Seguinos en

Especiales

5 razones para leer a Bioy Casares en el siglo XXI

Publicado

el

La evanescencia que imponen las lecturas fragmentadas de los blogs lleva a la inevitable evaluación respecto a lo transitorio y lo valioso al momento de bajar un .pdf o comprar un libro en cualquier formato. La administración salvaje del tiempo se reparte entre los miles de intereses que proponen las industrias culturales: rock, muestras, teatro. La premisa debe ser el placer pero, por si alguien deambula indeciso con su carrito por el book store, acá van mis cinco razones para dormir al sol con un ejemplar de Bioy.

1. La invención de Morel se escribió en presente:

El náufrago que llega a la isla escapando, tal vez a una condena de tipo político, arriba a un territorio donde una y otra vez se repite una misma escena. La respuesta está en una máquina que garantiza una especie de inmortalidad a cambio de sorber la vida de quienes se exponen a ella. Para muchos una metáfora del cine. Sin embargo, esta existencia eterna para las cámaras de las que nos hicieron presos las redes, la impostura de acoplarnos a una fiesta de la que no formamos parte y la evidencia de que esa historia que narramos se reproducirá ad infinitum para quienes entren en nuestros perfiles aun tras nuestra muerte, da un poco de sustito.

2. Bioy tenía la certeza de que nuestros amigos y nuestros amantes son nuestro pequeño cosmos:

No pasa solo en el mundo cuasi adolescente de Alta Fidelidad donde nuestros pares se nos parecen tanto. Bioy era íntimo amigo de Borges, participaba de la cofradía de Victoria Ocampo, se casó con su hermana Silvina. Tuvo trato de dandy social con lo más cool de la camada artística local y europea del siglo XX. Eran su grupo de pertenencia, su tribu. Con ellos comía, se reía, compartía las inquietudes que implicaba la producción literaria, pasaba temporadas de vacaciones. Mantuvo una relación por correspondencia durante décadas con Elena Garro, sobres que en forma constante enviaba donde sea que ella estuviera. No tan lejos del acechador amoroso que hoy multiplica y difunde tanto experiencias efímeras como profundas por WhatsApp.

3. Sabía que lo que nos mata es la vulgaridad:

Bioy se filtró sin quererlo en nuestro rock nacional. No soy ricotera. No es una negación sino una falta de pertenencia de las más elementales. Sin embargo, me da cierto placer la clonación del axioma: El lujo es vulgaridad. Constituye la simplificación oral de: En todo lujo palpita un íntimo soplo de vulgaridad, premisa que Bioy detentaba, tal es así que la plasmó en su narrativa y la contagió a Borges al punto en que este se refiere a la riqueza como: la forma más incómoda de vulgaridad. Claro, también está el clásico Viejos de mierda, de Todos Tus Muertos que se regodea en el delirio cruel de exterminar ancianos tal cual sucede en Diario de la guerra del cerdo.

4. Practicaba la cinefilia voyeur que, como sabemos, domina el mundo:

Desde Buñuel a Visconti con escala en Scola. El disfrute de Bioy, cuestionado en su momento, no es muy diferente al nuestro. Las jornadas intensivas de Netflix no son una clase de cine de autor. En la mayoría de los casos son pantallazos eclécticos. Reservamos, como acto contemplativo, ciertos films para los ciclos pero lo habitual es que alternemos lo artístico con el goce menos elaborado. Bioy lo hacía sin ninguna necesidad de mea culpa. No se ahorraba el western ni la comedia de Buster Keaton. Las vanguardias tampoco le eran ajenas y tal vez sea el responsable de que Invasión, cuyo guión co escribió con Borges, tuviera un tono tan noir. De ese desprejuicio, por supuesto, también están plagados sus textos.

5. No ignoraba que la música nos indaga:

El mismo Bioy contaba que cada vez que escuchaba música clásica tenía la sensación de que no se podía prescindir de esa ceremonia. Sin embargo, a las pocas palabras, ya confesaba que no lo sostenía en lo cotidiano. Las reuniones sociales de ese momento planteaban la obligatoriedad del tango pero, para él, Gardel era banal y trivial. Para discutir y cuestionar, solía traer al fonógrafo a músicos de corte más intimista como Gillbert Becaud, la estrella pop francesa de entonces y hasta un poco de jazz que permitiera re pensar el fluir de la música popular. Casi la metodología pueril, curiosa y crítica con la que los melómanos de hoy navegamos en el zapping infinito del streaming.

Bien, les dejé las razones prometidas, les queda la misión de rastrear los libros.

Continuar Leyendo
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Especiales

Los Black Cabs son los mejores taxis del mundo

Está chequeado.

Publicado

el

Por

No solo lo decimos nosotros. Hay información oficial que brinda una encuesta mundial impulsada por una empresa de turismo que coloca a los taxis de Londres, también conocidos como Black Cabs, como los mejores del mundo, superando a los de Nueva York y Tokio.

En este ranking los taxis de la capital británica recibieron el 22 % de los votos de los turistas y viajeros de todo el mundo, en el que destacaron sus principales fortalezas: la limpieza, la amplitud de los vehículos que permite que viajen hasta cinco pasajeros, la seguridad, la amabilidad y el conocimiento de los chóferes y, por supuesto, su puntualidad.

Resultado de imagen para taxis londres

El mejor servicio de taxi del mundo no podía estar también entre los baratos. Todos los viajeros coinciden en que moverse por Londres en taxi es muy caro, pero si necesitas por alguna emergencia tendrás una experiencia de gran nivel.

No todos los taxis londinenses son negros. Si bien los autos oscuros son mayoría, no hay ninguna norma que les obligue a hacer uso exclusivo de este color.

En los últimos años, muchos taxistas accedieron a “plotear” de publicidad su vehículo y eso hace que por la ciudad circulen taxis rojos, verdes y rosas, entre otros.

 

Continuar Leyendo

Especiales

Así nació el Lollapalooza

Lollapalooza vuelve a Buenos Aires por sexta vez el 29, 30 y 31 de marzo de 2019. Te contamos cómo fue la evolución del furor internacional que llegó a Argentina para quedarse.

Publicado

el

Por

Lollapalooza se originó en Estados Unidos, como un festival alternativo conformado por bandas de rock, indie y punk rock. Fue creado por Perry Farell, cantante de Janes Addiction, en 1991 y se realizó con frecuencia anual hasta 1997. Luego se interrumpió por cinco años y en el 2003 regresó a las taquillas para quedarse.

Lollapalooza es un concepto que define a los jóvenes norteamericanos de la década del 90, la Generación X. Es sinónimo de toda una camada de adolescentes que se crió con este festival ecléctico donde la diversidad es ley primera. Los diferentes tipos de música, looks, gustos, conviven en un mismo lugar generando un exquisito ensamble e intercambio que lo convierten en un evento único. Asentado en la cultura pop yankee, Lollapalooza es un concepto que fue creciendo año tras año y aparece en varias escenas de películas y series televisivas, como los Simpsons, South Park y Daria, entre muchísimas más. Este festival se transformó en una manera de vivir, donde se hace hincapié en los gustos e intereses culturales.

La primera expansión de Lollapalooza fue hacia el Conosur en 2011. Santiago de Chile fue la ciudad elegida para recibir el evento. Lo siguieron San Pablo, en Brasil en 2012 y Buenos Aires, en Argentina en 2014. Este esparcimiento en el globo permitió la inclusión de toda una nueva generación sudamericana, conocida como Millenials, donde la incursión a un nuevo tipo de evento al aire libre y con una extensa propuesta de artistas fue un hit. Una generación digital influenciada por la cultura norteamericana, pero que continúa fiel a su estilo propio, ya que cada festival mantiene la esencia autóctona de la ciudad donde se realiza.

Resultado de la imagen para history lollapalooza

Las características del festival lo convierten en un evento diferente a las ofertas musicales tradicionales. Un lugar para todos los gustos donde se puede disfrutar de una enorme variedad de estilos musicales junto a un grupo de amigos o en familia, ideal para el público latinoamericano.

Imagen relacionada

En septiembre de 2015 esta ola conquistó el viejo continente, asentándose en Berlín. Más tarde se sumaron Paris y Estocolmo, para darle una mirada europea al festival más grande del mundo. Lollapalooza se convirtió en el evento millenial por excelencia, con sedes en todo el mundo con un núcleo en común, pero manteniendo sus características particulares.

La generación centeniall también tiene su propio espacio dentro del Lollapalooza. Kidzapalooza es el sector para los más chicos de la familia, y va generando desde edad temprana sus adeptos al festival. En la edición argentina, que se realizará los próximos 29, 30 y 31 de marzo en el Hipódromo de San Isidro, los menores de hasta 10 años inclusive ingresan gratis al festival en compañía de un adulto con entrada.

Sin dudas, las generaciones que siguen nacerán con la palabra Lollapalooza instalada en su vocabulario.

 

 

 

 

Continuar Leyendo

Especiales

La historia de las famosas cabinas rojas de Londres

Mucho más que un gran punto para sacarse fotos.

Publicado

el

Por

En llaveros, imanes, prendas de vestir, calcomanías, postales y en muchas otras formas, vemos a las cabinas telefónicas rojas y se debe a que son uno de los iconos culturales más destacados de capital inglesa. Te contamos su historia:

En 1924 el London Metropolitan Boroughs convocó a un concurso para realizar el diseño de una nueva cabina de teléfono y se presentaron distintos arquitectos de la época. El ganador fue un modelo basado en la tumba de otro arquitecto neoclásico diseñado por Sir Giles Gilbert Scott (1880-1960). Con un estilo neoclásico y su detalle rectangular final inspirado en una bóveda fue el ganador del concurso y al que se le debe este emblemático icono cultural.

El modelo se fue actualizando durante años hasta 1980. En el transcurso han aparecido diez modelos distintos con pequeñas diferencias que fueron llamados K, de kiosco, y el número correspondiente a la actualización (K1, K2, K3, etc.). El primero fue blanco y rojo como la oficina de Correos y el techo se remataba como un tejado a 4 aguas.

Sobre el color rojo, la idea original de Scott era que sean plateadas y azuladas pero al estar relacionadas a la compañía de Correos aprovecharon para marcar un color vistoso decidieron realizar ese acertado cambio a colorado.

El modelo más popular fue el sexto, diseñado por Gilbert Scott, realizado para celebrar el 25 Aniversario del reinado de George V.

Actualmente las cabinas telefónicas ya no funcionan como tales, pero se encuentran por todas partes del Reino Unido (y en distintos países del mundo) a modo decorativo. Algunas son usadas como bibliotecas, otras como kiosco, algunas están vacías, en las que se acumula basura y apestan, pero por fuera nadie quiere volverse de Londres sin una foto con ella.

Los diseños más recientes son los más fáciles de ubicar en Londres, se encuentran en toda la ciudad, para ver los más antiguos hay que alejarse un poco del epicentro de la ciudad.

Continuar Leyendo
Ad Banner 300 x 250

LAS MÁS LEIDAS