Seguinos en

Especiales

El legado de Joy Division: Natalie Curtis, la hija de un oscuro recuerdo

Publicado

el

Cuando Ian Curtis se ahorcó en su casa de Macclesfield dio inicio a una de las leyendas más increíbles del mundo rockero. Su hija tenía tan sólo un año de vida. Nacida bajo un estigma tan pesado, hoy es amiga de casi toda la escena cultural de Manchester, la ciudad maldita de la que nunca se fue. Esta mujer de ojos grandes y pasión por la fotografía se sentó con Francisco Tapia Robles para hablar de todo, desmarcándose de cualquier trauma, en una entrevista exclusiva.  

Natalie es una chica deliciosa de 33 años. De estatura baja y ojos expresivamente enormes, luce en su rostro un parecido indisimulable con el cantante de Macclesfield. No muy afecta a las entrevistas, nos dio el privilegio de conversar un buen rato en el mítico Night & Daydel centro de Manchester. Y abre fuego hablando de su padre Ian, sin complejos.

“Creo que mi mayor problema ha sido que al parecer todo el mundo ha querido buscar una razón al suicidio de mi padre. Pienso que muchas veces la gente se deprime por algo malo que les ocurre, lo que es algo absolutamente normal. Pero también creo que, cuando a las personas que tienen una enfermedad mental les ocurren cosas negativas, esa condición se tiende a exacerbar. Ian no se mató porque le ocurrió esto o aquello, yo creo que él tenia una enfermedad mental y no pudo soportar la serie de cosas que le sucedieron. Lo que quiero decir es que la razón del suicidio de mi padre no se debió a un hecho aislado, como haber conocido a una chica belga o haber querido abandonar Joy Division. El se mató simplemente porque tenía una enfermedad mental. Y es eso lo que yo encuentro frustrante, que en la película Control (del fotógrafo y director holandés Anton Corbijn) en ningún momento se muestra lo seriamente enfermo que estaba Ian, lo inestable que era su estado de ánimo. Pero bueno… al final se trata sólo de una película que quiere mostrar el mito. Pero ojo que no quiero parecer desilusionada con la película ni nada de eso, por el contrario quede muy conforme y aprendí mucho, aunque reconozco que hubo momentos muy estresantes”.

En algunas ocasiones durante la charla, hasta da un poco de miedo mirarla a los ojos. Natalie clava su vista en ti y te pierdes en el blanco y negro de Joy Division, con Ian aferrado al micrófono, sudando y temblando. La mirada cansada del héroe se enciende en su hija como una mágica jugada de la vida que no se va. Nos habíamos visto antes, Jake Evans de los Bad Lieutenant nos presento una vez en un show de rock en Manchester. Mi excusa barata de ser usuario Canon y ella Nikon, el beso en la mejilla y el saludo de su mano de niña con la mía temblorosa marcaron para siempre mi cameo por la escena manchesteriana.

Natalie Curtis es fotografa profesional, de hecho en su sitio web se puede encontrar a una variada fauna mancuniana capturada en los ultimos años: The Charlatans, Durutti Column, James, Doves, incluso un joven y con menos peso y barba Guy Garvey se asoma en blanco y negro. Natalie también trabaja para un sello discografico, heredó de su padre el amor por el Manchester City, funciona mejor cada vez que se da un break para escaparse al campo, contemplar las montañas o ir a tomarse algo a algún pub rockero de pueblo chico. Yo trate de cumplir con las expectativas y ahora la tengo sentada frente a mí en esta humilde mesa de madera de un pub rockero de pueblo grande. Café, galletas, Guinness, rock & roll de fondo.

ESTE ES MI LUGAR EN EL MUNDO

¿Seguís viviendo aquí?

Vivo actualmente en Manchester pero los fines de semana los paso en Cheshire ya que estoy aprendiendo a montar. Además, extraño el campo. 

Estuve en Macclesfield una vez, tu ciudad natal, y la verdad es que me pareció que era un pueblo horrible. No me gusto para nada.

¿En serio? ¿No crees que es lindo?

Es como un lugar sacado de una película antigua, muy aislado, como que la modernidad nunca pasó por ahí.

Macclesfield era así cuando yo era niña, lo notaba cada vez que venia a Manchester a visitar a mis parientes. A mi me gusta, y no creo que esté tan aislado porque esta a veinte minutos de Manchester y a hora y media de Londres.

¿Cuándo comenzó tu fascinación por la fotografía?

Yo siempre tomaba fotos cuando era niña, y según mi abuela eso fue desde los cuatro años. Me volaba la cabeza tener una cámara pero cuando era más mayor recién lo considere como un trabajo. A los 20 años tome un curso de fotografía en el Macclesfield College, en donde tuve que pasar por todo: cerámica, pintura y fotografía. Y fue en ese momento cuando me enamoré aun más de este arte, y además descubrí que tenía la oportunidad de estudiarlo en la universidad, cosa que finalmente hice. 

Y a un nivel informal tenías como referencia a dos íconos de la fotografía, con quienes había una familiaridad como Anton Corbijn y Kevin Cummins, por sus trabajos con Joy Division.

Así es, supongo que eso debió influenciarme. Una de las razones por las cuales me atrajo la fotografía creo que vino por todo lo que habían hecho Anton y Kevin con Joy Division. Y otra cosa interesante que me pasó fue que en la universidad conocí a mucha gente con padres ausentes o fallecidos, y pensé que quizás a muchas personas a quienes se les ha muerto un padre se ponen a estudiar fotografía porque se la han pasado mirando las fotos de esa persona que no está. Y yo tenía muchos compañeros en la misma situación. 

¿Entonces tu interés no venía solo por la estética, sino también por el significado?

No conscientemente, quizás el hecho de haber crecido viendo las fotos de alguien que no está presente te hace interesarte mas por la fotografía… No estoy segura. Pero en general, no fueron sólo los trabajos de Kevin y Anton los que me influenciaron, yo crecí viendo mucho material muy cool como los packs de discos que recibíamos de Factory Records y me acuerdo muy bien de pequeña haber visto todos estos diseños de Peter Saville. Estoy segura que haber conocido todo esos hermosos trabajos desde tan joven fueron una gran influencia. Bueno, y tu sabes que Factory siempre se preocupaba mucho de que todo luciera grandioso, desde sus lápices en la oficina hasta sus tarjetas de presentación. Ese es el ambiente en el cual crecí, y por lo tanto inconscientemente es una influencia.

¿Y cuándo arrancó tu interés por la música?

Cuando era muy pequeña, y quise aprender piano pero nunca pude porque soy terriblemente mala. No tengo talento para nada en la música. Pero crecí viviendo junto a un estudio de grabación ya que ese era el negocio de mi mama, estaba en nuestra misma casa. De hecho, por muchos años mi habitación estaba justo arriba de la sala de grabación, así que podía escuchar a las bandas, y cada vez que bajaba a la cocina me encontraba con músicos sentados aquí y allá. En cambio, mi hermano si tiene talento con la música porque pudo aprender a grabar profesionalmente, yo sólo me quede con observarlos trabajar. Pero creo que fue una buena manera de conocer nuevas personas, ya que cada semana había una banda diferente.

FOTOS, ROCK Y CINE

Volviendo a lo de las fotos, tu hiciste un trabajo para la banda Marion en el show de regreso que dieron en Manchester en diciembre 2011 y luego éstas fueron subastadas. Y me di cuenta que al cuello llevabas una Nikon de rollo y no digital como todo el mundo ¿Estabas experimentando o prefieres ese formato?

¡Es que nunca he tenido la oportunidad de trabajar con una cámara digital! Sólo tengo una en mi smart telephone. Yo uso una mezcla de tecnología antigua y nueva, y esa cámara usa rollo. En casa no tengo un cuarto oscuro, por lo tanto lo que hago es escanear los negativos y para luego trabajarlos con photoshop. Mi computador es mi cuarto oscuro. 

¿Y esas fotos de Marion fueron subastadas con un fin benéfico, no es así?

Tal cual, todo el dinero recaudado en la subasta fue en ayuda del centro de rehabilitación en Londres que ayudo a Jaime Harding, el vocalista, a dejar su adicción a las drogas. Originalmente, esas son las fotos que vienen en el booklet del disco en vivo que los Marion grabaron en ese show de regreso en la Manchester Academy 3. Pensamos que sería buena idea imprimir las mejores, que la banda las autografiara y que fueran subastadas. 

Y aparte de ese, ¿en qué otros proyectos has estado involucrada en el ultimo tiempo?

Algunas de mis fotos fueron incluidas en una exposición en Coventry y Brighton, organizada por Michael Shamberg, un artista visual muy cercano a los Joy Division, y quién además fue el representante de Factory Records en New York, y también produjo muchos videos para New Order. El ahora se encuentra muy enfermo, pero tuvo la idea de reunir en una exposición a toda su red de contactos. 

Self-portrait, Los Angeles

Hablemos un poco de la película Control. Entiendo que tu mama produjo esa película, ¿no? En alguna oportunidad, Stephen Morris (baterista de Joy Division y New Order) me dijo que había varias imprecisiones en ella, al igual que en 24 Hour Party People. Además supe que tu tenías varias aprehensiones con ese film.

Lo que pasa es que yo soy una perfeccionista. Pero bueno… al fin y al cabo esa película es la visión que tiene Anton Corbijn, su director. Y supongo que cada uno de nosotros tiene una idea diferente de cómo debió haber sido hecha. Reconozco haber hecho críticas en su momento, pero pienso que mucho se debió a que yo sentía un gran stress al solo enfocarme en el aspecto negativo de toda la historia. ¿Y sabes qué? Vi la película por primera vez hace sólo un año atrás, y me pareció muy divertida. Hubo mucha gente involucrada: Tony Wilson, la banda. Recuerdo que cuando yo me gradué en la universidad, la pre-producción de la película estaba recién comenzando, así que dejé mis otros proyectos de lado y comencé a ganarme un dinero extra como asistente de los fotógrafos del film, además trabaje recabando información para Matt, quien escribió el guión, por lo tanto termine involucrándome también. Por eso, cuando vi Control me sentí muy orgullosa de todos los que aportamos algo, hicimos un buen trabajo. Por eso, hace un año atrás fue agradable sentarse a verla sin pensar mucho en todo lo estresante que había sido en su momento.

En relación a tu trabajo ¿Te has planteado la idea de presentar una exhibición de tus fotos en otro país, como Argentina, por ejemplo?

Oh, ¡me encantaria! 

Te lo menciono porque ni te imaginas la legión de gente que existe en Sudamérica con admiración especial por la cultura manchesteriana, no sólo musical.

No tengo idea aún como podría darse la producción de alguna exhibición allá. Recién en el 2011 asistí a una en Bélgica por primera vez, en donde presente mis trabajos en un festival de fotografía. Fue alucinante poder viajar y presentar mi obra. 

¿Crees que tu siguiente paso profesional podría ser la filmación?

Sabes que lo he pensado, ya que hice mucha filmación durante mis días de universidad. Incluso en algún momento estuve segura de que me iba a dedicar a ello, pero luego cambie de opinión. Aunque nunca debes decir nunca, no? Quizás cuando tenga 40 o 50, pero no creo que este momento sea el ideal porque siento que me encuentro en un periodo de transición en mi vida, en la búsqueda de lo que realmente quiero hacer en el futuro. En el último año me he dedicado a experimentar mucho, exigiéndome a mi misma. De hecho, tengo que actualizar mi sitio web porque hay muchas cosas nuevas que tengo que mostrar y que nadie ha visto aún, como fotografía de diferentes cosas, experimentando con colores. También he retomado la literatura, ya que solía escribir mucho cuando era mas joven, pensando en que podría combinar palabras con imágenes. 

¿Qué tipo de literatura? ¿Narrativa, poesía?

¡Eso mismo quiero saber yo! Es narrativa, no es poesía. 

NEW ORDER: EL LEGADO EN BUENAS MANOS

Volvemos a la música. ¿Cómo es tu relación con los New Order hoy, tomando en cuenta que Peter Hook ya no está?

Es una pena que Hookie ya no esté en la banda, pero el show debe seguir… La situación actual no es la ideal ya que él esta muy enojado con los New Order. Pero hoy él tiene su propia banda y esta haciendo lo suyo. En todo caso, ese no es asunto mio, yo trato de concentrarme en las cosas positivas. Por ejemplo, vi los shows de New Order en Paris y Londres, y quede muy asombrada por ver otra vez a Gillian Gilbert de regreso en la banda. Siempre me han gustado más las bandas que tienen a alguna mujer en sus filas, creo que les da una dinámica distinta. Y también en este caso siento una cercanía especial con Gillian, y con  Stephen Morris, porque ambos son de Macclesfield. Desde niña los veía cuando andaban de compras por el pueblo y siempre se han visto como una pareja muy cool. Además, Gillian se ve siempre tan serena detrás de sus sintetizadores… Es una lástima que Peter Hook no esté con ellos, pero como te digo, no me puedo entrometer en los asuntos internos de la banda. Prefiero quedarme con lo bueno. Me siento mal por lo triste que debe estar Hookie, pero al mismo tiempo me pone feliz ver que los New Order están bien.

joy-division

¿Qué piensas cuando ves la cara de tu padre en tantas remeras en la calle, o tatuajes alusivos a Joy Division?

Mmm… Supongo que es divertido (se ríe). 

En una oportunidad, Jez Kerr de A Certain Ratio, otra banda de Manchester, me dijo que la pelicula 24 Hour Party People marco un antes y un después para la música de esta ciudad, en términos de reconocimiento a nivel mundial. Y obviamente, ya que fueron protagonistas, los Joy Division explotaron definitivamente como una banda legendaria…

Así es. Pero aunque ya gozaban de cierta popularidad, ésta siempre fue aumentando de manera muy lenta. Y es divertido porque ahora por ejemplo todo parece haberse “normalizado” luego de esa película. Es indudable que atrajeron una inmensa cantidad de nuevos fans, y luego sumále Control, en donde toda esa fama creció aun más. Eso esta muy bien… Yo recuerdo que cuando era muy pequeña Joy Division era una cosa de culto para muy poca gente. Ahora esa condición se ha masificado absolutamente. Y yo tenia tres años cuando empecé a darme cuenta de todas esas cosas a mi alrededor relacionadas con la banda, más que nada por la casa en la que vivíamos. Y en mi adolescencia recuerdo que mi madre trataba de explicarme acerca de ese culto que existía en torno a la banda. También recuerdo a Tony Wilson cuando se desesperaba al no entender como la gente no reconocía a Joy Division como una gran banda, aunque internamente él sabia que con el tiempo eso cambiaría. ¿Pero sabes qué? Yo no creo que las películas hayan sido un shock muy impresionante en ese sentido, porque yo recuerdo que cuando era muy joven creía saber la razón del porqué la gente no escuchaba tanto a Joy Division. Que me perdonen mi padre, Bernard, Hookie y Stephen, pero a la gente le gustaba escuchar mejores grupos… (se rie). Hay cosas muy cool en Joy Division, como sus ropas, su estilo. Mi padre estaba obsesionado en cómo debían lucir las cosas. Incluso mi abuela me cuenta que cuando yo era bebé y ella me regalaba ropa, mi padre tenía que inspeccionarla primero para asegurarse que su hija no llevara puesta ropa pasada de moda. El quería que yo vistiera ropa cool. Ian siempre fue así, muy preocupado de que todo luciera bien, de tener buenos muebles, que la casa fuera un lugar con estilo.

Cuando New Order cierra sus shows con Love Will Tear Us Apart, Bernard agradece al publico el hecho de haber convertido una canción tan triste en algo tan alegre. ¿Cómo ves eso?

Estoy absolutamente de acuerdo. Es fantástico ver a toda la gente tan feliz haciendo los coros de esa canción. En todo caso yo siempre pense que Transmission iba a ser la más popular, porque para mi esa es una de las mejores. Sin embargo creo que LWTUA tiene algo especial que hace que la gente se conecte mejor.

Luego de un segundo café, sus ojos buscan la salida. Es hora de marcharse. Juntos caminamos hasta Piccadilly Gardens, me da un abrazo fuerte y un beso. “Ojala nos volvamos a ver” me susurra, mientras veo como su pequeña y nítida figura desaparece entre la lluvia y la borrosa multitud. La vida que no pudo ser encontró una salida en Natalie. Y su historia recién comienza.

Por Francisco Tapia Robles, desde Manchester UK.

Pueden ver las obras de Natalie Curtis en su sitio web: www.16apr79.com

Continuar Leyendo
4 Comentarios

4 Comments

  1. Caroline

    3 noviembre, 2016 at 10:40 AM

    Excelente nota. Entrevista muy fluida y con datos que dan respuesta a algunas dudas sobre su historia y también información que abre puertas a otras inquietudes. Mi única crítica es que la traducción es muy literal y mezcla algunos modismos regionales con otros argentinos. Por lo demás 10 puntos.

  2. jos

    8 noviembre, 2016 at 11:51 AM

    que suertudo we

  3. Juan Pablo

    10 noviembre, 2016 at 8:15 PM

    Muy buena entrevista, increíble escuchar de la hija de Ian Curtis.

    Pero… es increíblemente rudo comenzar la entrevista diciéndole que no le gusta su ciudad natal, parece que a ella no le importó mucho, pero con otras personas más orgullosas puede costar el tono o la disposición del entrevistado para el resto.

    Y menos mal que no escribió mucho aparte de las preguntas, tiene un grave problema con los adjetivos. Para poner dos ejemplos, la primera línea:
    “Natalie es una chica deliciosa de 33 años. De estatura baja y ojos expresivamente enormes”.

    Si no los ve, es peor. También va para el editor.

  4. Julio

    18 mayo, 2017 at 1:51 AM

    buenazo

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Especiales

#EspecialLollapalooza: Rosalía

Su música y producción escénica mezcla flamenco y lo urbano sin prejuicios y mucho talento. Una de las presencias del próximo Lollapalooza Argentina que hay que mirar de cerca.

Publicado

el

Rosalía tiene 25 años, nació en Barcelona y es la dueña de las conversaciones, las listas de streaming en España, de cuatro Latin Grammy y viene a conquistar el resto del mundo.

Su segundo disco “El Mal Querer” salió a la venta el 2 de noviembre y se ha convertido en escucha obligatoria. Es una fusión de flamenco, trap, R&B y música urbana matizada con mil pequeños apuntes como motores, ruido de metal, recitados, palmas y un uso inteligente del vocoder, que en este caso no viene a disimular falencias sino a sumar elementos a la narración.

Es un disco conceptual, basado en un libro de siglo XIV llamado “Flamenca” de autor anónimo que narra una historia de amor, celos, infierno y resurrección, en el que cada capítulo es representado por una canción. Entre otras particularidades, participa Rossy de Palma recitando un texto y se samplea “Cry me a River” de Justin Timberlake.

 

MALAMENTE” el primer single se lanzó en Mayo, se ve y escucha así

En Julio se lanzó “PIENSO EN TU MIRÁ” y Rosalía junto al talentoso equipo que eligió lo hizo otra vez.


¿Qué podemos esperar de su presentación en vivo? bailarines, carisma, cuero, plumas, uñas esculpidas larguísimas y zapatillas urbanas con una puesta en escena que nada tiene que envidiar a Beyoncé

 

En marzo de este nuevo año estará en el Lollapalooza Argentina y sería muy bueno que haga un side show para ella sola, que bien lo vale.

Continuar Leyendo

Especiales

#EspecialLollapalooza: Interpol, Everything is wrong (again)

Interpol es una banda neoyorkina etiquetada como indie rock o post punk, sin embargo, pese a que estos rótulos le quedan cómodos no la describen en su totalidad.

Publicado

el

La banda se formó en 1998, está integrada por  Paul Banks, Daniel Kessler y Sam Fogarino, su nota distintiva es la destreza para narrar el lado opaco de las relaciones humanas, el desamor y la apatía.

El primer trabajo los posicionó como herederos sonoros de Nirvana y sucesores de la métrica angustiante de Joy Division. La voz grave de Banks y el carácter depresivo de su poética exaltan el paralelo con los mancunianos, no obstante, hay una frialdad en las letras de Interpol que los inscribe en la finura del film noir antes que en el desaliento suicida.

El debut, en el sello Matador acontece con Turn on the Bright Lights (2002), lo suceden Antics (2004), Our Love to Admire (2007), Interpol (2010), El Pintor (2014) y su última producción Marauder (2018) lanzada en México, ciudad en la que Banks vivió en la secundaria.

Marauder fue grabado con la banda tocando en vivo para recuperar el efecto visceral del crudo, para recoger la potencia de la sinergia o bien para huir de la trampa de las posibilidades de un estudio como les gusta explicarlo. El productor Dave Fridmann, quien trabajó con The Flaming Lips, Weezer, Café Tacuba, MGMT y Tame Impala, entre otras bandas, fue quien propuso este desafío. La búsqueda es obtener novedad sin perder los rasgos identitarios, innovar sin resignar las marcas de estilo, superar la pérdida de una pieza clave como Carlos Dengler quien dejó la banda en 2010.

El clima lóbrego, la complejidad del deseo y la insatisfacción son solo algunos de los elementos de la dialéctica de Marauder. “If you really love nothing” se esfuerza en parecer gentil, coquetea con el pop pero se detiene en sus márgenes como turista ocasional, tan enigmático como la sonrisa de Kristen Stewart. Es probable que esta sea la síntesis del disco, ese estado de necesidad más que el logro efectivo de una ruptura.

Según Banks, el merodeador es un personaje que asomó durante la composición de algunos temas, su alter ego. La justificación es, cuanto menos, perturbadora. En la foto de portada, Elliot Richardson, Fiscal General de Nixon padece la soledad post renuncia con la que se lo castiga por negarse a despedir al fiscal Cox quien investigaba el escándalo Watergate. Más que un merodeador es un disidente, excede incluso la honestidad que reivindica Banks.

A mitad de año, Marauder se dio a conocer en un mural del DF mexicano donde apareció como esos hombres misteriosos y solitarios a los que alude la obra. El primer video del corte “The Rover” fue dirigido por Gerardo Naranjo y sus escenas recorren Reforma, colonia Roma y el mercado de Sonora.

Imagen relacionada

En estas semanas se produjo el lanzamiento de versiones remix de “Party’s Over” del dj mexicano Lao y “Complications”, gestado por Mexican Institute of Sound, un proyecto de Camilo Lara. En ambos casos se trata de experimentos sonoros que no por ser bailables dejan de asumir una cuota de riesgo.

El setlist de la banda, en este tiempo, prefiere revisitar Antics antes que TOBL para tomar distancia de la reciente gira aniversario de este trabajo, tal vez repitan esta modalidad cuando nos visiten por cuarta vez en 2019.

Interpol se presentará en vivo en el festival Lollapalooza el 29 de marzo en el Hipódromo de San Isidro y el 28 de marzo en el Teatro Vorterix como parte de los sideshows del Lollapalooza.

Continuar Leyendo

Especiales

Mirar el presente a través de los Smiths

Publicado

el

Independientemente de sus vaivenes estéticos a lo largo de la segunda mitad del siglo XX y de los grandes beneficios que les proporcionó a productores, managers y demás actores ligados a la industria discográfica, para quienes la música rock es magistra vitae, la concebimos de una forma más profunda. Porque ha sido la manifestación irreductible de la juventud ante un mundo que los desdeñó en diversos sentidos. Porque nuestras vidas están atravesadas por sus letras, sus melodías, sus imágenes, que nos brindaron los instrumentos para subjetivarnos e interpretar el mundo en el que vivimos.

Resultado de imagen para the smithsA pesar de la obsesión con el pasado que, según Simon Reynolds en Retromanía, es la característica principal de la cultura pop actual, probablemente sean los Smiths uno de los grupos más emblemáticos de la historia de la música rock. Si nos alejamos de las miradas nostálgicas, podemos ver que la coyuntura política y cultural de nuestros días está perforada por las consecuencias de procedimientos políticos e ideológicos que irrumpieron hacia finales de los años ‘70 y durante los ’80: violencia en las calles, precariedad laboral, criminalización de la pobreza, marginalidad social. Son los pálidos colores de un cuadro cada vez más deteriorado y oscuro, un cuadro que supieron apreciar muy bien Morrissey y Johnny Marr, entre otros.

La crisis sistémica que hizo tambalear al capitalismo en los años ’70 decantó en un viraje ideológico que promovió los aspectos más conservadores y ortodoxos del liberalismo (conocido también como «neoliberalismo»). A partir de entonces, los gobiernos que asumieron el poder en las principales potencias occidentales pusieron en marcha profundas reformas con el fin de liquidar el Estado de Bienestar y sus programas sociales. El objetivo era reducir el gasto público y, con él, al Estado a su mínima expresión.

Margaret Thatcher, quien ejerció como primera ministra del Reino Unido entre 1979 y 1990, fue uno de los exponentes más destacados del nuevo orden neoliberal. Sus férreas políticas conservadoras y su tenacidad policial en la implementación de políticas de austeridad, persecución de minorías, privatizaciones y flexibilización laboral le valieron el mote de «Dama de Hierro». En ese decadente contexto posindustrial brotó la música de los Smiths: a medida que se descomponía el paisaje de fábricas y obreros en Manchester, la herencia de los años ’60 y la vitalidad juvenil se establecieron como un amparo cultural.

La barbarie comienza en casa

Ser joven y de clase obrera eran motivos suficientes para estar en las antípodas del «thatcherismo». La irreverencia hacia las buenas costumbres británicas, hacia una doble moral en la que se escondían las miserias de los conservadores y la familia real, se plasmaron en los Smiths en una estética provocadora que no escatimaba en irónicas denuncias, polémicos bailes y una sexualidad dudosa por parte de Morrissey. Sin dudas, encarnaban el asco y el desprecio de un importante sector de la juventud perteneciente a una Inglaterra trabajadora y abatida frente al nacionalismo chauvinista, la pobreza planificada, la guerra y la represión.

No obstante, durante aquellos duros años, los jóvenes ingleses de clase obrera fueron moldeando las nuevas estéticas que terminaron predominando en el decenio siguiente con el barro extraído de las ruinas de un pasado más amable. El movimiento punk efectivamente retrocedió ante la arremetida conservadora, pero la chispa de la autenticidad, esa que supieron mantener con vida cuando el cielo se cubrió de incertidumbre, cobró fuerzas nuevamente con los Smiths a partir de una nueva estética que no perdió su contenido rebelde y contestatario.


Mirar el presente por la hendija del pasado

La obra de los Smiths nos interpela directamente. Hablar de su música es, sin dudas, recordar un momento glorioso de la historia del rock. Pero también es hablar de muchos tópicos todavía peliagudos, que se establecieron con el surgimiento de un orden mundial que hoy pareciera descascararse: guerra, represión, desigualdad, injusticia, consumismo, conformismo, veganismo, celibato, homosexualidad, crítica social, moral y política, sátira, y un largo etcétera. Pero una obra de arte no se agota en el debate, sino que, por el contrario, se prolonga: no podemos interpretar a los Smiths sin dejar de reflexionar acerca del mundo actual.

Tal y como señala Fruela Fernández en la introducción de The Smiths: música, política y deseo, cuando Johnny Marr le “prohibió” públicamente al entonces primer ministro británico, David Cameron, en 2010, que continuara manifestando su admiración por la banda, el guitarrista expresaba esa misma convicción: al omitir las condiciones históricas de producción de una obra, posiblemente caigamos en la banalización, no la comprendamos en su totalidad y la reduzcamos a una mera mercancía de consumo cotidiano. La nostalgia acrítica no es sino la negación de la política, es aquello que despoja a una obra de arte de su capacidad de intervenir en el presente.

Continuar Leyendo
Ad Banner 300 x 250

LAS MÁS LEIDAS