entrevista exclusiva con el director de Ultrabrit, Gustavo Giorgi, el músico habló de su familia, las vivencias prematuras en estudios de grabación, sus influencias musicales, la carrera autogestionada con Zero Kill y la exposición.

Publicado

el

Benito es el hijo primogénito de Gustavo Cerati y Cecilia Amenábar. Si bien su documento indica que llegó a este mundo el 26 de noviembre de 1993 en Santiago de Chile, se define a sí mismo como “un ciudadano del mundo”, característica que adquirió al haber nacido en un país y vivir en otro. Sobre sus primeras memorias relata que desde muy chico se conecta con la música, no solo por el bagaje familiar, sino por su sensibilidad especial: “recuerdo que a mí el sonido me movía mucho. Todo lo que es sonido me atrapa, es por donde más me entra la emoción”.  No casualmente de pequeño solía hacer grabaciones familiares y a los seis años sacó su primer disco al que llamó “Cohete”.

A través de anécdotas e imágenes de la infancia, Benito logra revelar los efectos secundario de haber crecido en un hogar donde se respiraba arte: “yo tenía algo muy gracioso que es que pensaba que toda la música del mundo la hacían mis padres o mi familia. Entonces si se escuchaba Madonna en mi casa para mí Madonna era una tía. Todas las personas que iba conociendo hacían música, y en cierto punto a mí también me tocaba hacerla”.

 “Yo nací con Creamadélica, los Happy Mondays, The Stone Roses, el Britpop, con el principio de The Verve, Jesus & Mary Chain. Todo eso estaba sonando de fondo, junto a cosas más electrónicas. Se amalgamaba todo eso”.  El líder de Zero Kill cuenta que el subgénero del rock alternativo originario de UK,  así como el post punk mancuniano de principio de los 90, fueron su primera banda de sonido. Tan significativa fue la marca estética de los británicos que lo inspiraron en la búsqueda de su propia identidad: “De Bowie a mí me atrae visualmente todo los 70’s: el glam y el soul. Y de The Smiths también, esa cosa medio ambigua. Y Placebo o REM que son como la versión 2.0”.

El tercer álbum de estudio que lanzó recientemente con su banda conjuga su lado más experimental, con retazos de una poesía que recuerda a su padre: “trato de ir a un lugar distinto. No me manejo en línea recta digamos, ni siquiera para arriba. Estoy atento a ver que opciones hay”. Fiel a su estilo, atento a sus emociones y sin medio a los cambios de rumbo, no sigue ninguna fórmula del éxito y siempre busca caminos alternativos.

“Nunca esperé agradarle a nadie. Ni en 2011, cuando empezó mi carrera, y menos ahora – confiesa – creo igual que este disco (“Unisex”) es el más complaciente de todos, porque es un poco más abierto que los otros que son impenetrables. Sigue teniendo mi huella y mi impronta. Pero capaz en la forma en que yo lo comunico, por cómo estoy, que me siento mucho mejor que antes en mi vida, y creo que eso también atrae: la seguridad y el seguir para adelante”. De hecho reconoce que una de sus mayores cualidades es su poder de resiliencia y el nunca abandonar su pasión. Tal es así que afirma sentirse a veces como un “Guerrero de su propia ciudad”.

Más allá de crear un personaje en las redes sociales y de jugar, en sentido perfomático, con múltiples perfiles artísticos (al mejor estilo Bowie), no se siente tan cómodo con la etiqueta de “ídolo” y la exposición permanente. “Más allá de todo, sigo siendo un humano que me voy a equivocar, que voy a decir pelotudeces de las que me voy a arrepentir, y voy a pedir disculpas. Es la vida”, sintetiza en un lenguaje sin filtros que espeja su esencia a prueba de críticas aspiracionales.

No suele hablar mucho de su padre pero cuando lo hace tiende a resaltar su lado más humano y genuino, alejado de los escenarios y las frivolidades del mainstream: “siempre se rodeaba de gente joven y se nutría. Y tenía algo de querer sacar adelante a alguien porque conectas, y por la amistad. Yo hago eso, siempre pongo por adelante lo buena persona de la gente que me acompaña, más que si es talentoso o toca bien”. El sentido de lo colectivo en el arte, el poder aprender y crecer con los demás, y la posibilidad de tejer puentes, son gestos que ayer entendía Gustavo, y hoy reafirma Benito.

Continuar Leyendo

Entrevistas

Valle de Muñecas: “En nuestro sonido hay algo de identidad lograda que es importante”

Manza Esain, líder de la banda, charló con UltraBrit sobre el ciclo que harán con tres bandas invitadas y listas de canciones diferentes para cada show. También nos contó sobre los 15 años y el futuro de Valle de Muñecas, además de algunas otras ideas que tiene en la cabeza.

Publicado

el

El año pasado Valle de Muñecas cumplió 15 años de historia. Lo celebraron con sucesivos lanzamientos: un single en vinilo, el EP punk editado en cassette y Más Allá de Valle de Muñecas, un disco en vivo entre otros lanzamientos digitales. También shows, muchos shows y uno en especial, el del festejo de los 15 en Caras y Caretas junto a Flopa Lestani. Esta inercia de hacer continúa durante 2019, y la novedad del día es un ciclo propio en el que harán una residencia en Humboldt (ex Niceto Lado B). Un mini festival con bandas amigas que, como tantas otras buenas ideas, estuvo rondando por la cabeza de Mariano Esain, más conocido como Manza, por años hasta que todos los factores coincidieron para llevarlo adelante.

“Lo que pasó ahora fue que nos lo propusieron desde el lugar donde lo vamos a hacer y fue el momento de reflotar esa idea. Es bastante difícil que en Buenos Aires, donde hay una tremenda superpoblación de bandas y no tanto de espacios para tocar, que un lugar más o menos grande te de tres fechas consecutivas. Lo quise hacer después de la presentación de El final de las Primaveras (2015) y en ese momento no salió. Me divierte hacer este ciclo y cuando vino la propuesta de Niceto primero dije ¡qué bueno! y después me asusté porque no sabía si iba a conseguir las bandas que quería pero finalmente salió como lo esperábamos”.

El ciclo promete promete tres noches diferentes los jueves de junio, con un show de apertura acústico, una banda invitada y un set distinto por noche de la banda anfitriona. Para la primera fecha, el jueves 13, el acústico estará a cargo de Adrián Paoletti y la banda invitada será la de Rosario Bléfari (que presentará su nuevo disco). La segunda, el jueves 20, contará con los platenses normA, finalmente, el jueves 27, será la última fecha del ciclo con la banda recientemente reunida Mataplantas. Cada fecha se orienta a uno de los elementos principales en la identidad de Valle de Muñecas: el indie rock, el punk y la melodía pop.

 

“Yo lo que veo cuando recorro todos los discos que hicimos, y yendo hacia atrás y viendo los de Menos Que Cero también, es que los discos que hice son bastante diferentes entre sí y al mismo tiempo hay un hilo conductor en mi voz o mi sonido de guitarra o mi manera de escribir que es bastante personal y que no es una copia de nada que esté hecho ya. Si bien hay montones de influencias en algunos momentos más explícitas que en otros, me parece que hay algo de identidad lograda que es importante. Y todo eso se refuerza con los compañeros que tengo en cada disco. Con esta banda ya llevamos diez años así que claramente son los mejores compañeros que tuve”.

No es extraño que Esain piense en programar bandas, después de todo, el de productor de shows era el único traje que aún no se había calzado, ya que además de cantante, guitarrista y compositor, es productor musical de una gran cantidad de discos. Trabajó con dos de las bandas que integran el ciclo, normA y Mataplantas, y con proyectos tan disímiles como Coiffeur, Les Mentettes, Marco Sanguinetti, Martín Rivero y su ex banda Astroboy y Acorazado Potemkin, entre muchos otros. Esta última es la otra banda de Lulo Esain, baterista en Valle de Muñecas y hermano de Mariano. Acorazado Potemkin está actualmente grabando su cuarto disco de estudio con Manza en la producción, como los dos anteriores. Esain es también un asiduo concurrente a cuánto show de bandas consagradas o emergentes, de acá o de afuera se presenten en Buenos Aires.

 

“Es el alimento de uno, me gusta ir a ver bandas. Tanto verlas como trabajar con otras bandas me hace cambiar la perspectiva sobre las cosas que hago y sobre arreglos, maneras de grabar o de mezclar o de tocar. Es parte de lo que soy, parte de ser melómano. Escucho millones de bandas y al 70% no las puedo ver porque no viven en este país. Hay un montón de cosas que no están en los discos, un montón de cosas que se sienten respecto a la música cuando uno va a verla en vivo. Trato de disfrutar de eso todo lo que puedo”.

 

Cuando se le pregunta si alguien con tal curiosidad se siente atraído por la escena del trap, su respuesta es acorde a ese nivel de apertura: “Escucho muchos de los artistas que van saliendo y por ahora no me gustan los beats que usan ni las rimas que hacen, pero espero en algún momento encontrar a alguno que me sorprenda”.

 

Otra de las novedades es la puesta a disposición en formato digital de los discos de Menos Que Cero, la banda que lideró Esain en los 90, y cuyo repertorio se va incluyendo poco a poco en el vivo de Valle de Muñecas. Manza confirma que la misma noche que comenzará el ciclo será también el lanzamiento en plataformas de streaming de Cualquier Otro Día (1999), segundo disco de Menos Que Cero.

 

“Hay ideas musicales que me surgen de pronto, estoy con una guitarra y me sale una melodía, una secuencia de acordes. Cuando le empiezo a dar forma no puedo dejar de pensar en términos de producción. Estoy imaginando una batería que hace tal cosa y un bajo que hace tal otra o una pandereta que entra en el estribillo o un teclado que suena así. Con las letras es un proceso mucho más cerebral. Me pongo a escribir hasta que encuentro algo que me gusta. Busco cosas que me gusten sonoramente, busco que la letra tenga una musicalidad, más allá de lo que digo, que no es que no me importe, pero es una letra que está a servicio de la canción. Si fuese poesía estaría en un libro, no en un disco. Entonces tiene que decir algo y tiene que hacer que la melodía sea mejor de lo que es sin la letra. Es mucho más racional el proceso, el de la música es mucho más intuitivo. Hay un par de temas que salieron casi con la música que son generalmente lo temas raros de los discos, ‘Esta Vez’, ‘Cosas que Nunca Te Digo’, ‘La Cura y el Dolor’, son canciones que salieron con la música y la letra de un tirón”.

 

Respecto al futuro de Valle de Muñecas, podremos esperar este año la edición en vinilo de uno de sus discos de estudio, pero también nuevas canciones. “Hay varias ideas dando vueltas y terminado este ciclo vamos a ponernos a ensayar esas cosas. Yo tengo varias canciones, algunas demeadas que hay que ver como se transforman con la banda. Con Mariano (López Gringauz, bajo) siempre salen algunas cosas en los ensayos como pasó con ‘Reinvención’, canciones armadas a través de cosas lindas de bajo en las que yo me subo mientras Fernando (Blanco, guitarrista) arregla pedales o Lulo afina la batería. Para le próximo disco tengo una par de ideas con Mariano que están buenas”. 

 

Mariano Esain cuenta con muchos shows como solista que son cada vez más asiduos. Recientemente pasó de acompañarse con guitarra acústica a armar una show con su Telecaster y pedales. “Hay versiones que vamos a tocar en el ciclo que bajan de mis versiones solo y quiero desarrollar más el formato solista. Tengo ideas en la cabeza, necesito que sean elementos que no se pisen en absoluto con los que conforman Valle de Muñecas. También necesito expresar que no solamente soy un cantante y un compositor sino que también soy un productor, entonces la parte de sonido, la parte tímbrica, tiene que tener algo de eso que yo soy como productor. No me interesa hacer una versión tecno pop de una canción mía, sí me interesaría producir una banda tecno pop. De alguna manera estoy buscando integrar a este formato solo algo que tenga más que ver con las texturas, con el ruido, incorporar elementos de lo que está más cerca del arte sonoro o de los collages o de la música concreta. En los discos de Valle de Muñecas siempre hay un contraste llamémosle entre belleza y fealdad. Entre melodía y ruido, entre cosas que están sonando limpias y cosas que están sonando distorsionadas o rotas o hipertexturadas. Eso me interesa más allá de las veces que se puede lograr con un cuarteto de dos guitarras, bajo y batería. De las canciones que tengo demeadas algunas irán al disco de la banda y otras es probable que se transformen en algún EP solista”.

 

Ciclo de Valle de Muñecas en Humboldt – Niceto Club

Los jueves de junio a las 20:30 en Humboldt 1358.

Jueves 13: Acústico de Adrián Paoletti + Rosário Bléfari Banda

Jueves 20: Acústico a anunciar + normA

Jueves 27: Acústico a anunciar + Mataplantas

Combo de entradas:1 show x $250, 2 x $400 y 3 x $550

Entradas anticipadas en Anthology Discos, en la boletería de Niceto Club o por sistema Ticketek.

 

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS