Seguinos en

Discos

Electric Trim, lo nuevo de Lee Ranaldo

Lee is free.

Publicado

el

Lee is free.

Calificación: 8 puntos

Sí, Lee Ranaldo se siente más libre que nunca, y esa libertad lo ha llevado por caminos diversos e insospechados en los últimos seis años, a partir de la separación de Sonic Youth. Desde Between the Times and the Tides, pasando por los trabajos con su banda The Dust en los discos Last Night on Earth y Acoustic Dust, hasta llegar a Electric Trim, su más reciente álbum, Ranaldo ha ido acercándose paulatinamente a sonidos vinculados a su infancia y formación, esa que le permitió romper todas las reglas junto a la pareja Thurston MooreKim Gordon desde principios de los 80.

Pero esa regresión a una escuela musical más tradicional no ha sido, como era de esperarse, por vías estrictamente ortodoxas. Desde el comienzo del disco, con “Moroccan Mountains”, los sonidos orientales de cuerdas se combinan con el tan sabido spoken word de Ranaldo, para acelerar y desacelerar entre el fuzz y las arremetidas rítmicas. “Yep! Yep!”, exclama Lee, que afirma seguro “It’s time to tell you what to do/ It’s time to tell you what I’m looking for” (“Es hora de decirte qué hacer/ Es hora de decirte lo que estoy buscando”). Un tema extenso que abre Electric Trim y da cuenta de qué va el resto del álbum: pasajes sonoros y cambios de climas en cada track son la constante.

lee-renaldo-electric-trim

Ranaldo hace uso de la batería electrónica para subir el tempo en el relato de escenas tétricas de “Uncle Skeleton”. Aquí el canto de Lee, aspecto en el que no suele destacarse, está perfectamente fusionado con las armonías y las voces fantasmales de fondo. Atravesando las líneas de teclados, los ajustados arreglos vocales se repiten en “Let’s Start Again” gracias a la dulce voz de Sharon Van Etten, quien colabora en seis canciones del disco, incluyendo el dúo que mantiene con Lee en la delicada “Last Looks”, uno de los grandes aciertos de este trabajo. La pieza se divide claramente en dos partes, primero con el par Ranaldo-Van Etten cantando íntimamente, y luego sólo Lee tomando impulso para gritar un desesperado “Hello! Hello!” repetidas veces. La guitarra acústica a lo Jimmy Page y el final con la aparición de una trompeta –algo que se repite y acentúa de manera épica en “Purloined”– son una grata sorpresa.

“Circular (Right as Rain)”, primer corte de Electric Trim, sirve también para ejemplificar en dónde se encuentra Ranaldo en este momento. Si bien el tema se diferencia del resto del tracklist, es el que más evidencia esta vuelta del neoyorquino a sus raíces. De notoria influencia beatle, la canción navega entre las baterías de “Tomorrow Never Knows” y los crescendos de “A Day in the Life” para llegar a las costas de una psicodelia que Lee jamás soñó. La diferencia la hace la mano del español Raül “Refree” Fernández en la producción, quien entabló amistad con el guitarrista en una de sus tantas visitas a Barcelona, ciudad donde se grabó parte del disco (la otra sede fue Nueva York).

El álbum también cuenta con la colaboración en guitarras de Nels Cline, quien en Wilco aporta los pasajes más sónicos, y la participación en baterías de Kid Millions y el otro compañero de ruta de Ranaldo y también ex Sonic Youth, Steve Shelley, que se ha mantenido ocupado entre los proyectos de Lee y los de Thurston Moore, además de girar –y visitar nuestro país– con Mark Kozelek y los brasileños de Riviera Gaz.

Para el tema que da título al disco, Lee profundiza en sus reflexiones como si fuera un poeta beat –junto al escritor Jonathan Lethem compuso las letras del álbum– y pregunta sin rodeos: “Are you scared of a woman’s love?/ Are you frightened of a man’s love?” (“¿Tenés miedo del amor de una mujer? ¿Te asusta el amor de un hombre?”).

Para “Thrown Over the Wall” las guitarras acústicas abren paso al crepitar de una sutil percusión, que Ranaldo nuevamente rompe con un “Hello! Hello!”, esta vez abatido, como recordando a Pink, aquel personaje creado por Roger Waters para The Wall, quien se preguntaba si había alguien del otro lado. “New Thing”, canción que cierra el álbum, hace referencia a los tiempos que corren en los que muchos necesitan estar conectados;  “todos están hablando de la cosa nueva”, menciona con irónica sorpresa.

Quizás lo nuevo de Lee no sea del todo nuevo, porque sus exploraciones en Electric Trim abrevan de ciertos clasicismos de la música anglosajona, pero siempre es atractivo escuchar cómo un tipo que gran parte de su carrera se dedicó a quebrar las estructuras y los formalismos, ahora se emprende en un viaje sonoro que dibuja un círculo prefecto.


[post_view]

Continuar Leyendo
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Discos

Blossoms – “Cool Like You “

La banda de Manchester lanzó su segundo trabajo discográfico luego de presentar por casi dos años su disco debut, desde el los pubs de su Stockport natal hasta los grandes festivales del verano europeo.

Publicado

el

El segundo disco del quinteto generó una gran expectativa. Suele pasar cuando un debut es tan sólido como lo fue el disco homónimo lanzado en 2015. Ese primer trabajo contenía una catarata de hits que posicionó a la banda como la nueva gran cosa salida del semillero de Manchester. Fieles a la tradición de esa ciudad tan musical, la espera para sus shows fluía con una lista con lo mejor de su tierra: The Stone Roses, Electronic, New Order, The Smiths.

Cool Like You, el nuevo disco, tiene una colección de canciones igual de llamativas con un sonido más definido, la banda va encontrando su propio lenguaje y deja de ser un entramado de referencias para encontrar su identidad.

“There’s A Reason Why (I Never Retuned Your Calls) y “I Can’t Stand It” abren el disco con ganas de sonar en las radios y seguir construyendo su carrera a base de canciones producidas para llamar la atención. El video de la primera nos muestra a los jóvenes integrantes de Blossoms de gira por oriente, viviendo todo ese encantamiento de cada banda británica que va a Japón. El tema que da título al disco es el más electrónico y completa la paleta de lo que pueden ofrecer: algo indie, algo más clásico y algo que coquetea con la pista de baile.

“Unfaithful” suma groove, “How Long Will This Last?”, tercer corte del disco, vuelve a la balada de temática amorosa y el tempo bailable vuelve a subir con “I Just Imagined You”.

La edición deluxe que se puede escuchar en Spotify y otras plataformas de streaming tiene una segunda versión del disco con la misma cantidad de canciones, en el mismo orden, pero en formato acústico. Este bonus permite disfrutar las canciones desnudas y comprobar que ninguna se sostuvo en la parafernalia de la producción pop para justificar su lugar en el tracklist. Destaca la canción de cierre del disco: “Love Talk”, un momento que potencia su intimidad en esta versión despojada.

Continuar Leyendo

Discos

Uno Dos Tres 14: El disco argentino tributo a U2

Se trata de un homenaje realizado por distintos artistas a los casi cuarenta años de carrera de U2.

Publicado

el

Por

Se presentó el tercer álbum homenaje realizado por Discos Perfectos y está conformado por 12 artistas de diversos puntos de la Argentina que hacen covers de algunas de las canciones más celebres del cuarteto irlandés con la premisa de jugar, de adueñarse de una obra profundamente arraigada en el inconsciente colectivo para animarse a reformularla utilizando y maximiznado los recursos disponibles.

Uno, dos, tres, 14 va de grabaciones en estudio y perfil alto como la versión de Ramiro Abrevaya a registros casi caseros, íntimos, rozando el low fi, como el que ejecuta Shura Multivac. Una apasionante muestra de amor hacia los autores del conteo en español más bizarro de la historia.

No hay texto alternativo automático disponible.

Discos Perfectos nació como un blog en agosto de 2010 ideado por el periodista Fernando Cárdenas. Un intento por descubrir, difundir y compartir música, desde el mainstream hasta todas aquellas propuestas alejadas de los grandes radares. Ese trabajo de búsqueda constante derivó en la publicación de varios compilados que contienen las canciones de los más diversos artistas independientes y en la producción de dos discos tributo de íconos como lo son David Bowie y Gustavo Cerati.

La lista de canciones

  1. Ramiro Abrevaya – Lo que busco (I still haven’t found what i’m looking for)
  2. Azcurra – With or without you
  3. The Kavanaghs – Stuck In A Moment You Can’t Get Out Of
  4. Full Chamba – Running to Stand Still
  5. Leo Acevedo – Desire
  6. Fede Cabral – All I want is you
  7. Idílica – Where the streets have no name
  8. Shura Multivac – One tree hill
  9. Quinta – Stay (faraway, so close)
  10. Apolo Beat – La cosa más dulce
  11. Lautremont – Hold Me, Thrill Me, Kiss Me, Kill Me
  12. Rudy – With or without you
  13. Leo Acevedo – Until the end of the world

El disco completo puede escucharse acá.

Continuar Leyendo

Discos

THE NOW NOW: El nuevo disco de Gorillaz

Gorillaz presentó su sexto disco sin grandes novedades, con la clara intención de conformar a los oyentes. ¿Lo logra?

Publicado

el

El sexto disco de Gorillaz fue, desde un principio, presentado como una especie de bonus track extendido de Humanz y, al mismo tiempo, como un consuelo para aquellos fans que se sentían decepcionados por la poca presencia de Damon Albarn en el último lanzamiento. Y en ese sentido, Gorillaz cumplió. Sí, 2D canta todo el tiempo y suena mucho más al Gorillaz clásico. Si, se nota esta mas trabajado que The Fall y ya lo sabíamos hace tiempo. Ahora viendo el resultado afirmamos que The Now Now es un disco sin mucho que decir.

Humanz, con todos sus excesos y carencias, es un disco con personalidad. Y, al igual que los anteriores de la banda, presenta algún tipo de historia o concepto (en el caso de Humanz, una fiesta pre-apocalíptica). A excepción de algunas tímidas referencias a política internacional en “Humility”, The Now Now carece de la crítica social de Plastic Beach y Humanz, pero tampoco tiene la mitología del primer disco y Demon Dayz. Las únicas temáticas que recorren las canciones (sensaciones de soledad y alienación, mezcladas con una vaga esperanza) representan una introspección mas esperable de un disco solista de Albarn. Al final del día, el nuevo longplay se alinea junto a The Fall, un disco compuesto durante una gira que, en este caso, sirve como excusa para seguir de gira durante un año más. Una mirada pesimista lo vería como un cash-grab de Damon.

A pesar de las temáticas ya nombradas, The Now Now es mucho más optimista que Humanz. El apocalipsis quedó atrás, y ahora 2D canta sobre el “nuevo mundo” y “sobre dejar el aislamiento” (hablando específicamente a las letras de “One Percent” y “Humility”). El disco tiene un sonido mucho más coherente y continuo que los anteriores LPs de la banda, sin demasiado espacio para la experimentación y para la mezcla de géneros. La música se reduce a sintetizadores y beats eléctricos (y la divertida guitarra de George Benson en el primer tema), pareciendo en muchos sentidos una versión minimalista de Plastic Beach.

A grandes rasgos, las canciones son buenas.  “Humility”, “Hollywood”, “Sorcererz” y “Magic City” son las estrellas del disco. “Idaho” suena muy a algo salido de The Fall. “Fire Flies” y “One Percent” recuerdan a “Andromeda” y “Busted and Blue” (de Humanz). “Lake Zurich” es un bonito intervalo que por momentos suena a LCD Soundsystem. Aunque no me parece justo hablar de relleno, sí se puede señalar a “Tranz”, “Kansas” y “Souk Eye” como los temas menos destacables del disco.

The Now Now es un disco entretenido que no va a ganar nuevos adeptos a Gorillaz ni tampoco tiene grandes novedades que ofrecer a sus fanáticos. A decir verdad, parece el primer disco de Gorillaz dirigido hacia los “fans nostálgicos”, e incluso puede pasar como un disco demagogo. Es divertido, alegre y muy fácil de digerir, estando marcado por la presencia central de Damon y una producción prolija. Aquellos que no disfrutaron de Humanz, posiblemente encuentren en The Now Now lo que les faltó el año pasado.

A dieciocho años de la salida de “Tomorrow Comes Today”, Damon Albarn tiene derecho a hacer lo que quiera con su proyecto más preciado y The Now Now es una buena noticia para cualquier amante de Gorillaz (o para cualquier melómano con ganas de escuchar algo bueno).

Eso sí,  todos vamos a esperar que el inevitable octavo disco sea más sorprendente y ambicioso, después de este agradable trip nostálgico que representa The Now Now.

Continuar Leyendo
Ad Banner 300 x 250

LAS MÁS LEIDAS