Seguinos en

Especiales

A 46 años de The Dark Side of the Moon: Una inflexión hacia adentro y hacia afuera

Si bien la obra representó el final de una etapa de la Banda, por el alejamiento de Barret y un cambio de visión estética, marcó la historia de la música universal al expresar tan genuinamente las ansiedades que aquejaban a la sociedad.

Publicado

el

El domingo 24 de marzo se cumplieron 46 años del álbum The Dark Side of the Moon y no caben dudas de que la obra de Pink Floyd marcó un quiebre en por lo menos dos sentidos: avizoró la transformación estética de un rock progresivo británico atrapado en los años ’60, y también significó el divorcio final del grupo del fantasma de Syd Barrett.

A excepción de la canción final “Eclipse” -que se compuso más tarde- The Dark Side of the Moon tuvo su audiencia en el Rainbow Theatre de Londres, en febrero de 1972, un año antes de que se lanzara el álbum en los Estados Unidos el 17 de marzo de 1973 y el 24 del mismo mes en el Reino Unido. La fecha de lanzamiento pareciera ser objeto de disputa ya que, tanto el 17 como el 24, cayeron sábado en aquel año. Independientemente de esta discrepancia anecdótica, la irrupción de The Dark Side of the Moon plasmó un movimiento centrípeto, hacia el interior de la banda, pero también centrífugo, en la escena pop británica de principios de los ‘70.

El fantasma de Syd Barrett

Los excesos y la locura propia de los genios habían alejado a Syd Barrett, cantante y compositor original de Pink Floyd, de sus compañeros. “El grupo no hubiera sucedido sin él, pero, por otra parte, no hubiera continuado con él” sostuvo oportunamente el propio Roger Waters.

Casi seis años y varios álbumes separan a The Piper and the Gates of Dawn de The Dark Side of the Moon, tiempos en los que Pink Floyd parecía a la deriva, incapaz de hallar el rumbo que lo ponga a la altura de las expectativas que supo generar durante sus comienzos psicodélicos.

Si bien, para muchos músicos (como David Bowie), nunca recuperaron esa innovación y excitación salvajes, los Pink Floyd se encontraban en la encrucijada de reinventarse o quedar eclipsados para siempre por la figura espectral de Syd Barrett.

Musicalmente, la Banda post Barrett se encontraba en una disyuntiva que tenía tres aristas fundamentales: por un lado, la canción, indudable herencia de su período psicodélico pero para la cual, tanto en lo que hacía a líneas melódicas como a imaginación lírica, habían perdido a su artífice principal; los coqueteos con la música pop y un catálogo completo de efectos especiales a diseñar; y finalmente las texturas instrumentales superpuestas -que por momentos los hallaba más preocupados por el sonido que por la composición- articuladas en una gran arquitectura que irían perfeccionando con el correr del tiempo.

De tal modo, los Floyd se aventuraban al abandono de la psicodelia que los había visto crecer para abrazar un pop progresivo que no contaba con demasiados precedentes. Una manera de sacudirse el yugo de Syd Barrett, pero también de cultivar un nicho propio en la escena pop, ya que la progresiva que inauguraron con Meddle y, fundamentalmente con The Dark Side of the Moon se parecía poco a la de las bandas sinfónicas más populares del momento.

La reinvención liderada por Roger Waters


The Dark Side of the Moon fue diseñada como una obra integral, y en ese sentido, exigía de los músicos un considerable virtuosismo para el cual ningún miembro de los Floyd estaba preparado. Los aspectos armónicos y rítmicos del grupo se comparaban desfavorablemente con la exuberancia de los pasajes interminables de Yes, Jethro Tull, King Crimson, Van der Graaf, Emerson, Lake and Palmer, entre otros.

Pero lo que Pink Floyd perdía en “complejidad sinfónica”, lo ganaba en accesibilidad pop, enmarañada en una madeja de texturas (como consecuencia del uso de técnicas avanzadas que incluyeron grabación multipista, bucles de cinta y sintetizadores analógicos) que los volvía distintivos. El productor Alan Parsons fue responsable de muchas de esas cuestiones.

Como es sabido, el conceptualismo pop inglés tiene sus raíces en las art schools, populares entre los jóvenes de los años ’60, y tuvo en The Who Sell Out y el mismísimo Sgt. Pepper’s sus modelos más tempranos. Esta tradición, que hacía de la ironía y de un agrio sentido del humor su principal bandera (algo para lo cual el universo barrettiano se perfilaba mejor), parecía no encajar bien con la seriedad que buscaba imprimirle Roger Waters, quien había decidió liderar la transición. Sin embargo, las obsesiones de este Floyd maduro pueden leerse como la inversión de esa tradición, a partir de un movimiento que demuestra de manera concreta el cambio de talante de la sociedad británica: del regocijo despreocupado de los ’60 a las desilusiones y los pronósticos desalentadores de los ’70.

Las preocupaciones de Roger Waters pueden apreciarse, pues, como un fresco porque The Dark Side of the Moon fue el álbum en el cual se apropió decididamente de Pink Floyd, no solo como vehículo de sus ambiciones conceptuales sino también como portavoz de su cosmovisión personal.

Waters quería alejarse del enredo psicodélico, de los cantos extraños y misteriosos. Él mismo lo admitiría: “esa siempre fue mi gran lucha en Pink Floyd: escaparme de los bordes del espacio, de la extravagancia en la que estaba Syd hacia mis inquietudes, que eran mucho más políticas y filosóficas”.

Sin embargo, la ambigüedad ideológica de Waters sería una de las tantas manifestaciones de cierta contracultura progresista nacida en los ’60 que encontraba la finitud del sueño socialista, cuyo individualismo y desprecio por el common man no contradecía esencialmente las ilusiones de una nueva derecha conservadora que comenzaba a hegemonizar el escenario político, y que terminaría por allanar el camino de Margaret Thatcher al poder.

Hanging on in quiet desperation is the English way


La gestación de The Dark Side of the Moon, a lo largo de 1972, acompañó la irritación creciente de una sociedad británica que contemplaba con pavor cómo se desmoronaban sus convicciones más preciadas.

Una nueva legislación industrial, acompañada por una política presupuestaria inflacionaria, por el congelamiento de precios y salarios, y por el aumento indiscriminado del gasto público, fueron los vestigios de un Estado de Bienestar en descomposición.

Con todo, se buscaba impulsar el crecimiento industrial a cualquier costo con la esperanza de recomponer de forma acelerada la competitividad en el contexto del ingreso del Reino Unido al Mercado Común Europeo (organismo regional que avanzó hacia la actual Unión Europea).

Hacia enero de 1972, el desempleo superaba el millón de personas, la modernización impulsada por el conservador Edward Heath se escurría ante la escalada de huelgas y disputas legales. Los trabajadores se levantaban contra la pretensión del oficialismo de quebrar el poder de los sindicatos: en marzo, a menos de dos meses de la masacre de Bogside en Derry, conocida como el Bloody Sunday, el gobierno se hacía cargo del control político del Ulster, una decisión que provocó la pronta reacción del IRA de llevar la guerra civil irlandesa a las calles de Inglaterra.

De tal modo, The Dark Side of the Moon fue una expresión de las ansiedades que aquejaban a la sociedad: alienación (“Speak to me”; “Brain damage”), paranoia (“On the run”), codicia (“Money”), desidia (“Breath”, “Time”), violencia (“Us and them”).


Atravesados por este contexto, los Pink Floyd culminaron un proceso de reinvención que, no solamente permitió su madurez a partir del alejamiento definitivo de la sombra de Syd Barrett, propulsándolos al panteón del rock a nivel mundial, sino que fue, a su vez, una expresión concreta de la decadencia de la escena pop progresiva británica de principios de los ’70, cuyas principales bandas difícilmente sobrevivieron al transcurso de la década por la imposibilidad de reformular los principios básicos sobre los cuales se sostuvo la psicodelia de los años ’60.

Continuar Leyendo
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Especiales

Ocho artistas mujeres de las que deberías estar al tanto

Publicado

el

1. Weyes Blood

Para algunos desprevenidos tal vez fue una sorpresa cuando cantidad de sitios especializados nombraron a Titanic Rising (2019) como uno de los mejores discos del año. Pues Natalie Mering, mejor conocida como Weyes Blood, viene pisando fuerte hace rato, a pesar de sus jóvenes 31 años.
En 2016 lanzó Front Row Seat to Earth, donde mostró una performance vocal y compositiva muy reveladora. El álbum la posicionó como una de las artistas más prometedoras de su generación.

Todas aquellas promesas se materializaron en Titanic Rising, un proyecto ambicioso y sólido. La artista sedimentó temas como la adolescencia, el amor, el cambio y la muerte en una manera original y novedosa, evocando algunas influencias setentosas como la gran Joni Mitchell.

2. Britanny Howard

Para hablar de Brittany Howard necesariamente tenemos que mencionar a Alabama Shakes, la banda que la metió en el mainstream internacional. Con dos discos editados en 2012 y 2015, Howard y compañía lograron un sonido de blues más que fresco. “Don’t wanna fight” su corte del disco Sound & Color (2015) recorrió el mundo y acá en Argentina la pudimos ver en la tercera edición del Lollapalooza (ya había venido al Pepsi Music 2013).

La mención a su banda anterior no es por mera introducción a su obra sino una herramienta para comprender el volantazo que dio el año pasado. Howard decidió armar su proyecto solista y lanzó Jaime (2019) una obra que combina sonidos de sus raíces: Nina Simone, Prince y Janelle Monae son algunas referencias casi obvias. Con un sonido de guitarras protagonista, logra explorar el soul, R&B y el pop sin sobrevolarlos, sino más bien sumergiéndose con ímpetu en cada uno de ellos.

3. U.S. Girls

A pesar de su nombre plural, U.S. Girls es el proyecto solista de Meghan Remy, que en 13 años de carrera ha sacado siete discos de larga duración.  Radicada en Canadá, la estadounidense logró transicionar con notable agudeza de un sonido noise oscuro a otro más popero y limpio. Lo curioso es lo constante que fue Remy para mantener el contenido radicalmente político de sus letras aún en obras que, a priori, son totalmente disímiles.

En 2018 cuando creó un nuevo mundo con In a Poem Unlimited, donde lo primero que sorprendió fue su capacidad de contar historias crudas sobre un sonido artpop. En una entrevista confesó cómo fue que escuchando a Dua Lipa, se decidió por imitar su sonido de alta fidelidad manteniendo su narrativa feminista y antisistema.

4-Marika Hackman

Otra revelación del 2019: si bien sabíamos que la inglesa de 28 años se proyectaba como una artista folk bien encaminada, fue el año pasado (o al menos ahí fue cuando nos dimos cuenta) que decidió encarar un proyecto más ambicioso y menos naive.

En Any Human Friend (2019) abordó cuestiones millennials y las puso sobre un tracklist melancólico y erótico. Es un disco que está inevitablemente atravesado por la cuestión de género y las incipientes expresiones por las libertades sexuales

5- Zoe Gotusso

Zoe Gotusso es formalmente la mitad del dúo recientemente separado Salvapantallas. Si bien la matemática no miente, la afirmación se queda corta para describir a la estrella pop cordobesa. Porque, entre otros, fue ella quien empezó a mostrarle al país que con unos millones de reproducciones bajo el brazo se puede hacer un disco, tocar en un festival y llenar una sala.

Su voz viajó por todos los algoritmos de YouTube y, alejada ya de los covers, lanzó SMS (2018), su primer  y único LP con Salvapantallas. Se convirtió en un disco clave para entender a la nueva generación: liberado de géneros, de amores e hiperconectividad. El 2019 la encontró lanzando tres singles, que grabó a modo de capricho: Monoambiente en Capital, Una Bossa + Calefón. De cualquier modo, no busca ser sólo una virtuosa voz en internet, sino una artista consagrada.

6- Amor Elefante

Amor Elefante es el proyecto liderado por Rocío Fernández, Rocío Bernardiner e Inés Copertino. Oriundas de la zona sur de la provincia de Buenos Aires, forman parte de una banda que siempre vuelve al espacio que las vio crecer.

Con cada lanzamiento, la propuesta de su obra despega de los lugares comunes y proponen nuevos desafíos en cada lanzamiento.
El más reciente es el excelente Billetes Falsos, su cuarto álbum (todos grabados de manera independiente) cuyo sonido evoca por momentos a Rosario BléfariSuárez. 

7- Marilina Bertoldi

Si alguien es responsable de cuestionar el rock chabón en la Argentina de los últimos años, esa fue Marilina Bertoldi. Con cuatro discos en su haber, una nominación a Grammy Latino por “Mejor álbum de rock” (Sexo con Modelos) y un Gardel a “Mejor artista femenina de Rock”, Bertoldi cuestionó con mayor o menor eco las desigualdades en la escena musical nacional.

Su lucha y su talento la puso una vez más en el estudio para grabar Prender un fuego (2018), que la ubicó en el mainstream nacional para modificarlo para siempre. Obtuvo los premios “Álbum del año” y un Gardel de Oro, cuya última ganadora mujer había sido Mercedes Sosa 17 años atrás.

8- Mora Riel

No es sólo el apellido lo que le aporta Mora Riel a Riel, el dúo de shoegaze plantense que lanzó su primer EP en 2012. Su última publicación Espacio Interior (2019) juega con pasajes astrológicos y románticos. Aunque también jerarquiza de manera literal, la coyuntura de género y la anticipa como el futuro.

Continuar Leyendo

Agenda

Se celebra el Día Nacional de la Música en homenaje a Spinetta

Mira todas las actividades que organiza el Instituto Nacional de la Música.

Publicado

el

Por

Hoy Luis Alberto Spinetta uno de los artistas más importantes de nuestro país y toda la región cumpliría 70 años. En homenaje a su legado en 2015 el Congreso de la Nación instituyó, por medio de la Ley 27.106, al 23 de enero como Día Nacional de la Música.

Este año la jornada conmemorativa contará con una programación de actividades organizadas por el Instituto Nacional de la Música y varias organizaciones de músicos y músicas de todo el país .

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Día Nacional del Músico. Ley N°27.106 en Homenaje al nacimiento de Luis Alberto Spinetta. Saludamos a músicos, músicas y músicxs. Si algo demostramos los músicos y músicas en la Argentina en los últimos 10 años es que se puede cambiar la realidad con el arte como herramienta de protagonismo en la construcción de derechos. Los músicos y músicas que nos organizamos logramos: Ayer 2009: Ley de Creación del Instituto BaMúsica en CABA. 2009: Art. 65 y 97 inc. G de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. 2012: Ley Nacional de la Música parte 1 – Creación del Instituto Nacional de la Música. 2014: Día Nacional del Músico. 2019: Ley de Cupo Femenino y Acceso de Artistas Mujeres a Eventos Musicales. Mañana: Ley Nacional de la Música parte 2 – Acceso a mejores condiciones laborales y beneficios sociales Esto recién empieza… #dianacionaldelmusico #musica #musicx #inamu

Una publicación compartida por INAMU Argentina (@inamuargentina) el

CABA

Jornada “Desde lo individual a lo colectivo; desde lo colectivo a lo individual”, organizado por la UMI. Un ciclo de debates acerca de la Ley de la Música y shows en vivo.

16 hs. en Bartolomé Mitre 1670.

Andrea Álvarez dará una clínica de batería.

18 hs. en Notorious (Callao 966).

La Plata

Charla sobre “Identidad, circuitos y autogestión en la música”, a cargo de Buki Cardelino, Kubilai Medina, Carmen S. Viamonte y Manuel Moretti, con moderación del periodista Martín Graziano.

18 hs. en Ciudad Vieja (17 y 71)

Saladillo

Escenario abierto a cargo de la asociación de Músicos Saladillenses Independientes.

21 hs. en Plaza central de Belgrano y San Martín.

Cañuelas

Shows en la Plaza San Martín.

17 hs. en Del Carmen 502.

General Rodríguez

Festival en Plaza Sarmiento organizado por la asociación de Músicos Rodriguenses Organizados.

Perón e Intendente Manny.

Mar del Plata

Taller “La voz cantada” dictado por María Rosa Yorio . Actividad de Músicos Independientes Organizados.

20.30 hs. en Alem 2469.

Rosario

Ronda de las Madres en Plaza 25 de mayo junto a artistas. Luego habrá shows en vivo en dos escenarios, feria de discos y canje y proyección de videos, con entrada libre y gratuita.

18 hs. En Complejo Cultural Atlas (Mitre 645)

Santa Fe Capital

La organización Santafesinos Unidos por la Música Autogestionada organizará un encuentro con música en vivo de Onírico, Guitarpa Dúo, Joaquín Armas y Candelabro Negro, feria y conversaciones sobre leyes y organismos que contribuyen a la profesionalización de los músicos.

19 hs. en el Mercado Progreso (Balcarce 1625)

Paraná

Raúl Porchetto ofrecerá una charla en el Centro Cultural La Vieja Usina (Gregoria Matorras de San Martín 861) donde el Colectivo de Industrias Musicales Autogestionadas también propondrá shows y feria de discos.

Posadas (Misiones)

Festival de Músicos Populares Misioneros hasta la medianoche.

16 hs. en Paseo Bosetti, de Bolívar y Buenos Aires.

Montecarlo (Misiones)

Convocatoria para la conformación de una Asociación de Músicos Montecarlenses.

17 hs. en la Casa de la Cultura (Aguarivayes y 9 de Julio)

Santa Rosa (La Pampa)

Pre Feria Provincial de la Música con una serie de recitales que llevará a cabo el grupo de Músicos Independientes Piquenses Asociados.

9 a 22 en el Centro Cultural Medasur (avenida Belgrano Sur 180).

Taller de composición con Edu Schmidt en el Centro Cultural Medasur

(Av. Belgrano 180).

Mendoza

Lucy Patané y Natalia Perelman, Fundadoras de RMS Red de Mujeres en el Sonido, disertarán sobre “¿Cómo lograr una identidad sonora?” en Espacio Contemporáneo de Arte.

18 hs. en la ciudad de Mendoza.

Bariloche

Miguel Cantilo dictará un taller de composición de canciones en el Anfiteatro Moreno y Villegas.

Neuquén

Lucho González dará un taller sobre armonía estructural en el Centro Cultural Provincial.

Córdoba

El dúo Orozco-Barrientos hablará sobre “La música como herramienta resiliente” en Capilla del Buen Pastor.

Villa Mercedes, San Luis

La percusionista Vivi Pozzebón llevará su experiencia sobre ritmos y cantos afrolatinos.

General Alvear (Mendoza)

Festival con la participación de la Asociación Músicos Alvarenses Independientes Pensando Colectivamente (Maipec) y shows de los grupos Más Vivo, Hybrido, Plano Secuencia y El Deskanso.

21 hs. en la Costanera Alvear (Ruta 143 Sur, camino al autódromo).

Corrientes

La Unión Under Corrientes organizará un taller en el Patio de Tabú Sala (Larrea y Tacuarí, en el barrio Laguna Seca) y el único requisito será que el interesado se acerque con un instrumento musical.

Santiago del Estero

La Asociación de Músicos Independientes organiza un encuentro con shows en vivo de Cafuné, Runa Simi, El Carro, Avemanthra, Fortaleza, Open Source, La Mezcla y Monsenior Terrenal.

20 hs. en la Plaza Libertad, Independencia y Libertad.

Acá podes ver el listado completo de actividades.

Continuar Leyendo

Especiales

Un talento de Bowie tan desconocido como imponente

Los mensajes a través del arte plástico.

Publicado

el

Por

Hoy David Bowie cumplirían 73 años. En 2016 falleció días después de haber lanzado su vigésimo quinto y último álbum de estudio, “Blackstar”, como consecuencia de un cáncer de hígado, enfermedad que padecía hace más de un año pero mantuvo en privado.

El lenguaje artístico de Bowie siempre fue inmenso y llevaba consigo un halo de misterio. Aquello daba lugar a múltiples interpretaciones y especulaciones acerca de los mensajes en sus letras,  fotos, videoclips, puesta en escena y estética.

Lo mismo ocurre con sus obras de arte plástico, una misteriosa y poca conocida faceta del compositor que era también un magnífico pintor, fuertemente influenciado por autores como David Bomberg, Francis Bacon y Francis Picabia.

A continuación les dejamos las piezas de la interesante e imponente obra pictórica que nos dejó la leyenda británica.

Autorretrato, 1996

Berlin Landscape With JO, 1978 (Retrato de Iggy Pop)

Child in Berlin, 1977

Hearts Filthy Lesson, 1995

DHeads II

Ancestor II, 1998

DHead Series, 1995-96

Evol for de Missing, 1996

Self-portrait, 1978. Inspirado en la tapa del álbum Heroes (Victoria and Albert Museum)

Squeeze 2000, 1996

Turkish Father And Son, 1978

I Am A World Champion, 1977

The Rape Of Bigarschol, 1996

Portrait Of JO, 1976

Present Future Accepted, 1995

 

 

 

 

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS