Seguinos en

Discos

A 25 años de “Parklife”, el álbum bisagra de Blur

El álbum más emblemático de los londinenses cumple un cuarto de siglo. Marcó un antes y un después en la historia de la banda, y se ha convertido en un símbolo de la escena britpop.

Publicado

el

El 24 de abril de 2019 se cumplió un cuarto de siglo desde el lanzamiento del tercer álbum de Blur que fue un hecho paradigmático en la escena musical local y se ha convertido, junto a Morning Glory de Oasis, en uno de los íconos de la movida britpop de los 90.

Parklife fue cuatro veces disco de platino en UK y representó para los londinenses una suerte de renacimiento luego de Modern Life Is Rubbish, obra que no había generado el éxito que se esperaba. El “fracaso” del segundo disco puso a la banda liderada por Damon Albarn en un aprieto económico y fue entonces que el desafío era crear algo nuevo, abrir el horizonte.

Tenían que venir al estudio para que pudieran comer”, cuenta el productor Stephen Street para quien no existía otra opción que mejorar el rendimiento comercial. “Pienso que la única vez en la que ellos comieron fue cuando estaban de gira y en el estudio. Ellos solo podían comer con lo de Per Diems (el dinero que las disqueras le daban a las bandas para hacer giras o grabar discos)”, relata en un artículo de la revista NME.

Nos sentimos cómodos al reunir todos los elementos, como crear un almuerzo dominical con sonido”, dijo Graham Coxon, guitarrista y voz, sobre el procesos de composición. “Teníamos confianza. Parecía sentir que era el momento adecuado”. Street fue quien le agregó a las creaciones los efectos de sonido y el color que le faltaban.

Algunos de los singles del disco como “Girls & Boys”, “Tracy Jacks”, “End of a Century” y  el tema homónimo terminaron siendo banderas y mensajes representativos de la juventud de los 90, sufrida, nihilista,  pero al mismo tiempo sedienta de arte y creación.

En el marco del aniversario Albarn contó que recibieron varias ofertas para que de Graham Coxon, Alex James, Dave Rowntree y él mismo se juntara nuevamente sobre un escenario. Sin embargo afirmó, en una entrevista en el Diario Metro, que el Brexit fue el principal motivo de la negativa.

Sí, las ha habido – dijo Albarn – sólo querría realizar si fuera algo positivo”. “Digamos que llegamos al punto de tener un segundo referéndum, entonces me encantaría tocar ese disco como una celebración y como una forma de recordarnos un momento en el que tuvimos una idea de lo británico que no era política”, agregó.

Era más sobre nuestra música y cultura. Eso fue un poco ingenuo, sin duda, pero tenía un lado divertido, tenía humor. Así que no estoy en contra de interpretar ese álbum, pero no querría hacerlo si me diera cuenta de que sólo se trata de dinero“, concluyó.

Continuar Leyendo
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Discos

Dua Lipa y The Weeknd encuentran nuevos horizontes

Publicado

el

Dua Lipa – Future Nostalgia

El crítico musical Simon Reynolds desarrolló el concepto de Retromanía en su libro del año 2010. Allí cuestionó lo novedoso, o no, de los grupos musicales del siglo XXI. Cuánto hay de original, cuánto hay de influencia por parte de artistas del pasado, por qué como consumidores nos volvimos adictos a lo retro.

El último LP de Dua Lipa quiere jugar indirectamente con eso. La elección del título, audaz y ambicioso, propone no sólo despegarse a sí misma de la época de New Rules (2017) sino allanar el camino para un nuevo sonido.
El arranque es prometedor. Future Nostalgia coquetea con el primer Daft Punk y con la más incisiva Lady Gaga. Lipa la anunció como una oda a aquellas mujeres alfa que la inspiraron para ser quien es. Un auténtico banger.

La misma suerte corre el disco, constante en su afán energético y up-tempo. Otros de los momentos más interesantes son Physical, conocido por haber sido el segundo single del álbum y por la referencia al clásico de Olivia Newton-John (1981); Levitating Break My Heart. Estas últimas dos, aunque bien distintas una de otra, por acción u omisión abordan el dance crying. Dua Lipa se refirió a Levitating como el lugar donde “exploró hacer canciones felices sin caer en el dance crying”.

Por el contrario, Break My Heart (sample de INXS incluído) es donde Lipa anticipó en una entrevista: “acá es donde vuelve lo de dance crying”. Hasta la categorizó como el ejemplo perfecto para una canción de ese estilo.
El track no deja de ser una reflexión sobre la romántica vulnerabilidad de envolverse en una relación amorosa.

Hablando de reflexión, la canción que cierra el disco, Boys Will Be Boysvuelve sobre la cuestión de género y cómo se perpetra el status-quo de las desigualdades. El intento de abordar la cuestión fue más arriesgado que la ejecución en sí. Lipa parece haber agotado los recursos a esta altura del disco: un redoblante corta la vibra pop de un ya de por sí apagado estribillo. Sin embargo se valora la intención.

The Weeknd – After Hours

Otro que parece haberse juntado con la gente correcta es Abel Tesfaye, mejor conocido como The Weeknd. Para embarcarse en el mundo del synthpop experimental recurrió a Daniel Lopatin, nombre propio del proyecto Oneohtrix Point Never y guía turístico del canadiense durante After Hours, su cuarto álbum.

After Hours es el lanzamiento comercial (mixtapes aparte) más arriesgado de The Weeknd. Si bien todos sus discos tuvieron puntos interesantes, en mayor o menor medida, la búsqueda esta vez va por un lado futurista, en contraposición al sonido ochentoso de sus predecesores.

Alone Again, primer track, es una canción que sirve como catalizador de lo que vendrá en el resto del disco. Los primeros acordes tienen la huella dactilar de Illangelo, responsable de la solidez de la canción.
Scared to Live es una balada sincera, menos audaz pero más cercana al sonido radial que mejor le sienta al canadiense. Elton John, acreditado en la canción por el coro “I hope you know that, I hope you know that” (ver Your Song, 1970), dio el visto bueno y lo celebró.

After Hours tiene un quiebre en la novena canción, Blinding Lights. A partir de allí, la proposición de The Weeknd parece ser otra: una más pop, menos nocturna y lejos de drogas y autoflagelación. Es la zona de confort de Abel y la que mejor sabe hacer. Allí donde buscaba nuevos horizontes a comienzo del disco, en esta parte cambia la fórmula. Max Martin, histórico productor sueco, corre por un rato a Illangelo y a Lopatin para dar lugar a teclados energéticos.

After Hours es la búsqueda de nuevos resultados, aunque no necesariamente The Weeknd los encuentre durante los 55 minutos de duración de After Hours. Los picos de calidad se dan siempre que el canadiense repite fórmulas pasadas.

 

Continuar Leyendo

Discos

I Am Not a Dog On a Chain, lo nuevo de Morrissey

Publicado

el

Menos de un año tardó Morrissey en lanzar un nuevo álbum. El último había sido California Son (2019), producido por el norteamericano Joe Chicarelli (White Stripes, Spoon, Broken Social Scene), donde hubo una clara intención de dar un giro a los últimos trabajos que venía publicando el astro inglés. El álbum, integrado por covers y reversiones, tiene una selección de canciones muy personal y de un gusto muy fino.
La intención fue tan o más interesante que la ejecución.

La vara de la producción se elevó y encontramos a un artista como Morrissey volviendo, por momentos, a aquellas épocas de solista que tanto añoramos.

La propuesta de I Am Not a Dog On a Chain es similar pero no idéntica. A priori, se presenta no como un retorno hacia la época dorada de Morrissey (la seguidilla Viva Hate, Kill Uncle, Your Arsenal, Vauxhall and I, etc) sino hacia la reinvención de una nueva. Tarea difícil para un artista cuyas noticias más leídas en los últimos tiempos no fueron por su obra en sí, sino por obtusas declaraciones respecto a la inmigración o la culpabilidad de Kevin Spacey, por citar algunas. Por momentos, Moz parecía cerrarse cada vez más en su propia coraza.

De lleno en este nuevo lanzamiento, el track elegido como single fue “Bobby, Don’t You Think They Know?”, una cruza, por momentos interesante y por momentos confusa entre R&B y rock alternativo. Una empática interpelación un pobre Bobby sobre su abuso de drogas.

La encargada de abrir el disco es Jim Jim Falls, donde Morrissey no se muestra tan amable. Por el contrario, “Si te vas a matar, entonces por el amor de Dios, hacelo de una buena vez” es la frase definitiva de esta canción que promete nuevas cosas.

Otros puntos interesantes son I Am Not a Dog on a Chain, la canción que da nombre al disco, y luego Darling, I Hug a Pillow.
La primera es una auténtica explicación de por qué Moz se comporta como se comporta. Sirve a modo de respuesta en primera persona a todas aquellas críticas que buscan abatirlo, aunque él demuestra cómo es capaz de evitarlas.
La segunda es una balada en tiempos de distanciamiento social: el “amor físico” y la incapacidad de ejercerlo. Su efectiva letra recurre a imágenes muy visuales sin ser grandilocuente.

I Am Not a Dog On a Chain es el disco más Morrissey que Morrissey lanzó en el último tiempo. La cuidada producción acompaña al inglés a no caer en lugares comunes y lo logra empujando los límites de lo esperado. La capacidad vocal y performática de Morrissey es siempre espectacular y por eso está fuera de discusión, pero siempre es bueno encontrarlo en proyectos más sólidos y audaces.

 

Continuar Leyendo

Discos

Presentan temas inéditos del “Flaco”

El día que Luis Alberto Spinetta hubiera cumplido 70 años se presentó “Ya No Mires Atrás”, álbum compuesto por siete temas inéditos grabados entre 2008 y 2009.

Publicado

el

El mismo día que se conmemoró en Argentina un nuevo aniversario del nacimiento de Luis Alberto Spinetta, que hubiera cumplido 70 años, por el que se celebra el Día Nacional del Musicx, su familia lanzó un disco con temas inéditos del icónico musical.

Según lo explicitó Sony Music, “Ya No Mires Atrás” esta constituido por siete temas grabados por el Flaco entre 2008 y 2009, que fueron encontrados de forma casual en su ámbito privado a principios de 2012.

“Lo encontré hace casi ocho años, a los pocos días de que él se fue”, relató su hija Catarina Spinetta, en una nota con el diario La Nación, donde contó que la familia decidió hacer la mezcla y masterización para luego compartirlo con los fans.

El álbum incluye tracks como “Veinte ciudades”, “Luces y sombras”, “Nuevo Mundo, Luna Arjo”, “Diadema” , “Agua del Río”, el sencillo que le da el nombre y aparece en el capítulo de “Bios: Vidas que marcaron la tuya”, serie producida por National Geographic que se estrenó en septiembre de 2019, dedicado a Spinetta. “Merecer”, por otro lado, cuenta con la participación de sus hijos Valentino y Dante.

Además el dibujo del arte es obra de Spinetta y el diseño del artista argentino Alejandro Ros. El disco próximamente se editará en versión vinilo.

Escuchalo completo acá:

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS