Seguinos en

Especiales

30 Años de “Full metal Jacket”, de Stanley Kubrick

En octubre de 1987, el gran cineasta del siglo XX se consolidaba con una de las mejores películas que se han hecho sobre la guerra de Vietnam.

Publicado

el

En octubre de 1987, el gran cineasta del siglo XX se consolidaba con una de las mejores películas que se han hecho sobre la guerra de Vietnam.

La singular visión del cine de Stanley Kubrick originó que muchas de sus películas queden en lo más alto de la historia. Esto se debe a que el director neoyorkino instalado en Londres estableció de manera novedosa un nuevo estilo visual. Sus huellas más fuertes las marcó desde lo estético, lo fotográfico y los recursos musicales, herramientas con las que conquistó la pantalla gigante narrando historias delicadas como ésta.

full-metal-jacket-02

Stanley ya había realizado anteriormente películas relacionadas con la guerra, Senderos de Gloria (1957) y su opera prima, Fear and Desire (1953). Siempre se mantuvo informado al respecto y siguió intentando narrar su perspectiva sobre los asuntos bélicos. Esta vez, para Full metal Jacket, consiguió un gran presupuesto de casi 20 millones de dólares (hace 30 años) y tuvo el privilegio de reproducir para locación las ruinas de la ciudad de Hué en Becton, cerca de Londres. En cuanto a la historia decidió dividir la película en tres partes y contar la vida de los soldados que fueron enviados a la guerra, instalando la dualidad del ser humano como tema principal.

La música de esta película, al igual que en todos sus trabajos, se volvió un elemento imprescindible contando con su hija Vivian Kubrick para casi todas las composiciones exceptuando algunas como la canción del Club de Mickey y Surfin Bird, se tomaron todas canciones de esa época y acordes al caso, “nada de alegría ni estupideces”, supo decir el propio Kubrick en la presentación de la película.

full-metal-jacket-01

Full Jacket Metal vino a proponer otra visión sobre la Guerra de Vietnam, mostrando los efectos deshumanizantes de los acontecimientos con una constante distancia entre los personajes y el conflicto. Las tres partes en las que divide la película podrían ser tres historias independientes ya que cada cual tiene una disputa diferente. En la primera parte un grupo de novatos es dominado por un implacable sargento con unos exigentes métodos que no todos podrían soportar; en la segunda parte el elenco de militares se une para hacerle frente a los “Charley” de la ciudad destruida, y en la última sigue una misión en Hué, en la que el escuadrón es amenazado por un francotirador.

“La chaqueta metálica” o “Nacido para matar”, como supieron traducirla, se encuentra al lado de La naranja mecánica y El Resplandor, encabezando las películas más importantes de este artista. Es que no hay dudas que de las tantas películas que se han realizado sobre la guerra de Vietnam, esta sincera y humana obra de Kubrick logró generar incomodidad y se ubicó para siempre entre las insuperables del rubro.

Recordemos una de las escenas inolvidables de esta película que, entre otros tantos reconocimientos, fue nominada al Oscar:

Full Metal Jacket fue su penúltima película, la número doce de su carrera. Kubrick murió a los 70 años en el Reino Unido dejando trece obras de arte destacadas por su precisión técnica.

[post_view]

Continuar Leyendo
Click para comentar

Responder

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Especiales

El cine a través de la música: Hans Zimmer

El productor y compositor de bandas sonoras que innova en la música sinfónica.

Publicado

el

Desde el inicio del cine, las películas tienen la finalidad de entretener a sus espectadores. Detrás de esto, está el esfuerzo de un grupo de personas llenas de ideas que trabajan juntas para lograr su cometido. Del director al guionista, y de los actores a los sonidistas. Estos y muchos más, son igual de importantes para el resultado final. La música, no solo es un arte aparte si no también una parte esencial de una obra cinematográfica. Le da un contexto y una valoración a cualquier escena. Por eso es importante contar con alguien que vea los guiones como partituras, alguien como el alemán Hans Zimmer.

Activo desde los años 80 Hans Zimmer, musicalizo más de 150 películas del mundo de Hollywood. Entre ellas se encuentran clásicos como El último Samurai (2004), Pearl Harbor (2001) y Hannibal (2001), y películas infantiles como Kung Fu Panda (2008) y Rango (2011). Ha sido nominado en 68 ocasiones para diferentes certámenes y categorías, de los cuales ha conseguido 19 premios en total, destacando el Óscar y Globo de oro a la mejor banda sonora por El rey león (1994) y el Globo de oro por Gladiador (2000) y por El caballero de la noche (2009).

Resultado de imagen para hans zimmer

Hans Zimmer es también conocido como el as bajo de la manga del director Christopher Nolan, quien lo usa para prácticamente todas sus producciones. Fue con él, con quien empezó a integrar música electrónica con sus clásicos arreglos orquestales. La combinación Nolan – Zimmer, puede ser la que mejor muestre lo que una banda sonora hace por una película. Sus melodías, les dan a las producciones lo necesario para entenderlas aún más. El mejor ejemplo de esto es el soundtrack para su última película, Dunkirk (2017). Esta se centra principalmente en los sonidos de la guerra y no tanto en el guion, dejando casi totalmente de lado los diálogos entre los personajes. Por ende fue necesario crear un contexto a partir de sonidos y banda sonora. La música de Zimmer crea una imponente atmósfera bélica, caracterizada por la tensión y el suspenso, que se complementa perfectamente con las imágenes de la película de Nolan.

Resultado de imagen para hans zimmer nolan

Si bien es reconocido por su producción de bandas sonoras, la pantalla no es el único lugar en el que transmite su música. Cientos de personas en el mundo asisten a sus conciertos en vivo, en los cuales sus obras más conocidas pueden ser escuchadas. Aunque Zimmer admite no haber estudiado música, es posible verlo tocando el piano o la guitarra, o simplemente dirigiendo estos espectáculos como si lo hubiese hecho. Mostrando así, como su amor por la música lo llevo al éxito por medio del esfuerzo. Luego de su gira “Hans Zimmer Live”, comenzó por Alemania un concierto sinfónico llamado “El mundo de Hans Zimmer” , en la que combina sus piezas más famosas con visuales de sus respectivas películas, para así lograr una experiencia más completa.

Hans Zimmer muestra con cada una de sus canciones que no es un simple productor, si no alguien que puede mantener viva la música sinfónica en la actualidad. Su objetivo, tanto en el cine como en vivo, es llegar a nuevas generaciones a partir de la constante innovación de sonidos clásicos y electrónicos. Siendo uno de los pocos que lo hace de esta forma, promete seguir creando y sorprendiendo como ya demostró que puede hacer.

 

Continuar Leyendo

Especiales

“Sing Street”: influencias del rock en Irlanda

Un grupo de jóvenes que rompen la escena para hacer música y usarla como arma de seducción.

Publicado

el

Esta vez el contenido se lo pedimos prestado a los irlandeses. “Sing Street” es una película ambientada en los 80, dónde no había redes sociales, ni internet. Se trata de un film hecho de música, estilo y seducción, a través de unos chicos de quince años que intentan enamorar a una bella joven.

Los irlandeses tienen una chispa especial, un sentido del humor incómodo que se parece al inglés pero es un poco más “celta”, verde trébol, o rústico. En esta obra ese ardor se puede ver tanto en la casa de Conor, el protagonista, sin calefacción por problemas económicos, sucia, amplia e interesante (lo que lleva a los miembros de la familia a estar siempre abrigados), como en la forma en que el adolescente trata de encarar a la única chica en las inmediaciones del colegio nuevo al que debe cambiarse por falta de recursos.

El encuentro ocurre de frente y sin vergüenza. Conor le pide el número de teléfono y luego la contacta para comentarle acerca de un videoclip en el que ella podría participar como modelo, para su banda. Recién ahí se plantea formar un grupo de rock y comienza a desarrollarse la trama de una película que por momentos delata su faceta cultural ,y por otros genera cariño y hasta ternura por el recorrido que hacen los amigos a través de las diversas influencias musicales que se ven reflejados en los estilos de vestimenta y peinado.

Bandejas de vinilos, guitarras y el sueño de triunfar en Londres, son algunos de los elementos que muestran en detalle cómo (en algunos casos) es el proceso de composición entre amigos. El dato de color es que la banda sonora de la película es original, y los protagonistas antes de ser actores eran músicos, por lo que las canciones son interpretadas por ellos. La música tiene influencias de The Cure, Duran Duran, The Clash, Motorhead, The Jam y otras bandas, y fue premiada en varios festivales desde se estreno en 2017.

Si bien no es una película cómica, vale la pena verla y empaparse de los primos de la buena suerte.

Continuar Leyendo

Especiales

A 50 años de “2001: Odisea del espacio”

Pasaron 50 años del estreno de una de las obras cumbres de Kubrick y del cine en general. La obra de ciencia ficción estrenada en 1968 que parece ser atemporal, marcó un antes y un después en la historia del séptimo arte.

Publicado

el

En 1968, Kubrick produjo para la Metro Golden Mayers la película basándose en El Centinela, del autor Arthur C. Clarke, quien participó además como co-guionista junto al director.

La película comienza con una icónica escena inicial llamada el despertar del hombre, con unos monos en el desierto que descubren un monolito negro. Luego de esta secuencia se produce una enorme elipsis temporal, donde nos cuentan la historia de unos astronautas que se encuentran en el espacio junto con HAL, una máquina inteligente que pierde el control al querer realizar correctamente la misión para la que fueron enviados y sólo él conoce. Luego de asesinar a todos los astronautas menos a David, HAL es desconectado y David, quien ahora conoce la verdadera misión, se dirige a Júpiter a estudiar la señal de un monolito.

La película tiene muchos simbolismos, considerada filosófica y existencialista ha sido amada y odiada por igual a lo largo del tiempo. En internet podemos encontrar infinidad de páginas y vídeos explicando de qué se trata y cuál es su significado.

Destacada por sus efectos especiales, la película fue una referencia para las sucesoras del género y le valió un Oscar en esa categoría. Y es que Kubrick quería que todo se viera perfecto y por eso convocó a 25 técnicos de efectos especiales, además de contar con asesoramiento de expertos en el tema como Carl Sagan, entre otros.

Como broche de oro, además de ser impecable visualmente, la película cuenta con una banda sonora excepcional, entre la que se destaca “Así habló Zaratustra” de Strauss.

La película cuenta con innumerables referencias en la cultura pop, como capítulos de los Simpson y ahora a cinco décadas de su estreno, sigue siendo digna de ver y recomendar. Al estrenarse el film, Kubrick comentó que quería que la película fuera una experiencia subjetiva vivida intensamente. Creemos que lo logró.

Continuar Leyendo

LAS MÁS LEIDAS